Edición Impresa

El Senado de la provincia le dio media sanción al presupuesto del próximo año

Fue incluido el llamado impuesto verde, pensado para gravar a las grandes industrias. Recursos provinciales por 53.892.293.000 de pesos y gastos por 53.609.834.000 son las cifras.

Sábado 07 de Diciembre de 2013

El Senado provincial dio media sanción al proyecto de presupuesto 2014 enviado por el Poder Ejecutivo. Del texto fue incluido el llamado impuesto verde, pensado para gravar a las grandes industrias. Recursos provinciales por 53.892.293.000 de pesos y gastos por 53.609.834.000 son las cifras globales para el año próximo.

Resta que los diputados traten la iniciativa para convertir en ley al primer presupuesto provincial que contempla recursos para el Ministerio Público Fiscal y el Servicio Público de la Defensa (47 y 31 millones, respectivamente), además de un superávit de 282.459.000 y actualización del impuesto inmobiliario urbano y rural del orden del 25 por ciento promedio y un modificación a la base deducible de Ingresos Brutos, de 10 por ciento al 9 por ciento.

Esta última modificación obtuvo la negativa de los peronistas y la aprobación de los oficialistas, en una primera votación que resultó empate a raíz de una ausencia (Hugo Puchetta) y una abstención (Ricardo Kaufmann). El desempate correspondió al vicegobernador Jorge Henn, quien votó positivamente y por ende se incorporó la reforma al artículo 61 del capítulo segundo del Titulo 2 del texto.

La ingeniería de la votación del artículo en cuestión a la hora de satisfacer las aspiraciones de la Casa Gris demostró la salud del acuerdo entre la administración socialista de Antonio Bonfatti y la mayoría opositora en la Cámara alta del parlamento santafesino. Acuerdo del que hablara el propio miembro informante, el presidente de la comisión de Presupuesto, el peronista Alcides Calvo, quien si bien deslizó algunas críticas (sobre todo a la hora de mencionar las subejecuciones presupuestarias de algunas obras o que apareciera convertido en cuatro piezas incluyendo una reforma impositiva, según dijo) se mostró satisfecho no ya con el texto enviado por el Ministerio de Economía sino por el que fuera resultado "de las muchas reuniones mantenidas".

El propio Calvo admitió que la modificación de los mínimos en relación al impuesto inmobiliario "es coherente porque está relacionado al proceso inflacionario" y anticipó la caída de una de las novedades a manos de la mayoría que representa su partido: la pretensión del gobierno de crear un nuevo tributo en la norma para grandes empresas y que fuera llamado "impuesto verde o ecológico" no pasó el cedazo del Senado, donde se alertó sobre el riesgo de sobrepasar el límite de lo constitucional al respecto, lo que corrió por cuenta de Kaufmann.

Impuesto. El impuesto verde o ecológico gravaría en forma gradual a 85 grandes empresas, 32 de ellas cerealeras, radicadas en la provincia. "Se trata de un impuesto que atiende el impacto de la industria sobre el medio ambiente y en el cual hemos sido muy cuidadosos con un trabajo técnico y científico enorme de nuestra secretaría de Medio Ambiente", puntualizó el ministro de Economía, Angel Sciara, cuando envió el presupuesto a la Legislatura.

Desde entonces, la idea captó la queja opositora y con el pronunciamiento en contra del presidente de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo, se instaló la idea de que la mayoría peronista en ese cuerpo no lo aprobaría.

La Casa Gris optó por no arriesgarse y en las discusiones de la víspera desistió de incluir en el acuerdo con los senadores el impuesto verde. "Queremos analizar más profundamente", justificó el senador Calvo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS