Edición Impresa

"El reportero", el irresistible brillo dela pantalla

La obra está a cargo de un elenco rosarino encabezado por Roberto Moyano y Mario Vidoletti, con producción de Chino Volpato

Sábado 11 de Mayo de 2013

Un elenco de reconocidos actores rosarinos son los responsables de la nueva apuesta de Darío "Chino" Volpato. Se trata de la producción rosarina de la obra "El Reportero", que se estrena hoy, a las 21, en la sala Apur (Córdoba 2971). Los dos protagonistas, Mario Vidoletti y Roberto "Negro" Moyano, que actúan junto a Melisa Patriarca y Jorge Fossetti, y el ex Midachi, productor y autor del libro junto a Diego Arandojo, contaron a Escenario sus expectativas por esta comedia dramática con la cual Volpato apuesta a los artistas y técnicos de la ciudad.

"El reportero" es, en la ficción, el nombre de un programa de televisión que conduce Alejandro "Ruso" Levy (Moyano). El canal donde trabaja es comprado por Horacio Carreras (Vidoletti). El nuevo empresario televisivo, y poderoso minero, concede la primera entrevista de su vida. Definida como una "un programa de televisión en un teatro, donde podrán ver el vivo y el fuera de escena, con cámaras robotizadas, monitores y pantallas, es una obra que destraba un conflicto que solamente lo sabe el conductor", adelantó Volpato.

Con el estreno de hoy la pieza tendrá su tercera versión, luego de las protagonizadas por Fabián Vena y Eduardo Blanco, y por Chiqui Abesasis y Omar Vitullo. Pero además tiene la singularidad de que ayer fue estrenada en Córdoba por Hugo Corletto y Max Delupi, los creadores de "Thelma y Nancy", siempre con la productora de Volpato. Y ahora, ¿por qué Rosario? "Yo lo veo como un mercado interesante. Lo que estamos buscando con obras de estas características es poder quedarnos entre uno y tres meses para que se consolide la obra y después determinaremos si saldrá de gira".

Los tres coincidieron en las expectativas que despierta esta propuesta en el contexto de la intensa actividad teatral rosarina. "No es nada raro (este proyecto), teniendo en cuenta que, más allá del nombre o de la popularidad, los actores de Rosario son muy buenos, muchos de ellos están trabajando con sus obras también. Pensamos que desde hace un tiempo no sólo por la cantidad de obras que vienen de Buenos Aires, sino por las producciones de la ciudad (la actividad) está tomando un formato muy porteño, con trabajo los viernes, sábados y domingos", opinó.

Para Vidoletti, la expectativa es "muy grande por lo que significa una producción en Rosario con una modalidad que aparece con esta iniciativa. Es una obra muy interesante, y es doble la expectativa porque tiene que ver con cosas que están pasando. Y después trabajar como actor contratado con una gran producción atrás te libera de la autogestión y eso te predispone a poner todas las pilas en el trabajo actoral. En este caso cada uno está en lo suyo y hay una gran puesta técnica", aseguró.

Moyano, en tanto, dijo que lo entusiasma la posibilidad de "El reportero" de "empezar a abrir el juego y es interesante que la misma propuesta se estrene en Córdoba con un elenco cordobés". También manifestó su "agrado" por el personaje que le tocó: "El personaje es un estereotipo de showman que hace veinte años que está en televisión con este programa; es un personaje medio riesgoso, mezclado con un Pettinato y un Rial; es un tipo muy ácido, muy gracioso", explicó.

Volpato contó cuál es el eje argumental de la obra que cuenta con la dirección de Reynaldo Alcaraz. "Es un conductor que lleva 20 años de éxito en la televisión argentina y es contratado por una cadena de televisión nueva. En esa cadena aparece un personaje que no es conocido para el ambiente de los medios, sino que su historia viene de las empresas y la política. Como primera cuestión el conductor quiere entrevistar a este hombre que nunca había dado una nota en su vida. Por lo tanto estos dos colosos se sientan entre humor, un diálogo afable, mostrando su historia; también se le va mostrando al público con cortos, tapes y con fuera de escena el lado oscuro de este personaje. Y solamente el conductor sabe a dónde va a derivar la entrevista. Así, tanto el abogado del dueño del canal (Fossetti) como la productora (Patriarca) se encuentran bastante desorientados, porque en la medida que corre el programa hay situaciones que llevan al empresario a dejar la entrevista. Pero el rating puede mucho más y va creciendo, por lo tanto esta discusión que vemos a diario, que busca llamar la atención del público a cualquier costo, es lo que se logra mostrar en este espectáculo".

En ese sentido añadió: "En definitiva lo que muestra la obra es el poder de las dos partes, tanto de aquel que es dueño del medio que lo compra para ciertos intereses personales, como el poder que tiene el conductor de estar todos los días en la casa de la gente, que sabe que es un tipo que se ha vuelto creíble con el tiempo. Por lo tanto hay un juego de poder al aire y es donde el público termina decidiendo a quién darle la razón", siempre narrado "con humor hasta el final", aseguran.

Para Vidoletti, que repartirá su tiempo entre esta obra y "Faldas largas" e "Inodoro Pereyra y Mendieta perro", su personaje es "un empresario devenido político, es una persona muy poderosa y defiende lo suyo". "Me parece que en este espectáculo está visto como el malo de la película -aseguró-. Es un personaje interesante de hacer porque para no caer en clichés y en cuestiones facilistas, tiene su compromiso a nivel actoral".

Volpato contó por qué decidió hacer foco con humor en el delante y detrás de cámara. "Tomando como elemento primordial una tragedia que ocurrió en el norte argentino, que tiene que ver con una inundación, hubo personajes que estuvieron involucrados en esta tragedia, y yo traigo a la ficción esa tragedia y le pongo como condimento a ese personaje. Parece mentira, pero es tanto lo que tienta un medio que inclusive aquellos que quieren estar ocultos, que quieren hacer sus negociados, de alguna manera seguir haciendo dinero, no pueden no dejarse seducir por la pantalla, por la imagen, por ser reconocidos por el público, por una cámara", consideró.

"También es un medio donde en el vivo uno puede hoy determinar fehacientemente cuántas personas lo están viendo y cuántas están interesadas en lo que estás contando", dijo y añadió: "Por lo tanto uno es dueño de modificar inclusive criterios del público. Aunque el público siempre tiene el poder de prender o apagar o cambiar de canal, la televisión sabe cómo seguir seduciendo al público. Hoy en día la televisión, lo estamos viendo en estos meses, está destrabando cuestiones para la política. Lo que planteamos es lo que la gente está viviendo y conviviendo día a día con ese aparato que seduce y te lleva a lugares increíbles", afirmó.

El juego de las apariencias. Según Vidoletti, en el texto, además del poder, está presente el "rating, lo que pasa en los cortes, que es la verdad y lo otro es todo un juego" sobre lo cual Volpato añadió: (la obra muestra) qué pasa cuando se corta la cámara y se va al corte, que es tan interesante como cuando está el vivo".

Sin embargo, aunque desde el género de la comedia, la obra no deja de ejercer una crítica a la naturaleza del rating y sus consecuencias: "Por ahí está el todo vale, el rating; estás acostumbrado a que no importa lucrar con el dolor ajeno. Pero hay cuestiones que son desgarradoras que nos hacen acordar a lo cotidiano, a lo que pasa en la televisión. Hay una crítica a todo eso", dijo Vidoletti en tanto que para Moyano "es una crítica importante de lo que vivimos consumiendo".

Al margen de las ideas que explora el texto, Moyano y Vidoletti destacaron que se trata de una producción que alienta el trabajo de artistas rosarinos: "Es alucinante que una producción de Buenos Aires venga a plantear una obra con actores y técnicos rosarinos. Y también ser elegido para hacer El Ruso Levy. Yo no había cruzado una palabra con El Chino, y cuando llegué a la reunión dijo «Este es El Ruso»", recordó y subrayó: "Tenés una mochila de un Fabián Vena, de un Eduardo Blanco, de un Chiqui Abecasis, y eso está bueno. Además de trabajar con Mario que es un monstruo, Jorgito Fossetti, de Marca Cañón y Meli Patriarca", dijo Moyano. En tanto que Vidoletti completó: "Estoy muy contento, también, porque es la primera vez que cobro un sueldo como actor".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS