Edición Impresa

Empresarios de la región, en alerta por la caída del consumo y el empleo

El ajuste cambiario impactó en el crecimiento.  Referentes de la Federación Gremial ratifican un "decaimiento" en los indicadores. Advierten sobre la inflación.

Lunes 02 de Junio de 2014

La caída de la actividad económica preocupa a los empresarios de la región, que ven en la reducción del consumo y la presión sobre el empleo el "costo a pagar" por las medidas de ajuste cambiario y de precios implementadas por el gobierno nacional.

Edgardo Moschitta, vicepresidente 1º de la Federación Gremial de Comercio e Industria, señaló que "a partir del año pasado comenzó a notarse un decaimiento de la actividad que se acentuó mucho este año".

"Las correcciones que se hicieron para evitar un colapso en el mercado cambiario están conspirando contra el crecimiento de la economía; se aumentaron las tasas y eso afectó el crédito para el consumo, al tiempo que disminuyó la inversión", señaló y advirtió que "la inflación sigue caminando".

El empresario precisó que el parate "ya se está sintiendo en el empleo, más en algunos sectores que otros", debido a que "hay una prudencia generalizada entre los empresarios".

La Federación Gremial de Comercio e Industria organizó el miércoles pasado, en conjunto con la Cámara Argentina de Comercio, la jornada "Claves de la economía: tres miradas sobre la actualidad". Con auditorio lleno, disertaron los economistas Aldo Ferrer y Rogelio Frigerio, y el ministro de Economía de Santa Fe, Angel Sciara. También estuvo presente el gobernador Antonio Bonfatti.

El encuentro forma parte de un cronograma de actividades que se desarrolla en 2014 para celebrar el 95º aniversario de la entidad rosarina y el 90º aniversario de la cámara nacional. El presidente de la CAC, Carlos de la Vega, estuvo presente en el encuentro. Y compartió con Moschitta la preocupación por la reducción de la actividad económica. "Es un año muy particular, el gobierno tomó medidas razonables para frenar la inflacion y se ve que el índice de precios está cayendo", afirmó. Pero advirtió que este remedio "tiene algunas consecuencias no deseadas, como la suba de las tasas de interés y la restricción al crédito para el consumo".

El empresario confirmó que "hay una disminución de las ventas" y comentó que "los economistas están pronosticando que el año 2014 tendrá un leve crecimiento o una pequeña caída". Pero, confío, en que"el 2015 será mejor".

El derrame de la cosecha. De la Vega opinó que el cierre del acuerdo con el Club de París puede acelerar la vuelta al mercado internacional de crédito y movilizar inversión que genere empleo. Mientras tanto, la falta de liquidez frena la actividad económica. Y la cosecha gruesa, que además de generar divisas moviliza en esta época el mercado regional, no termina de derramar.

"Hicimos duranta la última semana una reunión con 40 centros económicos del sur de Santa Fe y el diagnóstico es similar para todos, hay un parate muy grande", señaló Moschitta.

Explicó que la demora de la cosecha, por problemas climáticos, no ayudó a que se hiciera sentir su efecto. Por otro lado, "la incertidumbre cambiaria hace que el productor se proteja, ya que quedarse con pesos en la mano con las expectativas que hay no es fácil".

"El productor tiene que vivir un año con su cosecha, no se la puede gastar ahora, y menos en esta zona, donde la mayoría son pequeños", concluyó.

En cuanto a la política gremial, tanto el líder de la Federación Gremial como el presidente de la CAC, expresaron reclamos urgentes. Uno tiene que ver con "la competencia desleal que denuncian los comerciantes de distintos centros económicos de la provincia, a través de ferias como las Saladitas o de cuentapropistas que ofrecen por Internet los productos comprados en esos lugares", dijo Moschitta.

Menos TV

A poco del inicio del Mundial de Fútbol de Brasil, una encuesta de la consultora especializada en marketing IntegraGO, reveló que cayó la voluntad de compra de televisores por parte de los argentinos. Pasó de un 47% en agosto de 2013, a un 35% en la actualidad. Dentro de aquellos que no comprarán un nuevo televisor para el mundial, el 31,2% dice que el motivo es que “no lo tenía pensado”; el 22,6% por el “aumento de precio”; el 18,2% por “no tener dinero”. El 71% de los que no tienen pensado comprar un televisor, ya cuentan con equipos y que el 41,4% no lo hace por razones económicas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario