Edición Impresa

"En 2015 iré a internas abiertas como candidata a la Presidencia", anticipó Carrió

Chaqueña de nacimiento, abogada de profesión y de matriz política radical. Fundó el ARI y luego la Coalición Cívica. También el Instituto de Formación Cultural y Política “Hannah Arendt”.  

Domingo 29 de Septiembre de 2013

Elisa Carrió asegura que la oposición legislativa no volverá a cometer los errores que frustraron el triunfo en las elecciones de 2009, adelanta que se presentará como candidata presidencial si es que hay internas abiertas en 2015, ofrece detalles sobre su denuncia respecto de un intento desestabilizador que germina en el PJ y hasta se atreve a blanquear que Rosario fue blanco de un plan organizado para que se convierta en el epicentro nacional del narcotráfico.

   Con un triunfo reciente en las primarias a diputado nacional en Capital Federal, Lilita parece haberse reinventado otra vez tras aquella debacle electoral de 2011. Sorprende al afirmar que no vio nunca la imitación a su figura y a la de Pino Solanas que hace furor en el programa de Jorge Lanata. Pero cuando se pone al tanto, y antes de una sonora carcajada, no duda en afirmar: “En el debate que se viene voy a terminar diciendo: «La culpa de todo es de los Kerner»”.

   —¿Cuáles son sus perspectivas para los comicios del 27 de octubre en Capital Federal?

   —Estoy muy bien, yo creo que se lograron los objetivos, que eran que dos tercios de los porteños votaran a diputados y senadores de la oposición. Eso ya está logrado: (Gabriela) Michetti y Pino (Solanas) ya son senadores, y para Diputados aparecerán también los dos tercios.

   —¿No quedará después de las elecciones, otra vez, muy dispersa la oposición? Van a ser revalidados Binner, Macri, De la Sota, Cobos, usted...

   —Hay que dividir los liderazgos nacionales de los parlamentarios. Los nacionales se van a decidir en internas abiertas en 2015, pero en términos parlamentarios habrá una coordinación importante.

   —Lo mismo se decía en 2009 y el Acuerdo Cívico fracasó en el Parlamento.

   —El Acuerdo Cívico del 2009 tuvo como característica que hubo una sola lista. Ir a una interna abierta es la única alternativa real que tiene este país fuera del PJ, porque con el PJ vas a los narcos o a cualquier lado, pero a la República no vas. Eso implica que cada uno juegue su liderazgo a lo largo y ancho del país, de cara a la gente. Esa es la forma de resolver conflictos. En la Coalición Cívica tenemos un criterio mucho más fuerte de imprescriptibilidad de los delitos de corrupción, de no negociar con eso, pero este es el espacio, el de la interna abierta. Y se pueden sumar más espacios del centro, siempre y cuando no jueguen en el PJ. Y por otro lado el PJ va a terminar en una interna. Sería muy racional eso. Se estaría ordenando el país. Y a mí me encanta la interna abierta, porque permite estar juntos sin amontonarse.

   —¿Va a ser candidata presidencial en 2015?

   —Sí, me voy a presentar a presidente en una interna abierta. Es la única posibilidad de llevar gente nueva a las Cámaras. La ventaja que tengo respecto de los partidos tradicionales es que soy solo una afiliada a la Coalición Cívica, no soy presidente, y en ese contexto puedo llevar ciudadanos independientes a la política.

   —¿Cómo está la relación con el socialismo?

   —Eso se lo tiene que preguntar al presidente del partido, yo no manejo las relaciones institucionales.

   —¿No hay posibilidad de un acuerdo nacional con el socialismo?

   —Claro, pero en el marco de las internas abiertas. Está el socialismo, el radicalismo, Proyecto Sur, PSA, todos los que quieran estar. La alianza es no PJ, es amplia.

   —¿Cómo lo observa a Macri en este esquema?

   —Macri quiere jugar en el PJ.

   —El dice que no, que esa instancia fracasó.

   —Sus diputados en muchos lugares son del PJ. En realidad Macri quedó en un “no lugar”. Por un lado se arma el espacio PJ, y Mauricio quedó afuera. Hay mucha gente de él que se irá al PJ, y ojalá haya otras en nuestro espacio. Se verá.

   —Sorprendieron sus dichos, coincidentes con los de la presidenta, en relación a la existencia de un plan desestabilizador.

   —No. Yo ya la denuncié a Cristina ante la OEA por desestabilizar a las instituciones, y después dije que hay movimientos de golpes de palacio desde el interior del PJ, que es la pelea de facciones clásica cuando pelean la sucesión. Cristina es Isabelita.

   —¿Por qué dice que Cristina es Isabelita?

   —Porque está abandonada por el PJ. El PJ está disputando la sucesión en otro lugar, sin su opinión. Como a ninguno le importan las instituciones, se pueden llevar puesta la República. En consecuencia, yo le hablé al poder. Hay algunos empresarios, como De Mendiguren, a quien estos juegos le encantan. Lo que hice es separar a la sociedad, a los industriales, a los comerciantes, de la ruptura de las instituciones que puedan hacer hacia adentro del PJ con ayuda del establishment tradicional. Son grandes grupos representados en De Mendiguren, tercero en la lista de Massa.

   —¿La sorprendió la reaparición de Reutemann apoyando a Massa?

   —No. El Lole aparece y desaparece. Todavía sigue siendo buen mozo, pero le duele mucho la espalda?

   —¿No lo ve con chances de alguna candidatura?

   —No, el Lole no quiere. Ya no quiere más. El se posiciona dos meses y después no quiere jugar ninguna carrera.

   —Dijo usted que hubo un plan armado desde afuera de Santa Fe para que el narcotráfico estallase en Rosario. ¿Cómo fue?

   —Lo del crimen organizado en la zona de Rosario lo vengo marcando desde hace mucho tiempo, porque la ruta del narcotráfico viene con lo que se llama “el acuerdo del norte”. Esto fue celebrado hace cuarenta años, o más, entre gobernadores de Catamarca y Salta con algunas personas que dominaban el conurbano bonaerense. Esto era la garantía para la construcción de una ruta que no tuviera control. Esa ruta es la 34, que no toca ninguna ciudad. Y el lugar de reparto siempre fue Rosario. Acá termina la 34. La “línea Córdoba” es diferente, entra desde Catamarca. El cártel era político, y sólo era de tránsito, salía por los puertos. En la época de Duhalde, en el 2001, ya era de producción, y ahora somos los terceros exportadores y segundos consumidores en proporción.

   —¿Y cómo siguió esto?

   —Se quebró el cártel político porque se desarticuló el PJ. Ahí empezaron los cárteles que venían de lugares desde dónde fueron excluidos. Los de Medellín, según la propia inteligencia colombiana, están todos en Buenos Aires y en Rosario. Argentina se ha convertido en una fiesta de lavado de dinero del narcotráfico y en lugar de exportación, tránsito y territorialización. Y esto es el primer cordón del conurbano (Pilar, Nordelta, Tigre), Puerto Madero y Rosario.

   —¿Y cómo juegan las peleas entre bandas que se ven a diario en Rosario?

   —Eso es descartelización. Siempre detrás de los menores hay mayores. Por eso está muy bien lo que está haciendo el juez provincial (Juan Carlos) Vienna. Pero hace 15 años que vengo diciendo lo mismo, y estas 168 muertes en Rosario pudieron ser evitadas. Hay que cuidar a Rosario, que es una ciudad con buenos modos de vida. Las experiencias en México fueron terribles. Rosario es estratégico para el narcotráfico, porque tiene puertos y termina acá la ruta 34.

M.M.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS