Edición Impresa

El vértigo de Duendes terminó en goleada

El 87-10 final refleja cabalmente las diferencias existentes entre uno y otro. Diferencias físicas, técnicas y hasta de concepto, separaron a rosarinos de paranaenses.

Domingo 07 de Abril de 2013

Duendes arrancó la defensa del título del Regional del Litoral con una soberana goleada. Durante los 80’ el tricampeón del Litoral mostró la chapa de un equipo serio y dio una verdadera lección de rugby al recién ascendido Paraná Rowing, que nada pudo hacer para frenar el aluvión verdinegro. El 87-10 final refleja cabalmente las diferencias existentes entre uno y otro. Diferencias físicas, técnicas y hasta de concepto, separaron a rosarinos de paranaenses. Tan desparejo fue que apenas pasado el primer cuarto de hora el verdinegro ya había sacado el punto bonus y preparaba la goleada. Nunca corrió peligro y el único try en contra, el del honor para los entrerrianos, lo recibió promediando el complemento, cuando el marcador revelaba una diferencia inalcanzable de 70 puntos. La perla negra de la tarde fue la lesión en la rodilla de Nicolás Galatro, quien debió salir del campo de juego tras recibir, sin pelota, un innecesario golpe en la rodilla.

   Desde el arranque Duendes fue fiel a su estilo de juego. Le dio dinámica a las acciones y atacó desde todos los sectores de la cancha, haciendo que los chicos de Paraná Rowing desdoblen sus esfuerzos para detenerlos, algo que pudieron hacer mientras tuvieron aire y el fantasma no aceleraba a fondo. Cuando eso ocurrió, Duendes empezó a sumar. Los desbordes por los extremos fueron el pasaporte a la victoria, ya que allí Duendes empezó a definir el pleito. Rapuzzi, autor de cuatro tries, y Basaldella, con dos conquistas, estuvieron intratables. Mostraron velocidad y contundencia, dos de los atributos que se le pide a un wing.

   Los hermanos Escalante le dieron el ritmo justo a un equipo muy compensado que ayer ni sintió las ausencias de algunos de sus presuntos titulares. Si bien el rendimiento del equipo fue muy parejo, la tarea de Lucio Leneschmit, un juvenil segunda línea procedente de Paraná, es para destacar. En su debut con la camiseta de Duendes en el torneo Regional del Litoral, fue el dueño y señor de las pelotas aéreas (no perdió ninguna) y se lo vio cómodo en el juego suelto.

   La muy buena producción verdinegra contrastó con la del conjunto visitante. Las limitaciones quedaron totalmente desnudas tras una jugada en la que no supieron resolver una situación de ataque en la que cuatro hombres perdieron con un defensor. Después de eso, la goleada se puede entender un poco mejor y no va en detrimento de lo que hizo el multicampeón, que nunca bajó la intensidad y jugó como si se tratara de un partido decisivo. Lo cierto es que, con una goleada, Duendes avisó que no está dispuesto a que le saquen la corona.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS