Edición Impresa

El Vía Crucis actuado atrae a cada vez más gente en el Monumento

Se realizó ayer en el Patio Cívico, con 200 jóvenes en escena. Estuvo presidido por el arzobispo José Luis Mollaghan

Sábado 19 de Abril de 2014

Unos doscientos jóvenes del Movimiento Evangelio de Caná (MEC) y de la Pastoral Universitaria Rosario (PUR) personificaron ayer la Pasión de Jesús en el Monumento a la Bandera. La emoción embargó al público al final cuando se encendieron las velas y se entregó un rosario a cada uno de los presentes. El acto fue presidido por el arzobispo de la ciudad, José Luis Mollaghan.

El Patio Cívico del Monumento se transformó en una postal de la Jerusalén del siglo I. Las antorchas iluminaban la escena y los actores estaban perfectamente ataviados con las largas túnicas y capas, para representar al pueblo, y con los trajes militares, quienes hacían las veces de soldados romanos.

Completamente metidos en la escena, los doscientos jóvenes lograron dar vida a los últimos momentos de Jesús en la Tierra. Representaron las 14 estaciones de la vía dolorosa que se inicia con la oración en el Huerto de los Olivos, pasando por los juicios civiles y religiosos a los que se sometió a Jesucristo y luego la condena de Poncio Pilatos, por entonces la autoridad gobernante. Luego se revivieron los pasos del Salvador hasta llegar al Calvario donde fue crucificado, tal como se acostumbraba con los delincuentes en el Imperio Romano.

"Los que actuamos somos todos jóvenes caraduras que nos ponemos a hacer esto", comentó Juan Ignacio Casares del MEC. Los chicos no sólo representaron las escenas, sino que se podría decir que también rezaron, porque se los vio completamente compenetrados con lo que sucedía en las distintas escenas.

La representación reúne cada vez más gente. Muchos son turistas que se ven atraídos por el espectáculo y otros "son personas del centro que no pueden llegar hasta el barrio Rucci, donde se realiza el Vía Crucis que dirige el padre Ignacio Peries, pero quiere unirse a esta oración", explicó Casares.

El acontecimiento comenzó pasadas las 20.30. La multitud recordó la muerte de Jesús, hecho que se conmemora especialmente el Viernes Santo.

El acto culminó con la entrega de velas, con las que el público se unió en oración. "Queríamos que fuera más participativo", explicó el joven del MEC y por esto también se entregaron rosarios.

Al final, Mollaghan agradeció a los presentes

El Movimiento Evangelio de Caná y la Pastoral Universitaria de Rosario son los encargados de realizar todos los años esta personificación del Viernes Santo en el Monumento a la Bandera y del Domingo de Ramos frente a la catedral.

El MEC es un movimiento de carácter religioso y espiritual, que se propone dar a la Iglesia personas resueltas a vivir con valentía un cristianismo auténtico.

En tanto, la PUR reúne a jóvenes universitarios de las distintas facultades de Rosario, tanto públicas como privadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS