Edición Impresa

El Tata Martino consiguió su sexta victoria consecutiva con Barcelona y va por su primer récord

Gerardo Martino igualó ayer el récord de reconocidos técnicos barcelonistas como Johan Cruyff (1990/91), Luis Van Gaal (1997/98), Pep Guardiola (2009/10) y Tito Vilanova (2012-13), al hilvanar su sexto triunfo consecutivo en el Liga...

Miércoles 25 de Septiembre de 2013

Gerardo Martino igualó ayer el récord de reconocidos técnicos barcelonistas como Johan Cruyff (1990/91), Luis Van Gaal (1997/98), Pep Guardiola (2009/10) y Tito Vilanova (2012-13), al hilvanar su sexto triunfo consecutivo en el Liga, en la cómoda victoria 4-1 de Barcelona sobre Real Sociedad. El ex entrenador de Newell's, quien asumió en julio de este año como técnico del equipo catalán, podría quedar en la historia blaugrana el sábado en caso de vencer a Almería.

Barcelona derrotó en forma consecutiva a Levante (7-0), Málaga (1-0), Valencia (3-2), Sevilla (3-2), Rayo Vallecano (4-0) y Real Sociedad (4-1), a pesar de algunos cuestionamientos de la prensa e hinchas por la nueva identidad de juego.

El brasileño Neymar abrió el marcador a los 4 minutos y, cuatro minutos después asistió a Messi, quien marcó de cabeza. El rosarino también firmó la asistencia del cuarto y último, que anotó Bartra en el minuto 76.

Por su parte, Sergio Busquets marcó el tercero con un zurdazo desde afuera del área en el minuto 23 luego de dos tiros de Messi, uno despejado por el arquero y otro que pegó en el travesaño.

En tanto, Alberto De la Bella descontó para los vascos en el minuto 64, en una de las pocas y efectivas llegadas de los vascos al área azulgrana.

La mala noticia del encuentro la dejó la lesión del rosarino Javier Mascherano, zaguero titular de la defensa azulgrana, quien tuvo que ser sustituido, tras recibir un golpe en la rodilla en un choque con su compañero Sergio Busquets.

Por su parte, Lionel Messi, quien brilló en el encuentro, firmó su séptimo gol en la Liga, mientras Neymar festejó el primero.

La pareja argentino-brasileña se mostró compenetrada en un partido marcado por la supremacía del Barcelona de Martino, que por primera vez desde la llegada del Tata al Camp Nou logró que la exigente hinchada azulgrana se pusiera de pie para aplaudir a sus jugadores.

Messi y Neymar se retiraron del terreno de juego antes del final del duelo por decisión del técnico y ovacionados por el público.

Sobre el césped del colmado estadio azulgrana, Barcelona no sólo obtuvo una rotunda victoria, sino que desplegó el admirado juego de toque vistoso y vertiginoso que convirtió al equipo catalán en uno de los mejores de la historia.

La victoria, ante un rival débil que regaló demasiadas oportunidades, le sirvió al entrenador para acallar las críticas de quienes sostienen que está imponiendo un juego más vertical que aleja al conjunto culé de sus principios rectores.

Con Xavi, Iniesta y Busquets en el medio, Barcelona recuperó el control y generó numerosas oportunidades para marcar goles.

El encuentro quedó sentenciado en el primer tiempo y Real Sociedad pudo irse al descanso con una derrota mucho más abultada.

Atlético de Madrid comparte el liderazgo al vencer a Osasuna, que tuvo a Emiliano Armenteros como titular, por 2 a 1.

El brasileño Diego Costa marcó los dos tantos del equipo que conduce Diego Simeone, mientras que Oriol Riera logró el descuento.

Con tantos del bonaerense Fernando Tissone y Francisco Portillo, Málaga le ganó a Almería, donde fueron titulares Sebastián Dubarbier y Hernán Pellerano por 2 a 0.

En el ganador fueron titulares también, Wilfredo Caballero y Marcos Angeleri.

Levante (Babá) y Valladolid (Javi Guerra) igualaron en un tanto.

La jornada continuará esta tarde con los encuentros entre Granada-Valencia; Sevilla-Rayo Vallecano y Elche-Real Madrid.

Messi pasó de la ternura a la crítica con la prensa

“En ningún momento hice algún gesto cuando Martino me saca. A nadie le gusta salir, pero debemos aceptarlo porque es lo mejor para el equipo”, describió Messi en su cuenta oficial tras el partido en el Camp Nou, al que ingresó junto a su hijo Thiago, con el que posó junto a Neymar y su hijo Davi Lucca. El capitán del seleccionado argentino, quien ayer marcó un gol en la sexta victoria consecutiva de Barcelona, apuntó que no aceptará que “ciertos medios salgan a decir mentiras sobre cualquier situación que sucede conmigo”, aludiendo a la prensa española.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario