Edición Impresa

El superávit comercial del año pasado fue el más bajo desde 2001

El saldo positivo fue de sólo el 16,5 por ciento por 6.686 millones de dólares en 2014. Las exportaciones bajaron 12 por ciento y las importaciones 11 por ciento.

Viernes 23 de Enero de 2015

El superávit comercial fue de sólo 6.686 millones de dólares en el 2014, el más bajo desde el 2001, y cayó 16,5 por ciento interanual, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Las exportaciones llegaron a 71.935 millones de dólares y cayeron 12 por ciento en forma interanual, mientras que las importaciones, con 65.249 millones, registraron una baja de 11 por ciento si se efectúa la misma comparación.

Brasil fue el mayor comprador de productos argentinos, seguido de China, Estados Unidos, Chile y Venezuela. El principal socio del Mercosur también fue el país que más le vendió a la Argentina, seguido de China, Estados Unidos, Alemania y Bolivia.

Al igual que en años anteriores, el gobierno influyó en el resultado del saldo comercial dado que administró el ingreso de importaciones a través de las denominadas DJAI, herramienta que le sirvió para frenar ingreso de mercadería y evitar la salida de dólares.

Entidades de importadores calculan que existen al menos importaciones por 5 mil millones de dólares que no han sido autorizadas, monto que sin dudas modificaría el resultado del comercio exterior del año pasado.

El volumen comerciado se redujo a 137.184 millones de dólares contra 155.316 millones de 2013.

En el último mes del año las exportaciones sumaron 4.573 millones de dólares, lo cual significó una caída interanual del 13 por ciento.

Las importaciones de diciembre último alcanzaron los 4.499 millones de dólares, con una baja interanual que llegó también al 13 por ciento.

Las manufacturas de origen agropecuario representaron el 39 por ciento de las exportaciones anuales del 2014, seguidas por las manufacturas de origen industrial, con un participación del 34 por ciento del total.

Registraron una menor incidencia en las ventas al exterior los productos primarios con una participación del 21 por ciento y combustibles y energía con un 6 por ciento del total de ventas al exterior.

En números absolutos, las exportacones de productos primarios bajaron 20 por ciento (14.977 millones de dólares), las de combustibles y energía 18 por ciento (4.660 millones), mientras que las manufacturas de origen industrial se redujeron 15 por ciento (24.145 millones) y las de origen agropecuario 3 por ciento (28.153 millones).

Entre los principales productos exportados figuraron automóviles, harinas, aceites y pellets de soja, piedras y metales preciosos, petróleo crudo maíz y productos plásticos.

Importaciones. En importaciones, la compra de bienes intermedios representaron el 29 por ciento del total adquirido durante todo el año pasado, seguido por piezas y accesorios para bienes de capital y bienes de capital, con un 19 por ciento de participación cada una.

Las importaciones de combustibles representaron el 17 por ciento, las de bienes de consumo el 10 por ciento y la de vehículos automotores de pasajeros el 6 por ciento del total de compras argentinas en el exterior.

Respecto de las importaciones, las compras de vehículos automotores cayó 49 por ciento (3.580 millones de dólares) y las piezas y accesorios para bienes de capital 22 por ciento (12.461 millones). Por su parte, las adquisiciones de bienes de consumo retrocedieron 10 por ciento (6.680 millones), al tiempo que las de energía (10.903 millones) y bienes intermedios (18.754 millones) bajaron 4 por ciento.

En cambio, las importaciones de bienes de capital mostraron un avance de 4 por ciento (12.622 millones).

En lo que respecta a las regiones de comercialización, el Mercosur concentró el 33 por ciento de las exportaciones, mientras que desde ese bloque llegó el 24 por ciento de las importaciones.

Más de una década. El superávit comercial de 2014 alcanzó el nivel más bajo desde 2001. Según la serie histórica del Indec, ese año, el último de vigencia de la convertibilidad, el saldo favorable del comercio exterior fue de 6.223 millones de dólares, levemente inferior a los 6.686 millones del año pasado.

La devaluación de 2002 marcó un cambio significativo en la balanza comercial, no tanto por un aumento en las exportaciones (por el contrario, bajaron casi mil millones) como por un descenso en las importaciones por la reducción del consumo interno (cayeron 11.300 millones de dólares).

Pymes piden economía “menos concentrada”

El presidente de CEEN atribuyó a la concentración económica la caída en el comercio exterior presidente de la Central de Entidades Empresarias Nacionales (Ceen), Francisco Dos Reis, señaló ayer que una de las “grandes causas de la merma en el nivel de intercambio comercial del país que se registró en 2014 fue la inefectividad de esfuerzos para desconcentrar la economía e incrementar la participación de las pymes en las exportaciones”.
  El líder de la CEEN se refirió de este modo al conocerse el informe de comercio exterior publicado ayer por el Indec.
  “En el principal rubro exportador del país, el agrícola, unas diez empresas controlan aproximadamente el 75% de las ventas al exterior”, indicó el también titular de la Asociación Latinoamericana de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, citando datos oficiales. Resaltó que las pymes “son responsables de más del 70% del empleo, por lo que se sigue desperdiciando un enorme potencial de estabilidad y prosperidad, al no avanzar en la desconcentración económica”.
  “Este año deberemos sentarnos a dialogar para delinear estrategias y mecanismos para estimular la participación de las pymes en el comercio exterior”, advirtió y dijo que la problemática “debe ser encarada por el gobierno con una mirada más amplia, diseñando una nueva segmentación de las pymes, para que los beneficios impositivos y operativos alcancen a los que lo necesitan”.

La balanza energética registró un nuevo déficit

La Argentina sufrió un déficit de 6.243 millones de dólares en la balanza comercial energética durante el 2014, según las cifras difundidas ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
  Ese rojo en el intercambio de productos energéticos llegó casi a equiparar el debilitado superávit global de la balanza comercial del 2014, que alcanzó los 6.686 millones de dólares.
  Durante el año pasado las importaciones de combustibles, lubricantes y energía llegaron a los 10.903 millones de dólares, un 4% menos que en el 2013, y representaron el 17% del total de compras al exterior.
  Por su parte, las exportaciones del mismo rubro representaron 4.660 millones de dólares, bajaron un 18% en forma interanual y llegaron al 6% del total de exportaciones anuales.
  En el 2013 el déficit energético en la balanza comercial había sido de 5.684 millones de dólares.
  La mayor incidencia de las importaciones y la baja pronunciada en el precio del petróleo podrían reducir ese déficit durante el 2015, según especialistas.

Energía a Brasil. Por otra parte, ayer se conoció que la Argentina exportó electricidad al Brasil, por el pico de demanda en ese país. Según los datos, la Argentina exportó 165 megawatts al Brasil, tras el apagón registrado en doce estados del país vecino el lunes último.
  Así lo informó el Operador Nacional del Sistema Eléctrico del Brasil (ONS), organismo que destacó que la llegada de energía desde la Argentina fue posible gracias al acuerdo que selló con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).
  Así, el martes último, Brasil solicitó 165 megawatts entre las 10.23 y las 12:00 y las 13:00 y 17.02, que representa un 0,22% del consumo diario de energía en territorio brasileño.
    ONS informó en un comunicado que el intercambio energético “en ambos sentidos viene siendo adoptado en distintos momentos a lo largo de la vigencia del acuerdo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario