Edición Impresa

En 15 días empiezan las multas por exceso de velocidad en las rutas

Los municipios y comunas serán quienes sancionen las infracciones. La recaudación irá a un fondo destinado a capacitación. Los radares móviles se instalarán primero en la autopista a Santa Fe y se prevé que para fin de año habrá 23 aparatos.  

Miércoles 09 de Enero de 2013

Las rutas santafesinas tendrán hacia fin de año el chequeo de velocidad a través de 8 radares móviles, 15 fijos y la presencia en autopistas y rutas de unos 450 policías capacitados para el control de tránsito. La puesta en marcha de los cinemómetros vendrá de la mano de las multas que, dentro de 15 días, serán labradas por los agentes de Seguridad Vial santafesina pero juzgadas y aplicadas por municipios y comunas.

A partir de mañana, comenzará una prueba piloto donde los infractores serán advertidos pero no multados. Los radares controlarán el tránsito fundamentalmente entre el kilómetro cero y el veinte de la autopista a Santa Fe.

Con la firma del convenio de cooperación y asistencia entre el gobierno provincial y la Universidad Nacional de Rosario (UNR) los controles de velocidad máxima serán una realidad en las tres autopistas (Rosario-Santa Fe, Rosario-Córdoba y Rosario-Buenos Aires) y en las rutas santafesinas que corren en todo el territorio santafesino.

"En estos 15 días vamos a llevar una estadística de las infracciones, advirtiéndoles de su falta a los máximos permitidos, pero sin multar a los conductores", explicó el subsecretario de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Mariano Cuvertino.

En esta etapa serán dos los cinemómetros que medirán las velocidades y serán móviles con prioridad para las tres autopistas. Los dos fijos se instalarán en febrero en el comienzo de la autopista a Santa Fe hasta Puerto General San Martín, en ambas manos.

Luego se incrementarán gradualmente a ocho radares móviles y 15 fijos. "Este es el cálculo para el 2013, pero en función de cómo articulemos la labor conjunta y las necesidades con municipios y comunas para el 2014", precisó Cuvertino.

La velocidad máxima en rutas santafesinas para autos es de 110 kilómetros por hora y en autopistas de 130, pero existen zonas urbanas donde descienden los topes. En función del Código de Faltas provincial sancionado en 2010, se estableció para la aplicación de multas una serie de Unidades Físicas (UF) equivalente al precio de un litro de nafta. Sin embargo en la implementación de las multas por radar serán los jueces de faltas de los municipios y comunas quienes tengan las causas en sus manos y en función de la gravedad de las infracciones y su reincidencia, apliquen discrecionalmente los montos.

En este punto, Cuvertino subrayó que "las recaudaciones por cinemómetros no están atadas a la cantidad de infracciones que se registren sino que lo producido va a una cuenta especial que por ley administra la Agencia, y el destino de los fondos es para capacitación en seguridad vial, lo que habla de la transparencia y la legalidad de este proceso".

Así, las infracciones recaerán por jurisdicción en municipios y comunas que tendrán a su cargo la gestión de la misma, con la notificación del Estado provincial por correo al domicilio del propietario del automotor infractor. También en el caso de los radares móviles, donde un funcionario público, en general la policía de seguridad vial, firmará el acta.

Además de las radares fijos y móviles el operativo de intensificación de las velocidades en rutas comenzará con los actuales 190 policías que dependen en la actualidad de la Agencia provincial "hasta llegar a 250 más, es decir culminar el 2013 con 450 agentes que serán policías capacitados en seguridad vial". Es decir, que estarán facultados para el control de documentación y vehicular pero también podrán actuar ante la presencia de otros delitos.

La dependencia santafesina tiene 5 bases operativas desde donde diagramará el esquema de trabajo (Reconquista, Rafaela, Santa Fe, Rosario y Venado Tuerto).

La prioridad de los radares móviles en esta etapa experimental la tendrán las tres autopistas y las rutas 34, 11 y 33, a partir del diagnóstico de siniestralidad y tráfico de rodados hechos por la Agencia. Dichos aparatos ya están certificados por la Secretaría de Comercio Interior de la Nación.

"Para los cinemómetros fijos a incorporarse habrá que esperar a febrero, porque si bien ya tienen el okey de la Secretaría de Comercio Interior santafesina, resta una auditoría del Inti (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) que los precinta y los deja homologados para su funcionamiento", explicó el funcionario.

Según el convenio, la presencia de los radares estará señalizada con cartelería y demarcación vertical tanto con aparatos móviles y los fijos con la advertencia a los conductores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS