Edición Impresa

El precio de los alimentos se disparó durante octubre en el Gran Rosario

El Ipec relevó la inflación más alta del año. El rubro registró una suba de 2,3 por ciento. Se aceleró el ritmo de incremento desde mediados de año. El IPC dio un salto de 1,4 por ciento.

Sábado 30 de Noviembre de 2013

La remarcación de precios de los alimentos y bebidas en el Gran Rosario se aceleró en octubre: la suba fue de 2,3 por ciento respecto al mes anterior. El nuevo salto se da desde un escalón de por sí alto, ya que desde mediados de año el ritmo de incrementos duplica al registrado en la primera parte de 2013. Así se desprende del informe publicado ayer por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec).

El aumento aplicado a los alimentos y bebidas en la ciudad fue el segundo más elevado para un mes de octubre de los últimos ocho años. Refleja la voracidad que hubo por "sincerar" los valores, una vez acotados los acuerdos de precios a poco más de 300 productos en la región. Hay que remontarse a 2010 para encontrar una marca inflacionaria más alta en el rubro. En octubre de ese año, el incremento fue 5,3 por ciento.

Hay que retroceder hasta abril de 2012, con subas de 2,9 por ciento, para encontrar un mes que haya registrado aumentos superiores a los de octubre pasado. Desde aquella época, las cifras oficiales del Ipec comenzaron a "alinearse" con las del cuestionado Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El aumento de los alimentos y bebidas representan casi el 38 por ciento de la canasta que conforma el Ipec para establecer el índice de precios en el Gran Rosario.

En Santa Fe suben menos. Otro dato que refleja el organismo provincial es que los empresarios rosarinos volvieron a subir los precios, por segundo mes consecutivo, por encima de lo que hacen sus pares en el Gran Santa Fe. En los dos últimos meses, la diferencia es 3,4 por ciento vs. 2,6 por ciento. Quiere decir que el incremento es un 30 por ciento, a pesar de la cercanía a los centros de producción, logística y de la mayor concentración del negocio mayorista en torno a Rosario respecto del norte provincial.

De esta manera, el índice general de precios para el Gran Rosario fue del 1,4 por ciento. Es la cifra más alta del año. Además de los alimentos, a la inflación en Rosario también contribuyeron otros bienes y servicios (1,8 por ciento), indumentaria (1,2 por ciento) y atención médica (1,2 por ciento).

Un piso del 2 por ciento mensual. La inflación medida por el Ipec aún está lejos de lo que los encuestadores que releva la gestión de Mauricio Macri en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2,2 por ciento en octubre), San Luis (3,3 por ciento), de las consultoras privadas publicado por la oposición en el Congreso (2 por ciento) y hasta del realizado por Camioneros (2,8 por ciento).

Para el Indec los precios el mes pasado subieron 0,9 por ciento y los alimentos 1 por ciento.

"La tasa de inflación se encuentra firmemente instalada en un nivel que oscila en el 2 por ciento mensual, a pesar de la desaceleración de la economía y del hecho de que, en los últimos doce meses, la expansión monetaria ha sido menor que a lo largo de 2012", señaló la consultora Finsoport, en su último informe.

Un informe realizado por la Universidad Torcuato Di Tella, en base a encuestas que realiza mensualmente, señaló que la inflación que percibe la población ronda el 30 por ciento, una cifra que permanece prácticamente constante desde hace más de un año.

Los meses de noviembre y diciembre suelen ser tradicionalmente meses en los que los precios se calientan previo a las fiestas de fin de año y el período vacacional.

Por lo pronto, los aumentos de las tarifas de taxi, de los combustibles, carnes, lácteos y pan registrados en las últimas semanas serán de la partida cuando se publiquen los próximos datos oficiales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS