Edición Impresa

El precio internacional de la soja no deja de bajar desde hace siete días

Actividad económica. Fuerte caída en el mercado de Chicago. Las perspectivas de una buena cosecha en Estados Unidos presionan sobre las cotizaciones. Expectativa por los agrodólares.  

Miércoles 09 de Julio de 2014

El precio de la soja cayó por séptimo día consecutivo en la Bolsa de Chicago y tocó su punto más bajo en cinco meses. Las perspectivas de una buena campaña en Estados Unidos arrastraron las cotizaciones y dispararon ventas de los fondos especulativos. Los contratos de granos gruesos se desinflaron y presionaron sobre los valores del mercado local, aunque la respuesta de los operadores locales fue frenar los negocios.

Los precios de los principales granos de exportación comenzaron a desacelerar bruscamente desde los altos valores que tuvieron el año pasado y en los primeros seis meses de 2014. El contrato más próximo del mercado de futuros de soja en Chicago cerró a 488 dólares por tonelada, 12 dólares menos que ayer y 103 dólares menos que hace un año. El contrato noviembre, cuando empieza a salir al mundo la soja estadounidense, cerró en 410 dólares.

La razón es que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) estimó que las condiciones climáticas y productivas son excelentes para la cosecha de soja y maíz en el país del norte. . Con estos datos, un mercado que se venía moviendo al ritmo de una fuerte presión de la demanda china, contra una situación de escasez estadounidense, comenzó a desinflarse. Y los fondos especulativos comenzaron a vender.

En el mercado rosarino, la principal plaza referencia disponible del país, los precios bajaron de los 2.413 pesos por tonelada de la semana pasada al rango de 2.320 a 2.370 pesos de los últimos días. El resultado fue, igualmente, que no se hicieron operaciones.

En maíz, los valores ofrecidos por la exportación con descarga contractual se ubicaron $ 1.100 por tonelada sobre San Lorenzo y Puerto General San Martín.

Agrodólares. No por anunciada, la baja tiene menos impacto. Golpea en momentos en que el gobierno nacional necesita hacerse de agrodólares para enfrentar una economía escasa de divisas y con nuevos compromisos derivados de las renegociaciones de deuda con empresas extranjeras y organismos multilaterales. Aunque, desde otro punto de vista, es probable que la baja de las cotizaciones fuerce a rever la estrategia de retención de granos de los productores, expectantes por una nueva devaluación.

El movimiento de precios desafía las estrategias de especulación cambiaria, cuando todavía hay en poder de los empresarios del campo 32 millones de toneladas de soja, por valor aproximado de 15 mil millones de dólares, contra una cosecha de cerca de 55 millones.

Las empresas del sector agroexportador liquidaron desde principios de año 13.864.271.528 millones de dólares hasta el 4 de julio pasado.

De acuerdo la agencia marítima Nabsa, la carga programada en las terminales portuarias de la zona del gran Rosario llega a 4.285.562 toneladas hasta el 28 de julio. De ese total, 263.000 toneladas corresponden a sorgo, 1.686.562 toneladas a maíz, 52.000 toneladas a trigo, 24.000 toneladas a cebada, 401.525 toneladas a soja, 1.583.045 toneladas a harinas y 275.784 toneladas a aceites.

Dólar

El gobierno profundizó las restricciones al giro de dividendos, compras de divisas por importaciones y adquisición de dólares por monotributistas. El objetivo es cuidar los dólares para pagar deuda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS