Edición Impresa

En 2015 el municipio triplicará los controles de alcoholemia

Se anunció en la presentación del balance de gestión de la Secretaría de Seguridad. Este año remitieron al corralón 19 mil motocicletas y 9 mil autos.

Miércoles 31 de Diciembre de 2014

Con unos 28 mil vehículos remitidos al corralón municipal por diversas infracciones y 10 mil test de alcoholemia a lo largo del año, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, a cargo de Pablo Seghezzo, trazó un balance "altamente positivo, con el puntapié para un cambio cultural en el cumplimiento de las normas". El funcionario anunció además que en 2015 "se triplicará la cantidad de alcohotest en la vía pública, para que Rosario elimine de manera definitiva la idea del alcohol al volante".

Creada sobre fines de 2013, la Secretaría de Control y Convivencia mostró ayer los números del 2014. Unos 28 mil vehículos fueron remitidos al corralón, de los cuales 19 mil fueron motos (casi cinco veces más que el año pasado) y 9 mil autos (más del doble que el año pasado).

Se hicieron además 10 mil test de alcoholemia, lo que representa el doble de los que se practicaron el año pasado. De esos test, cerca de 1.800 dieron positivos.

Como resultado se registraron 250 internados menos en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) por accidentes en motovehículos y 2 mil accidentes de tránsito menos sin lesionados en el Sistema Integrado de Denuncias de Accidentes de Tránsito (Sideat). Por otro lado, 8 mil infractores graves pasaron por los cursos de capacitación.

Por las disco. En materia de control de boliches, se llevaron adelante más de 7 mil inspecciones a lugares nocturnos; los cuales derivaron en unas 70 clausuras. Esto significa un 70 por ciento más que en años anteriores.

Ya en materia de atención a la comunidad, hubo durante este año unas 2.300 intervenciones en situaciones de emergencia realizadas por la Central de Operaciones de Emergencia Municipal (Coem), y un promedio de 60 mil llamadas respondidas en el 147, teléfono gratuito de atención al ciudadano.

"Estamos muy satisfechos con el balance de este primer año de gestión, dando inicio a un cambio cultural hacia una sociedad más responsable y consciente de las normas. Es el pacto social, y como tal hay que respetarlo. Si una persona por necesidad, comodidad, conveniencia, indolencia decide violar una norma, vulnera el derecho de otros. Debemos aportar nuestro granito de arena para construir una ciudad más respetuosa y segura por convicción; y no por miedo a la multa", argumentó el funcionario.

Lo que viene. Pero no fue sólo un balance de gestión sino un desafío para cumplir objetivos en el 2015.

"Vamos a aumentar los controles y ojalá la remisión al corralón sea cero. En materia de alcohol al volante vamos a triplicar los controles para que Rosario destierre la idea de conducir después de haber bebido. Nos hemos puesto una vara muy alta con 80 tests diarios y estamos convencidos de que tenemos que lograrlo", prometió Seghezzo.

A modo de ejemplo sobre los resultados obtenidos, el funcionario recordó que durante el 24 y 25 de diciembre se bajó a menos de la mitad la cantidad de infractores con exceso de alcohol en sangre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario