Edición Impresa

El PT y sus 8 aliados dominarán el futuro Congreso brasileño

El domingo además de presidente se eligieron todos los diputados y un tercio de los senadores. La coalición oficialista mantuvo su predominio.

Martes 07 de Octubre de 2014

La amplia y heterogénea coalición que apoya el gobierno brasileño de Dilma Rousseff mantuvo una cómoda mayoría en la Cámara baja y en el Senado tras los comicios generales realizados el domingo en el país sudamericano. Los brasileños eligieron la totalidad de la Cámara de Diputados (513 escaños) y un tercio del Senado (27).

El grupo de nueve partidos que apoyan la reelección de Dilma Rousseff, que se definirá el 26 de octubre ante el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) Aécio Neves, tendrá a partir de 2015 304 representantes en la Cámara Baja, frente a los 139 de la coalición opositora. Pese a que vio reducirse en un 18,6 por ciento el número de sus diputados el domingo, el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff y Lula da Silva seguirá teniendo en 2015 la mayor representación, con 70 diputados.

El principal socio de la coalición gubernamental, el centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), tendrá por su parte a 66 representantes frente a los 78 elegidos hace cuatro años, y será la segunda fuerza en la Cámara baja.

Los otros siete partidos que conforman el bloque oficialista —cuyas tendencias van de la derecha a la ultraizquierda— eligieron en total 168 diputados.

Si Neves lograra superar a Rousseff en la segunda vuelta de las presidenciales, asumiría el cargo el 1º de enero con el apoyo asegurado de sólo 129 diputados, el número de representantes elegidos este domingo por los diez partidos que respaldan su candidatura.

El PSDB de Neves y del ex presidente Fernando Henrique Cardoso logró mantener inalterable su representación de 54 diputados, pero su principal aliado, el conservador partido Demócratas (DEM), vio disminuir su bancada de 28 a 22 legisladores. Ese panorama deja en claro que, si llega a conquistar la presidencia dentro de tres semanas, el senador Neves tendrá que lanzar una ofensiva para conquistar el apoyo de otras agrupaciones, en especial de la coalición que respaldó la candidatura de la ambientalista Marina Silva, quien terminó la primera vuelta en tercer lugar. Pero nadie descarta en ese caso un cambio de bando del PMDB, partido que fue oficialista bajo las dos presidencias de Cardoso.

El Partido Socialista Brasileño (PSB) de los aliados de Silva conquistó 33 escaños en Diputados, a los que se suman 16 elegidos por otras tres agrupaciones que respaldaron a Marina Silva, quien terminó tercera con 22 millones de votos, frente a los 43 millones de Rousseff y a los casi 35 millones de Neves.

El partido de Silva ha sido además el que más creció en la Cámara Alta —donde tendrá a partir de 2015 siete representantes, frente a los tres que tenía hasta ahora—, pero esto no afectó la clara supremacía de la coalición gubernamental, con 53 de los 81 senadores.

El PSDB de Neves, por su parte, verá reducirse el número de sus representantes en la Cámara alta de 12 a 10. Sumados a los senadores de los partidos que apoyan su candidatura, el número de escaños aumenta a 29, poco más de un tercio del total.

Bolsa Familia. El popular programa social Bolsa Familia ha beneficiado enormemente a Dilma en las urnas, según datos comparativos que publicó ayer el diario Folha do Sao Paulo. La nota compara el voto para Dilma con la distribución de Bolsa Familia, y coinciden casi como un calco. En 150 municipios beneficiados, Dilma logró el domingo el 77,8 por ciento del voto en promedio, contra el 41,6 por ciento a nivel nacional. Bolsa Familia beneficia a las familias pobres, y predomina en el Nordeste brasileño. De los 150 municipios mencionados, 146 están en esa región del país. Y de los 2,4 billones de reales que cuesta el plan, el 50,9 por ciento se gasta en el Nordeste.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario