Edición Impresa

El superávit comercial ya llegó a u$s 8.350 millones

El intercambio comercial durante julio dejó un superávit de 1.014 millones de dólares, un 54 por ciento más que los 657 millones de igual mes del 2011, informó ayer el Instituto Nacional de...

Jueves 23 de Agosto de 2012

El intercambio comercial durante julio dejó un superávit de 1.014 millones de dólares, un 54 por ciento más que los 657 millones de igual mes del 2011, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Las exportaciones crecieron en términos interanuales un 1 por ciento, para quedar en 7.382 millones de dólares, al tiempo que las importaciones sumaron 6.368 millones, un 4 por ciento por debajo de la marca anterior. Con esta cifras, el intercambio comercial entre enero y julio presentó una ganancia de 8.350 millones de dólares, un 29 por ciento por sobre los 6.462 millones de los primeros siete meses del 2011.

El mayor valor de lo exportado se debió a un aumento en el volumen y en los precios de los productos. La baja en las importaciones también fue por precios y cantidades. Sólo la compra de bienes de consumo presentó en julio una suba del 1 por ciento interanual por la mayor cantidad adquirida.

En julio se destacó el alza del 14 por ciento en la venta de productos primarios, merced al fuerte aumento en la cantidades vendidas (16 por ciento), a pesar de una caída del 2 por ciento en de los precios. Le siguieron las ventas de manufacturas agropecuarias, que subieron 4 por ciento por un alza del 7 por ciento en los precios con un retroceso de 3 por ciento en las cantidades.

En el año, la agroindustria concentró el 34 por ciento de los 47.029 millones de dólares vendidos al exterior. Le siguieron las Manufacturas de Origen Industrial (MOI), con el 32 por ciento, y los productos primarios, con el 26 por ciento. Con el 30 por ciento de participación, los bienes intermedios lideraron las importaciones de 38.679 millones de dólares acumuladas en siete meses. Después se ubicaron las piezas y bienes de capital (20 por ciento), mientras que con el 16 por ciento cada una se anotaron combustibles y lubricantes, y bienes de capital. Entre enero y julio, las exportaciones bajaron 1 por ciento y las importaciones bajaron 5 por ciento.

En lo que va del año, el Mercosur resultó el principal destino de las exportaciones, con el 23 por ciento; seguido por la región Asia-Pacífico, con el 17 por ciento; la Unión Europea 15, y el Nafta con el 9 por ciento. También el Mercosur resultó el principal proveedor de Argentina (28 por ciento), Asia Pacífico (21 por ciento), la UE (19 por ciento) y Nafta (16 por ciento).

El martes, el gobierno presentó una denuncia contra Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por impedir el ingreso de carnes y cítricos.

A través de un comunicado, la Cancillería argentina aseguró que el gobierno "redoblará las acciones en defensa de sus productores y como forma de denunciar el doble estándar de los países más poderosos en la OMC, que exigen a los países en desarrollo reglas que no cumplen".

A su vez, Estados Unidos y Japón denunciaron a la Argentina por las restricciones a las importaciones. El embajador argentino en EEUU, Jorge Argüello, puso en perspectiva el cruce de acusaciones al asegurar que en el mundo hay "una guerra comercial de todos contra todos" producto de la crisis internacional.

Los exhaustivos controles en las importaciones implementados por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, constituyeron uno de los motivos fundamentales para elevar el nivel de superávit.

El mayor descenso en valores absolutos se observó en las importaciones de piezas y accesorios para bienes de capital, resultante de menores adquisiciones de partes destinadas a motores, generadores, grupos electrógenos, convertidores rotativos y cajas de cambio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario