Edición Impresa

El virus de la gripe ya circula en Rosario y aconsejan vacunarse

En Santa Fe ya se notificaron dos casos. Piden a los grupos de riesgo que concurran a los centros de vacunación.

Miércoles 02 de Julio de 2014

Con dos casos de gripe notificados en Santa Fe, se da por descontado que el virus de la influenza ya circula también en Rosario. "Hasta ahora no ha sido aislado en la ciudad, pero nuestra hipótesis es que ya llegó", dijo la directora del Area de Información en Salud del municipio, Analía Chumpitaz. Los cuadros reportados en la provincia —verificados por laboratorio— corresponden a los tipos A y B del virus gripal, para los que la vacuna trivalente disponible este año ofrece protección.

Quienes integran los grupos de riesgo "ya deberían estar vacunados", advirtió la epidemióloga, pero de inmediato recordó que "si no, aún están a tiempo", con dosis disponibles en más de cien centros de salud de la ciudad. Mientras tanto, las consultas en hospitales y servicios de emergencia se ubican un 20 por ciento por arriba de otras épocas del año, pero aún permanecen lejos del pico invernal.

Este año la vacunación contra la gripe no alcanzó los niveles recomendables en la provincia. Según los últimos datos de la Dirección de Promoción y Protección de la Salud, hasta el momento se aplicaron en Santa Fe algo más de 180 mil dosis.

De ese total, recordó Chumpitaz, el grupo más protegido fue el de los mayores de 65 años, que alcanzó el 70 por ciento de cobertura. En cambio, las embarazadas no llegaron al 40 y entre el propio personal sanitario la vacunación apenas cubrió al 60 por ciento, "cuando debería haber alcanzado a la totalidad", no sólo por "conciencia", sino porque las dosis se aplican en los mismos efectores donde trabajan.

La vacuna 2014 es trivalente y protege contra los virus de influenza A, en sus cepas H1N1 y H3N2, y B. Por eso ahora que ya está confirmado por laboratorio que la gripe (A y B) está "circulando", las autoridades sanitarias volvieron a la carga con el consejo de "vacunarse ya" a quienes todavía no lo hicieron.

"Es que aún están a tiempo", afirmó la responsable de Epidemiología municipal, para aclarar que "hay dosis disponibles en todos los más de cien efectores abiertos en la ciudad con horarios amplísimos".

Y como ya enseñó la gripe A durante el 2009, los consejos vuelven a ser simples: "lavarse mucho las manos" y, ante la aparición de síntomas (fiebre, dolores musculares y articulares), "faltar a la escuela o el trabajo" y, eventualmente, consultar por la necesidad de recibir tratamiento.

De todos modos, hasta ahora las consultas por enfermedades invernales muestran un leve repunte, pero están lejos de haber llego a un "pico estacional".

Tranquilo. Según detalló el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, las consultas por afecciones respiratorias y las internaciones breves por esa misma razón "aún no muestran un aumento significativo" en relación a otros inviernos.

De hecho, recordó Chumpitaz, por estos días los cuadros más frecuentes "son causados por el virus sincicial respiratorio, que entre los más chiquitos produce bronquiolitis". Claro que ahora, tras la confirmación de que ya circula la gripe, se debe empezar a pensar en diagnóstico de influenza, advirtió.

Desde los servicios de emergencia también sostuvieron que no se llegó a un pico estacional de demanda, ya que hoy se registra apenas "entre un 20 y un 30 por ciento" de incremento en las consultas (el porcentaje más alto entre las pediátricas), cuando durante otras temporadas se llegan a duplicar.

"Parece que este año todavía no se despertó el invierno", sostuvo ayer el director médico de Urgencias 4351111, Carlos Didier, y para graficar la disponibilidad de atención aseguró que "el 90 por ciento de las consultas se pueden responder antes de las dos horas".

Igual, estimó Didier, tarde o temprano el pico de demanda llegará. Y como viene sucediendo desde hace unos años, es probable que la mayor cantidad de consultas se extienda a septiembre u octubre.

En alerta

La muerte de cinco bebés, sólo en un mes, que sufrieron cuadros respiratorios y gastrointestinales (más otros cinco que cursaron los mismos síntomas pero sobrevivieron) en el norte del Gran Buenos Aires puso en alerta a las autoridades sanitarias locales. Hasta ahora se desconoce el agente patógeno que causa la enfermedad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS