Edición Impresa

El presidente de la UIA puso en duda el éxito del acuerdo de precios

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, disparó un torpedo contra el acuerdo impulsado por el gobierno para contener los precios de una canasta de productos.

Viernes 27 de Diciembre de 2013

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, disparó un torpedo contra el acuerdo impulsado por el gobierno para contener los precios de una canasta de productos. El jefe de la central fabril consideró "muy difícil" que ese pacto tenga éxito en el control inflacionario. El titular de la cámara que agrupa a los industriales de la alimentación, Daniel Funes de Rioja, también arrimó su bidón al advertir que si los sindicatos del sector privado persiguen replicar los aumentos otorgados a los policías provinciales, sobrevendrá "un rodrigazo".

Un día antes de que el gobierno difunda la lista de productos con precios administrados, acordada con diferentes cámaras empresarias, los referentes de la UIA salieron con ferocidad a sumar su aporte a la conflictividad general. "Es difícil imaginar un acuerdo con tantas manos en el medio, es algo que históricamente fracasó y ese fracaso hace difícil pensar en un éxito", alertó Méndez.

En declaraciones radiales, el dirigente consideró que esta medida "no alcanza para controlar la inflación" y evaluó que "hay algunos cambios en el diálogo y en el trato" del gobierno hacia los empresarios pero advirtió: "No sabemos si esto implica un cambio respecto de la conducción de Guillermo Moreno en la Secretaría de Comercio".

El control de la inflación forma parte de los intentos del gobierno por coordinar la puja distributiva, que muestra en diciembre la cara más feroz de los distintos sectores económicos. Desde las entidades empresariales, las denuncias sobre el aumento desmedido de los precios se combinan con su desdén hacia los controles y acuerdos para contenerlos, pero sobre todo con su cerrada posición en contra de los aumentos salariales.

El titular de la Coordinadoras de las Industrias Productoras de Alimentos (Copal), Daniel Funes de Rioja, advirtió ayer que los reclamos salariales no deben seguir los porcentajes obtenidos por los policías provinciales luego de los alzamientos de mediados de mes. El dirigente explicó que "no se pueden comparar" los básicos que perciben los policías en la mayoría de las provincias, que van de entre los 1.200 y 1.800 pesos, con los que abona la industria que van entre los 4.000 y los 5.000 pesos.

"Nada tiene que ver con los básicos policiales, puede haber presiones para confundir, pero eso sería pretender armar un Rodrigazo", añadió.

Funes de Rioja mostró resultados de un estudio realizado por el Centro de Estudios de la UIA (CEU) que se analizó el martes pasado en la central fabril. El estudio indica que de enero de 2002 a la fecha la industria otorgó incrementos nominales del 1.245 por ciento, contra 490 por ciento del sector de empleados públicos.

Por su parte, Méndez afirmó que las próximas paritarias "van a ser un combate en el buen sentido" e indicó que "si las empresas comienzan a aceptar cualquier número, todo se va al diablo".

Por su lado, José Ignacio De Mendiguren, aseguró que los reajustes otorgados a las fuerzas de seguridad "descolocaron" el escenario de las paritarias y reclamó un plan "antiinflacionario".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS