Edición Impresa

"El PJ santafesino debe ser mucho más que el Frente para la Victoria"

Omar Perotti se prepara para dar pelea en 2015 como candidato a gobernador peronista en Santa Fe y, en ese contexto, asegura que el Partido Justicialista provincial "deberá ser mucho más...

Viernes 10 de Enero de 2014

Omar Perotti se prepara para dar pelea en 2015 como candidato a gobernador peronista en Santa Fe y, en ese contexto, asegura que el Partido Justicialista provincial "deberá ser mucho más que el Frente para la Victoria". El actual diputado nacional admite su voluntad de volver a recorrer la provincia, asegura que se deben abrir canales de diálogo con todos los sectores y se muestra poco conforme con la estrategia del peronismo en la Legislatura a la hora de hacer oposición al gobierno de Antonio Bonfatti.

En una entrevista con LaCapital, el dirigente rafaelino rechaza la posibilidad de una reforma constitucional en 2014: "Bonfatti debería convocar a la oposición para debatir cómo salir de la grave crisis de inseguridad que padece la provincia, no para un tema que hoy no es prioritario".

—¿Estará en la cancha con una candidatura a gobernador en 2015?

—Tengo aspiraciones y deseos de estar. Recorrer la provincia durante todo 2014 es la mejor manera de prepararnos, hay que escuchar mucho a la gente nuevamente en cada rincón de la provincia y habrá que ser muy claro en el diálogo más allá de los dirigentes del justicialismo. Hay que hablar con todos los sectores sociales sin tabúes.

—Pero el PJ santafesino hoy parece ser solamente el Frente para la Victoria.

—No, el el PJ santafesino es mucho más y tiene que ser mucho más que el Frente para la Victoria. El PJ fue exitoso y gobernó bien en Santa Fe. Si no se da ese paso seguiremos achicando al peronismo. La instancia provincial del peronismo tiene que expresar toda la capacidad de sus gestiones anteriores, como con Reutemann y Obeid, pero tiene que empezar a expresar el potencial de algo nuevo. Y tiene condiciones, figuras y cuadros técnicos para hacerlo. Hay que entusiasmar a los santafesinos con una propuesta nueva y sumando sectores. El peronismo es un partido nacional pero tiene que tener impronta santafesina y expresar la idiosincracia de Santa Fe.

—¿Está referenciado en algún liderazgo nacional?

—Es una etapa en la que hay poner mucho empeño para hacer las cosas bien y cuidar el esfuerzo de los argentinos. Tenemos que cuidar los precios, no hablar sobre el incremento de precios es como no estar en contacto con lo cotidiano. Hay que hablar de estos temas. Si tenemos esa capacidad, el peronismo va a tener muchos candidatos en condiciones de seguir gobernando la Argentina. Estamos muy lejos de la crisis que sufrimos en 2001.

—¿Hay alguna posibilidad de que el voto peronista vuelva al PJ en este escenario de dispersión en el que Reutemann está con Massa, el kirchnerismo va por otro andarivel, usted tiene su propio sector y el PRO coptó a muchos otros referentes?

—Hay que hacer un esfuerzo importante a la hora del diálogo y reconocer lo que cada uno pueda aportar. Es positivo que Reutemann vuelva a sumar, que lo mejor de lo hecho en estos años a nivel nacional esté presente. Tenemos que trabajar, acordar y construir en la diversidad, no es tabicando como se va a poder crecer. El peronismo necesita sumar, encontrarse con el otro.

—¿Cuál es su opinión sobre la gestión Bonfatti, que cumplió en diciembre de 2013 la mitad de su mandato?

—Yo tenía más expectativas. Los momentos que vivieron los sectores productivos indicaban que deberíamos haber aprovechado la situación de otra forma. A Bonfatti le toca gobernar en un momento de muy buenos recursos, con los presupuestos más altos de la historia de la provincia, niveles de recaudación altísimos. Esos recursos podrían estar volcados hacia infraestructura en cuestión energética, del agua, pero no fue así. Y siento que el gobierno está en deuda en materia de seguridad, que eso se ha desmadrado. Hay que exponer el problema sobre la mesa con todo lo duro que pueda llegar a ser. Y ponerlo sobre la mesa es arrojar luz para que los sectores criminales tengan el menor espacio posible. La política tiene que hacer sus mayores esfuerzos para devolverles la tranquilidad a los santafesinos.

—Lo que usted ponía en la mesa en un spot de campaña de 2011 era una bolsa que simulaba estar repleta de droga.

—Lamentablemente no me sorprende lo que ocurre. Me hubiese gustado ser gobernador o que quienes lo fueron hubiesen tomado más seriamente este tema. En ese momento fui descalificado, tomado como oportunista y electoral. Pero yo planteaba lo que me decía la gente en los barrios y que hoy todo el mundo puede ver. Por entonces no había tantos muertos, aquello tenía una expresión concreta de lo que estaba sucediendo con las denuncias de vecinos que se sentían indefensos y con la connivencia de la policía con el delito y el no control de las fuerzas políticas sobre la policía. Las denuncias caían en saco roto. Y no eran discusiones sobre radares y leyes de derribo, era la identificación del problema en barrios y plazas. Eso que ahora son búnkers.

—¿Quiénes le transmitían preocupación?

—Recuerdo que me lo comentaba toda la gente que trabajaba con la hermana Jordán, pero los vecinos me lo repetían en todos lados. Por eso yo planteaba una batalla frontal contra el narcotráfico. Hablaba de "mano justa" y presencia del Estado muy firme en los barrios. En las campañas electorales se deben discutir todos los temas, pero yo fui ninguneado por mi propuesta y por mi denuncia pública sobre la inexistencia de Drogas Peligrosas adentro de la fuerza policial. Y hoy, lamentablemente, sigue igual en la mayoría de los departamentos. La policía no tiene vehículos, equipamiento ni personal. Nos falta muchísimo para encarar en serio estos temas.

—¿Y está conforme con los posicionamientos del PJ santafesino respecto a estos temas?

—Hay una actitud que no tiene fuerza ni correlato del partido con los legisladores, con la estructura territorial, que debilita los posicionamientos. Muchos legisladores creen que para no ser tildados de opositores tienen que ser acompañantes de todo lo que plantea el oficialismo. El peronismo hizo gestos importantes en momentos difíciles del gobierno, pero ese mismo gobierno no lo correspondió de la misma manera. Se le votó a Bonfatti una reforma tributaria demasiado generosa, en los momentos difíciles se le votó la emergencia en seguridad y el presupuesto. Y eso fue por la responsabilidad del peronismo. Pero, en realidad, la sociedad espera más firmeza de la oposición. La oposición, el peronismo, tiene que exigir de otra manera y exigir más. La oposición legislativa tiene que mejorar su rol en Santa Fe.

—¿Cuál es su opinión sobre la reforma constitucional?

—Me gustaría que primero se haga una convocatoria a los partidos para enfrentar al delito, el narcotráfico y para resolverles a los santafesinos las cuestiones vinculadas a la inseguridad. Eso es lo prioritario y central. El peronismo siempre fue reformista, pero no es momento de tapar discusiones. Pero si hay voluntad de reformar la Constitución preguntémosle a la gente si realmente quiere. Y para ello en 2015 el gobierno podría incorporar en la boleta única esa pregunta. Y ahí tendremos la opinión de todos los santafesinos. La convocatoria de Bonfatti a los partidos de la oposición para la reforma hoy no tiene mayor sentido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS