Edición Impresa

El tribunal que juzga a Campagnoli pasó a cuarto intermedio hasta el 17 de julio

Deben reemplazar a una integrante del cuerpo que renunció por estrés. "Estamos empantanados", admitió uno de los jueces.  

Martes 08 de Julio de 2014

El tribunal de enjuiciamiento convocado para analizar la conducta del suspendido fiscal José María Campagnoli se reunió ayer durante varias horas sin alcanzar un acuerdo en torno a su nueva composición, por lo que suspendió las deliberaciones hasta el próximo jueves 17, para adoptar una resolución al respecto.

La definición en torno a la integración del jurado aparece como una condición necesaria para decidir si inicia un nuevo juicio o el proceso continúa tras la incorporación de un nuevo miembro.

"Estamos muy empantanados", graficó uno de los integrantes del jury durante un alto en las deliberaciones, en las que se analizó la impugnación que formuló el fiscal rosarino Adolfo Villate contra Leonardo Miño, uno de los candidatos a reemplazar a la representante de la Defensoría General de la Nación, María Cristina Martínez Córdoba, que renunció por problemas de salud.

La dimisión de Martínez Córdoba, alegando un pico de estrés, provocó un cisma en el desarrollo de juicio, cuando comenzaba la etapa de los alegatos fiscales contra Campagnoli.

La semana pasada, la Defensoría designó como nuevo integrante del Tribunal a Nicolás Toselli, tras la dimisión de Martínez Córdoba, por lo que el estancamiento giró en torno a la designación de uno u otro.

Una hora después de la fijada por el Tribunal, al mediodía, sus miembros comenzaron a analizar la nueva constitución y en principio habían acordado fijar "tres días hábiles" para analizar si se incorpora a Miño, plazo que vencería en las primeras horas del viernes, debido al feriado de mañana.

Sin embargo, a última hora, se acordó postergar esa decisión para el próximo jueves 17 del corriente mes.

Durante las deliberaciones, a puertas cerradas, en el primer piso del edificio de la Procuración General de la Nación en Buenos Aires, se especuló que en caso de ser admitido Miño podrá intervenir en el juicio ya iniciado, para lo cual ser le exhibirían, sin obstáculos procesales, los videos de las audiencias anteriores.

En caso de ser rechazada la candidatura de Miño, se avanzará "con la de Toselli", quien asumiría como "titular".

De ese modo, quedaría descartada la posibilidad de que el juicio se caiga tal como sostiene el abogado defensor de Campagnoli, el ex camarista federal y diputado nacional del radicalismo Ricardo Gil Lavedra.

El vocero consultado advirtió que Gil Lavedra se equivoca en torno a los plazos para la reanudación de las audiencias en el juicio, ya que, según explicó, el período de diez días para el dictado de sentencia corre recién cuando finalizan los alegatos, por lo que el Tribunal de Enjuiciamiento, cuenta con tres meses para decidir si inicia un nuevo juicio o prosigue con el ya iniciado.

También para resolver si se restituye a Campagnoli al frente de la Fiscalía 10 de Saavedra, deberá aguardarse la conformación del tribunal.

El miembro del tribunal José Octavio Gauna, representante de la Corte Suprema, negó que se hubiera resuelto la restitución de Campagnoli en el cargo, tal como lo había solicitado la defensa, en tanto una decena de simpatizantes volvieron a concentrarse frente a la Procuración.

Acusado por lavado se negó a declarar

El empresario Roberto Erusalimsky se negó ayer a prestar declaración indagatoria y recusó al juez federal Sebastián Casanello, en el marco de la causa en la que se lo acusa de participar de actividades de lavado de dinero junto con Leonardo Fariña.

Luego de que el empresario intentara evitar mediante una serie de planteos la indagatoria, finalmente se negó a declarar ante el magistrado y presentó un descargo por escrito.

A Erusalimsky se lo acusa de haber participado de la puesta en circulación de bienes de origen ilícito por parte de Fariña, y además está relacionado con la compra “en comisión” que éste hizo de cinco campos en la provincia de Mendoza por 5 millones de dólares.

Según la imputación de Casanello, ese campo fue transferido al empresario mediante la firma de un boleto de compra venta ante escribano público, en la cual se pagó 1,8 millón de dólares. A cambio, Fariña fue designado director suplente de la firma Welmare Tradin, sociedad radicada en Uruguay, ligada a Erusalimsky.

La semana pasada el empresario pidió al juez que decline su competencia y le pase todo a su par de La Plata, Manuel Blanco. Es que Erusalimsky en esa causa en La Plata, y en la cual Fariña está detenido por evasión millonaria de impuestos, cuenta con falta de mérito, con lo cual se vería beneficiado de quedar radicada allí este expediente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS