Jueves 11 de Septiembre de 2014

El llamado río subterráneo fue puesto en servicio a principios de la década del 60, como parte de las obras que por entonces permitieron mejorar el servicio de agua potable en la ciudad. Consiste en un conducto de hormigón armado de 6.700 metros de extensión, 2,60 metros de diámetro y tendido en promedio a 20 metros de profundidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario