Edición Impresa

El recambio del rock ya toma alas

El rock argentino toma altura y se viene el recambio. Esa idea corre por las venas del ex baterista de Los Piojos Sebastián "Roger" Cardero, líder de El Vuelo de la Grulla. El power trío porteño...

Viernes 26 de Julio de 2013

El rock argentino toma altura y se viene el recambio. Esa idea corre por las venas del ex baterista de Los Piojos Sebastián "Roger" Cardero, líder de El Vuelo de la Grulla. El power trío porteño debuta hoy, a las 22, en el Café de la Flor (Mendoza 862), y llega para presentar "Metamorfosis", su disco debut. "En dos añitos más habrá una escena nueva de rock argentino", dijo el músico que integra la banda junto a su hermano Fernando Cardero (bajo y voz) y Guillermo Cudmani (guitarra y voz). El show de El Vuelo de la Grulla será precedido por Zack Rats y Los Hombres Nada.

"Metamorfosis" tiene rock visceral, baladas sutiles y un toque sanguíneo que va del new metal a la psicodelia de Nirvana. Pero, claro, desde el primer minuto del track inicial hasta el último segundo del tema de cierre se respira esa necesidad de sacar para afuera un sentimiento, un impulso. "El primer disco tiene mucho vuelo y muestra toda la locura que teníamos los tres cuando arrancamos", destaca Roger.

Luego de estar más de una década tocando los parches de una de las bandas más convocantes de la Argentina, Roger quería transitar por otro carril. Y para eso había que empezar de abajo.

"Los tres veníamos de procesos anteriores bastante duros, yo especialmente arrastraba el dolor por la muerte de Tavo (Kupinski, su amigo y compañero de Los Piojos fallecido en un accidente el 4 de enero de 2011) y tenía una vorágine de sentimientos encontrados. Pero arrancamos muy de cero, en la búsqueda de temas, melodías y de nuestra identidad. Y era inevitable que se notara toda esa energía", destacó el percusionista.

El título de la banda no es casual. "A mí me gustaba El Vuelo o La Grulla, porque El Vuelo de la Grulla me parecía muy largo, después nos pusimos a investigar más sobre filosofía oriental, y leímos que la grulla es un pájaro con un poder increíble, capaz de luchar contra un tigre, y que además representa la fidelidad, la amistad, lo espiritual. Ahí entendimos que eso le ponía luz a lo que queremos mostrar con la banda", indicó.

Las canciones tienen marcas notables de las influencias, como suele suceder. "Escuché mucho Led Zeppelin, Hendrix, Nirvana, Pearl Jam, hay mucho de los 70, 80 y 90", agregó Roger, y remarcó que "eso se tradujo en el sonido del trío".

Con producción de quien fue líder del grupo Arbol, Pablo Romero, la banda va en "Metamorfosis" desde canciones de cuna con altos decibeles ("Duerme niño") a "Hombre tiempo atrás" y "Agua de mar", donde se le hace un guiño a volver a empezar e ir hacia la esencia; "Misiles", con tempo grunge y mensaje pacifista; "Parte de mí", que refiere a un amor perdido; "Chico viejo", escrita por Roger para Tavo, con final beatle; hasta "En el camino", que aborda la finitud de la vida y es la mejor balada del disco.

Ciro siguió su ruta solista con Los Persas, Pity Fernández armó La Franela, Micki Rodríguez con La Que Faltaba, más allá del rumbo electrónico de Chucky de Ipola y la veta murguera de Dani Buira con La Chilinga. Todos Los Piojos, antes o después, armaron su juego y este era el momento de Roger.

"Lo que pasó con Los Piojos no se va a repetir, son eventos como Los Redondos. Yo extraño el ritual en sí y todo lo que concebía la banda, pero hoy lo que me pasa con El Vuelo es totalmente diferente, lo disfruto realmente", dijo el baterista, quien se luce como instrumentista a lo largo del disco debut.

Por último, Roger Cardero diagnosticó que no ve muy lejos la hora del recambio del rock argentino: "No sé si ya hoy está el recambio, pero veo que está viniendo y el público se está acercando. El recambio tiene que ver con que hay cada vez más fechas para que toquen bandas como nosotros, o Eruca Sativa, o Innova, entre otras".

Cardero destacó que "ya no es el circuito chico de antes, ahora va cada vez más gente, aunque no hacemos solos salas grandes, sino que las compartimos, nos estamos juntando, pero llenamos. Hablo de Capital Federal y no hablo de estadios, pero hacemos un MOD, un Groove, un Roxy Live, es una cosa media indie rockera, pero antes tenías que ir a un lugar de culto como el Salón Pueyrredón y nada más".

Por último, el ex baterista de Los Piojos indicó que en poco tiempo más el panorama de las nuevas bandas será más que auspicioso, según su visión: " En dos añitos añitos más va a haber una escena de rock nueva que tiene que ver con este tipo de bandas y van a llegar a copar un día o una fecha de un gran festival de rock. Te lo aseguro".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS