Edición Impresa

El rey azteca del romance cantó bajo la lluvia

Marco Antonio Solís actuó ante una multitud en el Hipódromo, celebrando sus treinta años de canciones románticas.

Jueves 20 de Marzo de 2014

"No quiero morir sin un abrazo tuyo", rezaba un cartel enorme que sobresalía de entre los cientos que se asomaban en la multitud el martes en el Hipódromo del Parque Independencia. El destinatario de este piropo era Marco Antonio Solís, el cantautor romántico mexicano que se presentó en Rosario y otra vez hizo delirar a sus fans en un show de más de dos horas, donde celebró más de tres décadas de trayectoria con más de 20 millones de discos vendidos y estrenó los temas de su más reciente álbum, "Gracias por estar aquí".

Desde horas antes al show, filas interminables se asomaban desde bulevar Oroño hasta la puerta principal del Hipódromo, donde las fans lucieron remeras y sombreros de Solís, ansiando el pronto encuentro. Y al fin llegó: pasadas las 21, con una banda compuesta por más de veinte músicos y en un majestuoso escenario, Marco Antonio irrumpió en el escenario derramando toda su sensualidad, pues su saco de leopardo plateado y su pantalón chupin negro despertaron la euforia de las presentes al grito de "¡Sacate todo!".

Junto a su cuerpo de bailarinas Solís emprendió un emotivo viaje por sus 30 años de canciones. Las primeras en sonar fueron "Sin pensarlo", "Mis fracasos", que tiñó el clima de romance, y su hit "Y ahora te vas", que forma parte de su DVD, "Noche de Luna", grabado en el Luna Park. "Vamos a hacer una fiesta esta noche, lo importante es divertirse y conectarse con el amor", dijo. El repertorio siguió alternando temas hiper-románticao con piezas movidas.

PASIÓN DE MULTITUDES. El mexicano compartió pensamientos con la audiencia antes de cada pieza musical. Pues se trató de un show muy reflexivo, precisamente por tratarse de un artista tan creyente y comprometido con la realidad. Su conexión con el público quedó expuesta en reiteradas ocasiones; como cuando Solís divisó un cartel que decía "Cumplimos 40 años de casados", lo leyó e hizo ponerse de pie al matrimonio para felicitarlo y dedicarle su canción "Gracias por estar aquí". Otro momento tierno fue cuando hizo subir al escenario a una pequeña niña que lo abrazó provocando el aplauso efusivo de todas las fans.

Hacia la segunda mitad del show sonó "A dónde vamos a parar" y la lluvia comenzó a caer, creando un clima romántico y fílmico. No faltó "Tu cárcel", perteneciente a su etapa con Los Bukis, y hacia el final del show, llegaron los clásicos inoxidables del cantautor mexicano. "¿Dónde estará mi primavera?" y "No hay nada más difícil que vivir sin ti", fueron ovacionados entre más de cinco mil fans que colmaron el Hipódromo. Solís se mostró de buen humor, carismático, simpático, reflexivo y con un dominio del escenario admirable. El show de más de dos horas, con un repertorio de 23 temas, tuvo una puesta en escena impecable, con pantallas de leds, un ballet de cuatro bailarinas y más de 24 músicos en el escenario que contó con la presencia de la Camerata de cuerdas de Rosario, dirigida por Arturo Solar.

Paraguas rojos, a lunares, con flores y hasta los clásicos negros, resistieron la lluvia hasta el final de un show inundado por el carisma del rey mexicano del romance, que demostró, una vez más, la relación íntima e inquebrantable con sus fans. "Gracias Rosario, esto fue "Cantando bajo la lluvia", remató el cantante haciendo alusión al paradigmático musical de Broadway.

Buscaglia y Yusa, juntos

Yusa y Martín Buscaglia presentan hoy, a las 21.30, su show conjunto titulado "Cónclave; una reunión con clave!", en Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza). La compositora e intérprete cubana forma parte de la nueva ola de músicos caribeños. Y se distingue por el buen gusto de sus canciones, en las que combina rock, jazz, pop, rumba y son. Por su parte, el músico uruguayo ha recorrido el mundo con su propuesta, tanto con su banda, Los Bochamakers, como en su show "Hombre orquesta".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS