Edición Impresa

El repunte alemán catapulta las opciones electorales de Merkel

La canciller encabeza las preferencias de voto de cara a los comicios del 22 de septiembre. Caída del desempleo y suba de sueldos: sus credenciales  

Domingo 25 de Agosto de 2013

La campaña electoral alemana entró en su último mes con la noticia de un repunte de la economía que podría mejorar aún más las posibilidades de la canciller Angela Merkel de conquistar un tercer mandato el próximo 22 de septiembre. Alemania registró un superávit presupuestario de 0,6% en el primer semestre del año, impulsado por un repunte de la economía y la caída constante del desempleo y el aumento de sueldos.

   “Estas son buenas noticias para Merkel”, consideró el economista del ING Bank Carsten Brzeski. “Las cifras del crecimiento económico impresionan”. Una encuesta del Instituto Forschungsgruppe Wahlen confirmó la ventaja, si bien ajustada, de la alianza de centroderecha de las Uniones Demócrata y Social Cristianas de Merkel y el Partido Liberal, con un 47% en la intención de voto.

Viento en popa. De momento las perspectivas no podrían ser mejores para la canciller: los pronósticos indican que la semana que viene habrá un cuarto avance consecutivo de la confianza empresarial y que el consumo seguirá aumentando después de alcanzar el mes pasado el máximo nivel en seis años. Merkel también podría recibir buenas nuevas del mercado laboral. Analistas esperan que las cifras del desempleo reflejen la semana próxima un mercado laboral estable después de que las colas del desempleo se redujeran durante dos meses seguidos.

   La economía se expandió un 0,7% en el segundo trimestre, impulsada por mejoras en el consumo y en las inversiones, tanto de particulares como del Estado, y repuntó respecto al comienzo del año, cuando la actividad fue débil especialmente debido al riguroso invierno, revelaron datos definitivos difundidos esta semana por la Oficina Federal de Estadísticas.

   Esto contribuirá a reforzar las credenciales de Merkel como garante de buenas finanzas y al mismo tiempo torpedea los intentos de ataque de la oposición en un campo clave para los electores y contribuyentes. Los alemanes están sintiendo en sus bolsillos los beneficios de la expansión económica. Los sueldos han aumentado los tres últimos años después de quedar estancados durante un largo período y Merkel se ha apropiado de uno de los principales caballos de batalla de los socialdemócratas al anunciar planes de introducir el salario mínimo.

   Los datos alemanes contrastan con los de gran parte de la eurozona, que lucha para reducir déficit y alto desempleo. “Esto está demostrando que nuestra política fiscal ha sido sumamente exitosa”, se felicitó el portavoz de Merkel, Steffen Seibert. También contribuyen a mejorar la sensación de bienestar en Alemania las cifras más favorables de la eurozona, que salió de la recesión durante el segundo trimestre del año. La perspectiva de que los contribuyentes alemanes tengan que salir nuevamente en auxilio de Grecia es un tema espinoso en el país. Pero los analistas dicen que las señales de que la economía de la eurozona y la de Alemania en particular se están reactivando podría reducir la amenaza de que un tercer paquete de ayuda se convierta en un tema electoral que perjudique a Merkel. Los datos de esta semana también dejaron patente que Alemania se ha beneficiado de la crisis del euro al ahorrar unos 40.900 millones de euros (55.000 millones de dólares) en intereses de deuda pública.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS