Edición Impresa

El PRO y el massismo ante el desafío de consolidar sus espacios en la provincia

Hacia las elecciones 2015. Desde ambos sectores aspiran a poder captar lo que identifican como una “demanda de cambio” de la sociedad a la dirigencia política.

Lunes 24 de Noviembre de 2014

El clima político se recalienta. A menos de un año para las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso), el escenario electoral aún arroja un manto de incertidumbre sobre distintos campamentos políticos con chances de ser gobierno. El Frente Renovador de Sergio Massa y PRO de Mauricio Macri parecen haber superado esa barrera.
  Con lecturas diametralmente opuestas, hoy estos espacios trabajan para escalar posiciones y potenciar la presencia de sus líderes en todo el país. Pero un desafío extra que se cuela por lo bajo es el territorio santafesino, determinante por su peso en el padrón electoral.
  Desde ambos sectores ya trabajan en la construcción de una alternativa de poder sin perder los lineamientos nacionales. La finalidad es consolidar a los presidenciables Sergio Massa y Mauricio Macri.
  La Capital juntó a dirigentes locales del Frente Renovador y PRO con acceso al armado local de cara a 2015. Coinciden en que la sociedad demanda un cambio de la dirigencia política. Además, aseguran que este modelo nacional “está agotado” e insisten en iniciar un diálogo entre los partidos opositores para “encontrar puntos en común y una primera base de entendimiento” de cara a lo que viene.

La mirada macrista. En el territorio provincial, el PRO viene consolidando su armado. Nicolás Bacca cumplió un rol primordial en las últimas campañas del partido amarillo. Este joven, que desde el año 2009 milita en el espacio, asegura que trabajará para la candidatura de Mauricio Macri. Desde el PRO, no descartan una posible candidatura suya a concejal por Rosario.
  “Vamos por una idea que busca rehacer nuestro futuro. El ciudadano ha tomado conciencia de que si seguimos confiando nuestro destino a los mismos que nos han gobernado los últimos 30 años nada va a cambiar. La alternativa que buscamos viene liderada por un equipo de gente que no está contaminada. El próximo gobierno debe resolver los problemas de la gente”, apunta Bacca.
  El joven macrista, destaca que desde hace varios meses Mauricio Macri viene recorriendo el país y creciendo en las encuestas. En ese esquema, le otorga un rol fundamental al distrito santafesino. “La provincia viene liderando el crecimiento del PRO y de que un cambio es posible. Y eso lo logramos generando un acercamiento con la gente”, agrega.

En el Frente Renovador. En el mapa electoral que se dibuja desde Tigre, la provincia de Santa Fe tiene un rol primordial. Para los dirigentes Francisco Rui Fernández y Andrés Chiarrello crecen las chances para que el Frente Renovador sea gobierno a partir de diciembre del año próximo. Ambos militantes están encolumnados en el proyecto nacional de Sergio Massa, aunque mantienen diferencias en los armados locales.
  “Sergio Massa tiene la fuerza necesaria para encarar un proceso de trasformación y reconciliación de los argentinos mediante una propuesta clara y concreta. Estamos decididos a enfrentar a los que concentran el poder y a aquellos que mediante el látigo y la chequera disciplinan a todo el mundo”, asegura Rui Fernández, joven que desde el año 2008 viene trabajando junto al diputado nacional, Oscar Cachi Martínez.
  Andrés Chiarrello integra las filas de la agrupación nacional “Perón Vive”. En la provincia, este espacio está conformado por ex dirigentes del sector que comandaba el ex gobernador Carlos Reutemann.
  “Sergio Massa es el mejor candidato a presidente que tiene el peronismo. Es sinónimo de esperanza y confianza. Hoy los argentinos tenemos un futuro incierto. Pero desde el Frente Renovador vamos a transformar el país”, manifiesta Chiarrello, quien agrega que Massa ha demostrado en la función ejecutiva como intendente de Tigre que “las cosas se pueden hacer”.

Las alianzas. Los espacios políticos avanzan en la consolidación de acuerdos en varias provincias del país. El Frente Renovador y PRO no escapan a esa ecuación. Varios dirigentes presionan para poder sellar alianzas que les permitan gobernar sus provincias a partir de diciembre del año próximo.
  Es más, muchos radicales con chances de pelear una Gobernación en 2015 tienen conversaciones con Massa. Para los dirigentes del Frente Renovador, estos acercamientos marcan señales de entendimiento.
  “Algunos sectores del radicalismo entienden que el Frente Amplio Unen no tiene llegada política dentro de su territorio. Por eso ven en Sergio Massa un aliado estratégico”, dicen los dirigentes.
  Para ellos, la Argentina que se viene implica reunirse con opositores de diversos sectores. “Esta actitud obligo a los demás candidatos a iniciar conversaciones con otros espacios y salirse de su propio partido”, dicen en clara alusión al partido que comanda Mauricio Macri.
  En cambio, desde el PRO aseguran que la decisión desde hace tiempo es la misma: seguir por la “tercera vía”, apostar por candidatos propios y postergar para más adelante los intentos de retomar los acuerdos locales.
  “Nosotros siempre estuvimos en el mismo lugar. Representamos lo nuevo. Apuntamos a generar un modelo diferente donde el pilar fundamental sea la participación de la gente”, apunta Bacca, y remata: “Nos quieren hacer creer que ellos son el cambio pero muchos dirigentes estuvieron con este gobierno nacional”.
  Desde ambos sectores dejan muchos acuerdos en suspenso. Reconocen que los acercamientos existen pero nada está cerrado por completo.
 

Las internas de cara a la pelea por la Gobernación

El Frente Renovador se encamina a disputar una interna en las próximas elecciones a gobernador por Santa Fe. Aunque todavía no hay candidaturas oficiales, los nombres que hoy aparecen son el del diputado nacional Oscar Cachi Martínez, el ex presidente comunal Raúl Ponzio, y el ruralista Eduardo Buzzi.
  “Nos estamos preparando con nuestros equipos técnicos para competir en una interna. Debemos generar una alternativa competitiva”, señala Chiarrello, quien espera el sí del presidente de Federación Agraria.
  Rui Fernández asegura que  todavía es prematuro hablar de candidaturas. Además, hace un llamado a la unidad del peronismo santafesino. “El presidente del partido debería dejar de tenerle miedo al gobierno nacional. Las nuevas generaciones deben tener la madurez para sentar a todas las partes”, manifestó.
  En el PRO, las aguas están más calmas al parecer. Desde el búnker macrista trabajarán para la postulación a gobernador de Miguel del Sel. “Estamos en condiciones de ganar y gobernar la provincia.
   Desde el 2011, Del Sel no paró de recorrerla. Y su grado de compromiso ha ido creciendo en este último tiempo. Estamos preparados para ser gobierno”, finaliza Bacca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario