Edición Impresa

El Senado provincial aprobó juicios más rápidos en delitos "in fraganti"

El proyecto del legislador Enrico vuelve a Diputados. La iniciativa apunta a crear un proceso específico cuando una persona es detenida robando, intentándolo o huyendo.

Martes 23 de Diciembre de 2014

En la última sesión extraordinaria del año convocada por el gobernador Antonio Bonfatti, la Cámara de Senadores de Santa Fe aprobó el proyecto impulsado por el senador provincial por el departamento General López, Lisandro Enrico, para que se haga un juicio más rápido para los delitos "in fraganti", creando un proceso específico cuando una persona es detenida robando, intentando un robo o huyendo con los objetos robados, denominado como "proceso por flagrancia".

El Senado tomó ahora esta media sanción venida de la Cámara Baja e incorporó por unanimidad la versión de la ley presentada por el senador Enrico, por lo que el proyecto ahora volverá a Diputados para que sea considerado el procedimiento de flagrancia propuesto.

En términos legales, lo que Enrico busca es adaptar la figura de la "flagrancia" a la legislación penal moderna, en aquellos delitos donde el autor del hecho es sorprendido al intentar cometerlo, en el momento de hacerlo o inmediatamente después, para que tengan un mecanismo más rápido en su tramitación.

"Hay una necesidad de contar con una herramienta más expeditiva y que desde luego permita acceder al imputado de todas las garantías procesales y de fondo, aunque en una sucesión más abreviada de actos procesales", dijo el senador por el departamento General López.

Menos plazos procesales. La iniciativa reduce los plazos procesales, si se trata de personas detenidas in fraganti. Concentra en una misma jornada, es decir la misma audiencia, la imputación del delito al presunto autor; la posibilidad del imputado de declarar; el planteo o resolución de medidas cautelares de coerción como la prisión preventiva; el ofrecimiento de soluciones alternativas por parte de la defensa; la presentación de la pretensión punitiva por parte del fiscal; la participación del querellante, y la resolución de apertura del juicio oral, en una audiencia.

Enrico explicó que "una vez que se desarrolla esta audiencia de flagrancia, deja habilitado el proceso penal para pasar directamente al juicio oral en un plazo corto que no puede exceder los 15 días siempre y cuando se asegure la presencia del imputado, adoptando medidas para evitar la fuga u otros actos que impliquen peligrosidad procesal".

En ese sentido Enrico señaló que "establecer normas para los casos de flagrancia era importante y urgente para la nueva Justicia, debido a que empieza a tener un mayor volumen de causas en las que debe intervenir. Otras provincias argentinas cuentan con procedimientos similares y la explicación pasa por resolver de manera más rápida los casos sencillos y así concentrar el mayor esfuerzo procesal en los delitos graves".

A Diputados. "Para nosotros los Senadores, que somos legisladores, es una alegría cuando una ley de nuestra autoría es aprobada", dijo Enrico, y agregó que "ahora volvió a Diputados porque modificamos algunos criterios y esperemos que no duerma el sueño de los justos en la cámara Baja, como suele ocurrir con las leyes penales, sino que se aprueben porque son leyes que necesita la gente. Yo simplemente legislo en función de la necesidad que hay en la sociedad de tener más rapidez en el actuar de la Justicia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario