Edición Impresa

El secretario de Energía provincial dijo que "la meta es llevar gas a toda Santa Fe"

Luis Krapf dijo que el gran desafío es ampliar el servicio por red a todo el territorio provincial. Hoy el 54% de la población no lo posee.

Domingo 22 de Julio de 2012

Nuestra propuesta es llegar con gas y energía eléctrica a toda la provincia y tratar de abastecer —por energías renovables, fundamentalmente— a lugares distantes y mejorar de esa manera la calidad de vida de la gente”. En esos términos, el titular de la Secretaría de Energía provincial —creada por el gobernador Antonio Bonfatti atendiendo a viejos reclamos de los empresarios industriales—, Luis Krapf, planteó los desafíos de su gestión y los lineamientos de la política que encarará desde su cartera que apuntan al diseño y puesta en marcha de “un plan energético de la provincia de largo plazo” que permita “llegar con gas y energía eléctrica a toda la provincia” y fomentar el desarrollo de energías renovables.

   Respecto a la situación energética actual en Santa Fe, pese a que se mostró optimista en relación a las mejoras que se podrían generar a futuro, Krapf efectuó un diagnóstico un tanto desalentador. Según explicó, el 78 por ciento de los municipios y comunas santafesinas no tienen acceso a gas natural por red, lo que afecta alrededor de un 54 por ciento de la población total.

   Respecto a la producción de energía eléctrica, si bien su provisión alcanza a casi un 95% del territorio, aún es insuficiente para satisfacer las demandas actuales.

   “El principal elemento energético que se está utilizando en nuestra provincia es el gas, que es una demanda social y productiva que tenemos”, comentó el funcionario.

   Para paliar las deficiencias, el gobernador Antonio Bonfatti firmó un acuerdo con su par cordobés, José Manuel de la Sota, a partir del cual se crea un comité técnico de planificación estratégica que estará abocado, entre otras cuestiones, al estudio para la ampliación de gasoductos.

   Estos trabajos permitirían un mayor abastecimiento de gas de la provincia mediterránea a Santa Fe a cambio de agua del río Paraná.

   Un segundo punto importante es la construcción del gasoducto del NEA, que ingresa a la provincia por el norte, proveniente de Salta. Esta obra, de vital importancia para la región, alimentará en un futuro la central termoeléctrica de ciclo combinado que se está instalando en Sauce Viejo.

   Por otra parte, desde el Ejecutivo se está estudiando la creación de una empresa mixta con mayoría estatal que tendría a su cargo no sólo la distribución de gas sino también la construcción de los gasoductos. Estaría conformada por el Estado provincial (con poder de decisión), municipios y comunas, cooperativas y otros privados.

   Una forma de financiar la creación de la nueva empresa sería, a partir de la sanción de una “Ley de equidad gasífera”, incorporar un impuesto al consumo de gas natural. A partir de estudios preliminares realizados, se estima que se podría gravar con un centavo el metro cúbico de gas que consume cada familia.

   “Una familia normal está consumiendo al año mil metros cúbicos de gas, es decir que serían 10 pesos por año. Ese aporte nos permitiría tener entre 5 y 7 millones de dólares anuales”, indicó. Este fondo sería utilizado como garantía para la obtención de créditos internacionales que financien la construcción de las obras públicas necesarias.

COGENERACION. Otra de las alternativas para paliar el déficit energético es la cogeneración de energía, un proceso mediante el cual se obtiene al mismo tiempo energía eléctrica y energía térmica útil. Esto implica que el sector industrial lleve adelante en un plan de reformas en las empresas que permita incorporar generadores en las plantas.

   “En el proceso de producción de calor se agrega una pequeña dosis de energía y con esa pequeña dosis se puede tener mayor rendimiento en toda la producción”, explicó el titular de la cartera energética. En este caso, el sobrante energético es comprado a las empresas e inyectado nuevamente en la red eléctrica.

ENERGIAS RENOVABLES. Uno de los puntos centrales en los que se encuentran abocados desde la Secretaría de la Energía es en el desarrollo de energías sustentables, que hoy en día representan un porcentaje ínfimo dentro de la producción total. A tal efecto, el territorio provincial se encuentra dividida en cinco nodos, en los cuales se están desarrollando diferentes estudios y proyectos. Uno de ellos tiene que ver con el aprovechamiento de los vientos, que si bien no tienen la potencia de otras zonas del país, podrían permitir una importante producción de energía eólica.

   “Estamos midiendo los vientos en cuatro puntos en la provincia, a 30 y 70 metros de altura. En San Jorge, Las Rosas, Venado Tuerto y próximamente Rufino”, explicó Krapf. En todos ellos, se desarrollará un estudio durante un año para corroborar que se encuentren dentro del mínimo técnico de las máquinas generadoras. “Según los datos preliminares que tenemos, el factor utilización que tendríamos está en el orden del 25 por ciento. Es decir que tenemos una gran posibilidad de utilizar energía eólica en una primera fase de esa manera”, dijo.

   En esta materia, otro proyecto que adelantó el funcionario es el que prevé la instalación de minigeneradores en los edificios que puedan generar energía eléctrica para los espacios comunes y bombas de agua.

“Empezaríamos de prueba. Son generadores eólicos que no tienen una alta capacidad de generación, del orden de los 5 kilowatts, más o menos, y tienen un costo un poco superior a los 20 mil dólares”, detalló.

   Esta iniciativa apunta a otorgar cierta autonomía energética a los nuevos edificios, disminuir el consumo de la energía que produce la provincia y reducir la densidad de carga de los cables. De todos modos, Krapf aclaró que aún restan establecerse las pautas técnicas de factibilidad. Otra propuesta tiene que ver con la implementación de turbinas hidrocinéticas (que aprovechan la corriente de los ríos) de pequeña potencia que serían utilizadas en el desarrollo social, fundamentalmente en las viviendas y escuelas de la zona de islas.

   “Hemos detectado un emprendedor de Santa Fe que está fabricando algunas que son de una potencia muy chiquita”, comentó. La capacidad de generación de estos aparatos, al trabajar durante las 24 horas del día, permitiría satisfacer el consumo promedio de una familia humilde a un costo significativamente menor del que pagan hoy en día.

   En el caso de la energía solar, el secretario de Energía explicó que se están instalando algunos en Villa Ocampo a un costo muy bajo. “Es algo interesante para no desaprovechar la energía. Tenemos calefones solares que se instalan en los techos de las casas. Prácticamente no se conocen en Argentina”, indicó.

   También se está trabajando en el desarrollo de biogas, a partir de la quema de residuos sólidos urbanos. “En Rosario se está trabajando en estos depósitos. Lo que se está haciendo con el gas es quemarlo, nosotros queremos volver a utilizarlo para producir electricidad. Esto evita dañar el medioambiente y resuelve un problema: la deposición final de la basura”, sostuvo Krapf. Además -agregó-, económicamente resulta muy beneficioso. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario