Edición Impresa

El Senado votó el proyecto de descanso dominical para los trabajadores mercantiles

Tras una tensa y maratónica jornada legislativa, flexibilizó mucho la versión original de Diputados sobre el cierre de comercios. Ahora volverá a ser debatida en la Cámara baja.

Viernes 31 de Octubre de 2014

Como corolario de una tensa y maratónica jornada legislativa, el Senado santafesino aprobó anoche con modificaciones, y devolvió en revisión a Diputados ,el proyecto de ley que establece descanso los domingos y días feriados para empleados del gremio mercantil. El gobernador Antonio Bonfatti avisó ayer en Rosario que "no vetará" el texto si se convierte en ley, aunque vaticinó obstáculos judiciales a la hora de su aplicación.

La sesión se inició en las últimas horas de la tarde de ayer y fue seguida desde la barra por dirigentes del gremio mercantil, llegados en su mayoría desde Rosario junto a decenas de manifestantes que coparon con bombos y cánticos la plazoleta del edificio legislativo de la avenida General López en la ciudad de Santa Fe. "Sí al descanso dominical, sí a la familia", resumían el espíritu de la iniciativa parlamentaria las pancartas que decoraron el paisaje circundante a la sede del Senado provincial.

El semblante de alivio del vicegobernador Jorge Henn cuando se sentó en su poltrona para presidir la sesión contrastó con los rostros adustos que precedieron la reunión legislativa. Las negociaciones entre senadores de los bloques del justicialismo, que debieron esperar más de media hora para que sus pares oficialistas ingresaran a dar quórum, y los legisladores del Frente Progresista (ayer sin el representante del departamento Rosario Miguel Lifschitz convaleciente de una intervención ocular) alcanzaron picos de tensión con algún áspero cruce de acusaciones entre legisladores de una y otra pertenencia política.

Así, varias horas se consumieron en los despachos y pasillos parlamentarios antes de que el texto aprobado por los representantes departamentales obtuviera homologación. Ocho senadores del PJ y seis frentistas votaron a mano alzada y por unanimidad, aunque sobre tablas (sin despacho de comisión), el proyecto que el gremio y los senadores confían sancioné definitivamente la Cámara baja en las próximas cuatro sesiones, antes la expiración del período ordinario en la Legislatura el último día de noviembre.

De hecho, al concluir la reunión legislativa, los senadores del PJ manifestaron en una declaración que su "férrea voluntad logró quebrar la fuerte división de opiniones sobre el tema en la bancada del Frente Progresista y lograr el consenso necesario" para aprobar la iniciativa en el recinto.

El titular de la comisión de Economía, Alberto Crossetti (PJ - Belgrano) destacó en su discurso que "este proyecto aprobado a fines del año pasado en la Cámara de Diputados ha tenido la posibilidad de debate en este Senado como pocos proyectos, hemos consultado a todos los sectores, incorporando una serie de modificaciones propuestas por representantes de los comerciantes empresarios y gremiales".

"Está pensado para que el día domingo sea un día de encuentro de la familia también para este sector del trabajo", subrayó, y aseguró que "además va a generar en la microeconomía de cada barrio la posibilidad de que la gente se vuelque a la compra en los pequeños comercios, por parte de los que estaban acostumbrados a concurrir los domingos a los grandes megamercados".

Puntos principales. El texto legal que obtuvo luz verde en la Cámara alta dispone que los establecimientos comerciales y/o de servicios de la provincia de Santa Fe deberán permanecer cerrados los días domingos y los declarados como feriados nacionales. Es decir, el 25 de mayo, 20 de junio, 9 de julio y el 26 de setiembre (Día del mercantil). Quedan excluídos de dicha disposición los establecimientos atendidos por sus dueños que no superen los 120 veinte metros cuadrados y los locales que se encuentren en centros y/o paseos comerciales que no superen los 200 metros cuadrados de superficie. Esta es una de las modificaciones sustanciales que la Cámara alta introdujo al texto votado por Diputados que establecía el tope en 70 metros cuadrados.

Además de los shoppings, locales gastronómicos, panaderías, heladerías, kioscos de diarios, casas mortuorias, estaciones de servicio, farmacias, cines, teatros, juegos infantiles y establecimientos ubicados en terminales de transporte (que ya contemplaba como excepciones el texto original) se agregaron ayer los establecimientos dedicados a la venta de libros, música y videos de peliculas y/o similares, ferreterías, y las ferias y mercados municipales.

El Senado modificó también la posibilidad de que los establecimientos ubicados en shoppings y galerías comerciales puedan abrir domingos y feriados "siempre y cuando lo hicieren con recursos humanos provenientes de primer empleo, convenios de pasantías y programas de promoción de empleo". Y se contempló como novedad que la entrada en vigencia de la ley en cada municipio y comuna deberá decidirse por una ordenanza de adhesión, la que "podrá regular los alcances de su aplicación según las particularidades de cada localidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario