Edición Impresa

"El poder económico quiere imponer condiciones al poder político"

La jefa del Estado dijo que nunca pensó en renunciar y reveló detalles de la última noche del ex presidente Néstor Kirchner. La presidenta lo afirmó al recordar el conflicto con el campo en 2008 y la corrida bancaria luego de asumir en 2011.

Lunes 30 de Septiembre de 2013

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró ayer que "lo que quieren los sectores económicos es imponer condiciones al poder político", al recordar la protesta del campo en 2008 y la corrida bancaria tras asumir su segundo mandato, en 2011.

Cristina repasó diversos temas de su gobierno y su relación con el ex presidente Néstor Kirchner durante la entrevista que concedió al periodista Jorge Rial, en el marco del ciclo "Desde Otro Lugar", que emitió ayer América TV.

Allí, al ser consultada sobre si hubo algún intento de desestabilización del orden institucional por parte de lo que algunos sectores denominan "el círculo rojo", la jefa del Estado manifestó que "de Clarín y de (Héctor) Magnetto creo cualquier cosa" porque, "de hecho, algo intentaron en 2008 cuando fue el conflicto con las patronales agropecuarias".

En tanto, Cristina afirmó que con la corrida bancaria que ocurrió tras su victoria electoral en octubre de 2011, cuando se fueron 5.000 millones de dólares, "hubo un intento de ponerle condiciones a un gobierno que había ganando con el 54 por ciento de los votos" por parte de sectores que quieren "retrotraernos a la década de los 90".

En ese contexto, señaló que lo que quieren los sectores económicos es imponer condiciones al poder político, y negó que en la Argentina exista "cepo al dólar", dado que "hay más de 300 formas de utilizar el dólar" en el país.

Al profundizar en su relación con Néstor Kirchner, relató que "ni siquiera en ese momento de debilidad de él me sentía desprotegida", al contar que tras la derrota legislativa de la resolución 125 "en la madrugada él me dijo «siento que no voy a poder protegerte más»".

Versiones. A la vez calificó como "ciencia ficción absoluta" las versiones acerca de una presunta pelea de Kirchner con Hugo Moyano la noche previa al deceso del ex presidente, y hasta recordó que, a tono de broma, Kirchner le dijo a la actual presidenta: "aunque midas 80 puntos, el candidato soy yo", de cara a la presidenciales de 2011.

Según rememoró la mandataria, la noche del 26 de octubre de 2010, horas antes de la muerte de Kirchner, "nunca se peleó con nadie: Mirábamos televisión y de pronto apareció (Luis) D"Elía que, ante la insistencia de un periodista para saber a quién de los dos prefería dijo «Cristina era un 10 en la Facultad y Néstor un 4»; Néstor dijo en broma «mirá a este gordo traidor» y yo lo abracé y me dijo: «Aunque midas 80 puntos el candidato soy yo»".

Entre los hechos que afectaron a Kirchner antes de su muerte, la mandataria contó al asesinato del militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra.

"Lo del chico Ferreyra para él fue terrible porque se imaginó que se venía un caso como el de (Maximiliano) Kosteki y (Darío) Santillán. Néstor salió desesperado a buscar quien había sido. Estaba mal, mal, mal, desencajado", remarcó la presidenta.

"Máximo (Kirchner) dice que la bala que mató a Mariano Ferreyra rozó el corazón de Néstor. El vivía muy intensamente, yo le decía no te hagas tanta mala sangre", afirmó.

La entrevista mantenida con Rial, que también repite la TV Pública, continuará el próximo el domingo, y se suma al ciclo de diálogos que comenzó con Hernán Brienza.

Prefería a Menem

Cristina recordó que sus peleas con Néstor Kirchner “eran memorables” y señaló que discutieron mucho en 1989, cuando él quería apoyar a Antonio Cafiero para la interna del PJ y ella quería a Carlos Menem. “En el 89 a mí me encantaba Menem, el hombre del interior profundo y él quería a Cafiero”, reveló la presidenta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS