Edición Impresa

El PRO local se sigue consolidando como fuerza política

La evolución desde sus inicios en 2005 hasta la actual pelea por la Intendencia. De Weskamp hasta Del Sel y Anita Martínez.

Martes 21 de Abril de 2015

La consolidación actual del PRO en Rosario se explicaría por una evolución política propia desde 2005 hasta un Macri presidenciable. También por errores de una gestión del socialismo gobernante a nivel local, que sufrió un duro revés de hasta una clase media apartidaria, que supo acompañarla durante un cuarto de siglo, pero que ya había dado señales de agotamiento en las últimas compulsas, y ahora materializó ese enojo con una idea más profunda de cambio.

El origen del PRO en la ciudad podría establecerse cuando confluyeron cuadros locales del partido Recrear, de Ricardo López Murphy, y Compromiso para el Cambio, de Mauricio Macri, para presentar a Laura Weskamp como candidata a concejal en 2005.

En 2007 acordaron acompañar la lista radical de Juan Carlos Millet, encabezando la nómina a concejal, otra vez con Weskamp, a quien con 10.600 votos no le alcanzó para ingresar al Palacio Vasallo.

Fue recién en 2009 cuando apareció el color amarillo y el Frente Propuesta Santafesina (PRO) y Weskamp convirtió los 6.000 votos de la primaria en 42.000 una semana después de la foto con una Gabriela Michetti en alza. La gripe A, la crisis del empleo y el conflicto por la resolución 125 dieron en esos momentos más aire a las distintas oposiciones.

Desde allí y hasta casi el 2014, la actual contrincante de Rodríguez Larreta a la jefatura de gobierno porteña medía mejor que Macri en Rosario. Y así se reflejaba en la cartelería que durante esos años desplegaron en la ciudad los referentes locales.

Etapa de figuras. Pero en el 2011, con la incorporación del ex Midachi, Miguel Del Sel, el PRO logró mayor visibilidad en toda la provincia y entrar más rápidamente en los barrios EM_DASHque con alguna figura menos conocida probablemente le hubiera llevado más añosEM_DASH, llegando a pelearle a Antonio Bonfatti la Gobernación y meter, con Rodrigo López Molina como cabeza de lista, tres concejales en Rosario.

Esa táctica volvió a tener éxito en 2013 con el ingreso de la ex modelo y periodista Anita Martínez —tres concejales más—, quien desde que asumió mantuvo una menos visible pero cargada agenda semanal de recorrida por los distintos barrios de la ciudad. Esto podría, junto con la problemática de la inseguridad, de algún modo, explicar que una parte importante de esos 40.000 votos que perdió el Frente para la Victoria con la salida de Héctor Cavallero de la contienda por la Intendencia fueran al PRO, y no al Frente Progresista, que parece no haber llegado a tiempo en algunas zonas con el Plan Abre.

En este sentido, el PRO durante la actual campaña profundizó esa estrategia en los barrios con unos 300 voluntarios que llegaron a realizar cinco actividades diarias en simultáneo a las que realizaba la precandidata a intendenta, en otras zonas de la ciudad, también en clubes, vecinales y con organizaciones barriales, a las que iba alguno de los aspirantes al Concejo.

De todos modos, todos los sectores políticos coincidieron en señalar que la irresolución en materia de inseguridad jugó un papel clave en el voto bronca contra el oficialismo en Rosario (80 por ciento) que, pese a los distintos virajes de políticas en este área, no lograron modificar cualitativamente la problemática del delito y perdió 127 mil votos respecto a las primarias de 2011.

Otro aspecto que podría haber influido "positivamente" en estas elecciones primarias a intendente para el PRO fue la salida de la puja a nivel local de su hoy candidato a vicegobernador Jorge Boasso, quien hasta el 2011 polarizó votos —pero dentro del Frente Progresista—, y dividía la "bronca" con el resto de las ofertas electorales.

El aún concejal radical en esa ocasión salió segundo, detrás de Fein, con 113.000, unos 8.000 más que Anita Martínez, la ganadora de estas primarias a intendenta.

Resta ver a partir de ahora cómo moverán sus fichas las espadas del PRO para consolidar el resultado del domingo, y del Frente Progresista para revertir el resultado el próximo 14 de junio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario