Edición Impresa

El Puma rosarino Manuel Carizza sostuvo que "para nosotros esto aún es nuevo"

El Rugby Championship ya es historia. Ahora es tiempo de hacer el balance de la participación de Los Pumas en una competencia que afrontan con el objetivo de aprender de los mejores para crecer.

Lunes 07 de Octubre de 2013

El Rugby Championship ya es historia. Forma parte del pasado. Ahora es tiempo de hacer el balance de la participación de Los Pumas en una competencia que afrontan con el objetivo de aprender de los mejores para crecer. Y el segunda línea rosarino Manuel Carizza no esquivó el bulto. Como tampoco lo hace en la cancha. Tras la derrota del sábado ante Australia en el Gigante de Arroyito, hizo su lectura de la coyuntura. “Para nosotros esto todavía sigue siendo nuevo”, manifestó el ex Jockey, que también destacó la importancia de “tener paciencia y aprender” y que “de a poco vamos a ir creciendo y a dar el paso que necesitamos para ganar”.

—¿Qué balance hacés de la participación en el torneo?

—Más que nada se puede saber que para tener chances de ganar hay que hacer todo bien durante los 80 minutos. Que no podés cometer el mínimo error. Y si lo hacés, lo tenés que solucionar enseguida. Si llega la catarata de errores te marcan muy fácil.

—No se justifica la desilusión por no ganar un partido.

—El año pasado se creó una nube de desesperación por ganar. Por ahí es una presión por parte de la gente que se entusiasma. Pero también es lógico porque a veces hacemos buenos partidos. Y nosotros nos confiamos y creemos que estamos para una victoria enseguida. Creo que todavía falta. Más aún si cometemos errores. Si jugamos bien estamos más cerca, pero tenemos que madurar mucho. Creo que va a llegar, pero hay que tener calma y rescatar las cosas positivas.

—¿Se está logrando el objetivo de achicar la brecha con las potencias?

—Por momentos sí. Hay una diferencia, y eso está clarísimo. Si te relajás o fallás... Tenemos que aprender a manejar los partidos y a aprovechar nuestros puntos más fuertes. A salir tranquilos de nuestro campo y a no desesperarnos. Por ahí tenemos tantas ganas de ganar o de pasarlos por encima que estamos pasados de rosca. Ellos juegan tranquilos, y eso se nota. Practicamos un montón y lo hacemos bien, pero por ahí en el partido nos pasamos un poco de rosca y eso nos juega en contra.

—¿La principal diferencia pasa por la madurez?

—Sí, por su puesto. Ellos están acostumbrados a jugar este tipo de partidos, y para nosotros esto todavía es nuevo. Y no sólo juegan este torneo, sino que también lo hacen en el Súper Rugby. Hay que tener paciencia, aprender y no cometer los mismos errores, porque eso es lo más frustrante.

—¿Cómo se evita eso?

—Con experiencia y con consignas claras. Y saber que debemos hacer lo que se entrena. No cosas distintas. Nos tenemos que mantener unidos, que es lo que venimos haciendo.

—¿Qué aspectos del equipo destacás?

—El scrum fue algo muy positivo. Vimos que venía bien en el entrenamiento, y después fue una fuerza importante. Quizás con un scrum tan dominante podríamos haber logrado más puntos. En eso también es cuestión de manejar mejor los tiempos. La defensa tuvo sus buenos y malos momentos. Hoy (por la caída por 54-17 ante Australia) nos cortaron fácil. Pero creo que fue por errores individuales. De a poco vamos a ir creciendo y a dar el paso que necesitamos para ganar.

—Durante el torneo el equipo mostró distintas imágenes. ¿Cuál es la verdadera?

—Somos todas. Lo bueno sería unificarlas para ser el equipo que jugó el primer tiempo con Nueva Zelanda, en La Plata, o el del partido contra Sudáfrica, en Mendoza. Pero hoy también somos el equipo que sufrió 73 puntos ante los Springboks, y el que perdió por un punto con Australia de visitante.

—¿Por falta de experiencia?

—No sé si todo se argumenta por la falta de experiencia. También hay buenos y malos días. Creo que debemos ser pacientes, y seguir metiéndole. No nos queda otra.

—¿Es una utopía pensar en que el equipo puede mantener el nivel que mostró en el primer tiempo en La Plata durante todo el partido?

—Ultimamente no pudimos. Quizás en frío y con el paso del tiempo nos vamos a dar cuenta en qué fallamos. Cuando tenemos momentos bajos debemos saber tranquilizarnos y salir sin puntos en contra. Y cuando tenemos momentos fuertes aprovecharlos para poder marcar puntos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS