Edición Impresa

El proyecto para regular la transición intentará abrirse camino en territorio hostil

Tras superar exitosamente el tamiz de Diputados, donde recibió media sanción, el proyecto de la oposición que busca regular el proceso de transferencia de mando en Santa Fe intentará ahora abrirse camino en el Senado.

Lunes 22 de Junio de 2020

Tras superar exitosamente el tamiz de Diputados, donde recibió media sanción, el proyecto de la oposición que busca regular el proceso de transferencia de mando en Santa Fe intentará ahora abrirse camino en el Senado. Pero el justicialismo manda en ese cuerpo y podría hacer valer su peso político a través del mismo rechazo que, en la Cámara baja, resultó insuficiente.

   Pese a la negativa de los siete representantes del PJ, el Frente Progresista (FPCyS) se valió de su mayoría en Diputados y los votos de otros bloques para aprobar el jueves pasado el proyecto que pretende encuadrar una instancia que, antes del recambio de autoridades del 11 de diciembre de 2019, deparó seis meses marcados por las fricciones entre funcionarios entrantes y salientes.

   La pelota, entonces, ya está en poder de la Cámara alta, donde el peronismo predomina y, a diferencia de lo ocurrido a fines del año pasado, sus senadores mantienen la sintonía con el gobernador Omar Perotti.

   Por eso, el Frente Progresista promete sumar a actores de la sociedad civil para meter presión respecto de la necesidad de convertir en ley la iniciativa denominada “transición responsable”.

   La propuesta impulsada, entre otros, por el diputado radical frentista Juan Cruz Cándido busca “institucionalizar el proceso que regula la transferencia de la administración provincial entre los gobiernos en funciones y electo”.

   Se considera “transición responsable” al período temporal que arranca al día siguiente de emitida el acta de proclamación de las autoridades electas y finaliza con la jura de asunción de las entrantes.

   Entre otros puntos, la propuesta fogonea la creación de un “organismo autónomo denominado Oficina Administrativa de Transición Democrática, a presidir por un agente de jerarquía superior de la administración central e integrado por dos auxiliares (misma área), elegidos a través de un concurso de oposición de antecedentes”.

   La premisa es erigir la figura de un árbitro que coordine el proceso que desembocará en el cambio de mando en la Casa Gris. Y se basa en proyectos presentados en otras provincias y una propuesta formalizada previamente por el diputado provincial Fabián Palo Oliver (UCR).

   Para la oposición, la clave es fijar criterios que permitan evitar una nueva transición cargada de controversia como la abierta luego de las elecciones del 16 de junio de 2019.

   En pos de ese objetivo, el proyecto invita también a municipios y comunas del territorio santafesino a adherir a la probable ley para implementarla en sus respectivos cambios de autoridades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario