Edición Impresa

El tesorero de Central dijo que "la intención es satisfacer ciento por ciento a Russo"

Central está ante un nuevo punto de inflexión en su vida. Atrás quedó la obtención del ascenso, que se hizo rogar durante tres largos años, y ahora lo que se viene es lo más importante.

Domingo 23 de Junio de 2013

Central está ante un nuevo punto de inflexión en su vida. Atrás quedó la obtención del ascenso, que se hizo rogar durante tres largos años, y ahora lo que se viene es lo más importante. Ese futuro inmediato encuentra entre sus principales coordenadas el armado del equipo que deberá realizar una buena campaña para no tropezar otra vez con la misma piedra. "Nuestra intención es satisfacer un ciento por ciento lo que pida Russo". La frase pertenece al tesorero Eduardo Macías, una voz autorizada para dar cuenta de la situación en la que se encuentra el club y del esfuerzo que deberá realizar para traer los nombres solicitados por el entrenador. El encargado de las finanzas canallas habló de cómo está hoy Central económica y financieramente. Y diferenció con claridad ambos puntos. Con relación a lo primero mencionó que "se está en la búsqueda del equilibrio y creo que con el ascenso lo vamos a lograr". En lo que tiene que ver con lo segundo, la respuesta fue más pesimista. "La situación sigue siendo compleja", dijo.

"Económicamente Central está buscando su equilibrio y pienso que con el ascenso en materia futbolística lo logrará. Financieramente la cosa es diferente porque heredamos una deuda de 86 millones de pesos y sólo 468 pesos de caja y tuvimos recursos muy comprometidos y escasos precisamente por tener el equipo en la B Nacional. Desde lo estrictamente financiero lo que nosotros pudimos hacer es mantener al club. Tampoco vendemos humo y decimos que achicamos la deuda porque es mentira. Sí hicimos erogaciones que sirvieron para capitalizarlo, por ejemplo con el predio de Arroyo Seco, donde nos queda una sola cuota y ya pasa a ser parte de nuestro patrimonio. Económicamente el club se equilibrará, pero en lo financiero la situación sigue siendo compleja".

Todos estos temas son sumamente atendibles y que los dirigentes deben manejar con cautela de cara al futuro. Más allá de eso, los hinchas pocas veces reparan en este tipo de cosa. Hoy la gente ansía la llegada de refuerzos y la conformación de un equipo que pueda dar pelea en la parte alta de la tabla.

"El armado del equipo lo pusimos en manos de Russo. Tenemos todos los nombres de los jugadores que quiere mantener y de nuestra parte vamos a hacer todos los esfuerzos para que sea de esa forma, pero lo más importante es reforzar el plantel. Central no puede comprar el pase de ningún jugador, pero esto que nos pasa sólo a nosotros, les pasa a todos los clubes. Lo que sí nosotros podemos hacer es ofrecer un muy buen contrato y que el jugador que venga juegue por un buen sueldo y por unos buenos objetivos. Hasta ese punto podemos extendernos. Si después se hace imprescindible la compra de un jugador habrá que recurrir a aportes ajenos a Central.

—¿A esos aportes ajenos sólo recurrirán si es para comprar el pase de algún futbolista?

—Si eventualmente es necesario se hará para comprar el pase o por el préstamo de un jugador siempre y cuando estén fuera del alcance del club. Si eso sucede querrá decir que estamos hablando de algún futbolista de jerarquía. Después, lo que es sueldo y primas se hará cargo Central.

—¿Cuánto aliviará el presupuesto de Fútbol para Todos?

—En la B Nacional Central recibía 4,5 millones de pesos anuales y ahora se pasa a 24 millones, pero de esos 24 una parte lo retiene la AFA por un decreto (el 1212), por lo que estaríamos recibiendo 18,5 millones aproximadamente. Eso nos permitirá hacer frente al armado de un plantel competitivo y nos quedaría todo lo que sea venta de plateas, marketing y venta de jugadores para tratar de sanear las finanzas del club.

—¿Qué porcentaje de esos 18,5 millones serán destinados al armado del nuevo equipo?

—Hay que aclarar que esa plata no se recibe en efectivo, sino que se va acreditando mensualmente, y a veces con una demora de 60 días. Ahí sabemos que para el armado del plantel vamos a tener una ingeniería económica previa. Mucho dependerá también de quiénes sean los refuerzos y sus situaciones correspondientes.

—¿Por los valores que se están manejando creen que están en condiciones de satisfacer lo que quiere el técnico?

—Nuestra intención es satisfacer un ciento por ciento lo que solicite Russo. Por supuesto dentro de lo que es razonable, pero en ese sentido estamos tranquilos porque Miguel conoce mejor que nadie la situación de Central.

—Russo dijo que será muy difícil traer refuerzos del mercado extranjero.

—Totalmente, salvo que ocurra en el contexto de la región. Sólo un hecho anormal puede posibilitar que con nuestra moneda podamos llegar a algún refuerzo del exterior. Hoy es imposible para Central y para cualquiera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS