Edición Impresa

El presidente de Ucrania cede ante la presión de los opositores

En medio de la crisis en Ucrania, el gobierno del presidente Viktor Yanukovich dio a entender que podría ceder en algunos de los reclamos, aunque en las calles de la capital.

Viernes 24 de Enero de 2014

En medio de la crisis en Ucrania, el gobierno del presidente Viktor Yanukovich dio a entender que podría ceder en algunos de los reclamos, aunque en las calles de la capital, Kiev, continuaba la tensión y las protestas se extendieron a otras ciudades. Yanukovich encabeza un gobierno filorruso que se opone a la integración de Ucrania en la Unión Europea. La reciente negativa del presidente a firmar un documento que iniciaba ese proceso desató las masivas protestas en Kiev. Al menos siete opositores han muerto violentamente desde el inicio de las protestas el pasado fin de semana.

   Una reunión del primer mandatario con alguno líderes opositores culminó sin que se produjeran avances decisivos. El político opositor y ex campeón mundial de box Vitali Klitschko les pidió a los manifestantes congregados en el centro de Kiev que tengan paciencia. Yanukovich prometió liberar a unos 100 manifestantes encarcelados, aseguró Klitschko. El presidente del Parlamento, Vladimir Rybak, anunció una sesión especial para la semana que viene en la que se decidirá sobre la renuncia del primer ministro Nikolai Azarov, mientras miles de personas permanecen en la calle pese a la violenta represión policial y al frío extremo.

   Previamentek, Klitschko instó a las fuerzas represivas a suspender el “terrorismo contra el pueblo”. Además, llamó a la comunidad internacional a aumentar la presión. “Hay gente que muere, activistas que desaparecen, heridos que son secuestrados de los hospitales”, denunció el ex campeón mundial de boxeo. La posición de Europa y de Estados Unidos ha sido hasta ahora de mera condena verbal. Esto permitió a Yanukovich desatar una ola represiva y avanzar con leyes que significan el fin de la libertad de expresión y manifestación. El pasado fin de semana comenzaron las grandes manifestaciones precisamente en repudio de la promulgación de estas nuevas leyes.

   En la sesión parlamentaria del próximo martes 28, además de la renuncia del jefe de gobierno, se revisarán estas controvertidas leyes contra la libertad de prensa y de reunión. De esta manera, el gobierno está cediendo en uno de los principales reclamos de la oposición. Los analistas creen que el presidente está dispuesto a sacrificar a su premier Azarov.

   La canciller alemana, Angela Merkel, criticó en una conversación telefónica con Yanukovich la violencia de estos días. Merkel instó al presidente a iniciar un diálogo serio con la oposición. La canciller reclamó además retirar las controvertidas leyes. Yanukovich también habló con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden. Yanukovich debe poner fin a la confrontación entre manifestantes y las fuerzas de seguridad lo antes posible y distender la situación, aseveró el vicepresidente estadounidense durante el diálogo telefónico con el presidente ucraniano, según lo dio a conocer hoy la Casa Blanca. En caso contrario, nuevos derramamientos de sangre también tendrán un impacto en las relaciones bilaterales, le advirtió Biden.

   En tanto, en medio de un frío helado, en Kiev se registraron algunos enfrentamientos hasta que ambas partes acordaron una tregua. Sobre el campamento de los manifestantes se mantenía el humo negro de los neumáticos quemados. Opositores tomaron varios edificios administrativos en diversas ciudades del oeste y centro del país. Cientos de manifestantes ocuparon un edificio en la ciudad de Leópolis, unos 500 kilómetros al oeste de Kiev. Hoy viaja a Kiev el comisario de Ampliación de la UE, Stefan Füle.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS