Edición Impresa

El peronismo santafesino inició un intrincado camino a la unidad

Alentado por Rubeo y Traferri, y para no perder más elecciones, el PJ local propuso articular "un frente que represente los valores justicialistas".

Viernes 06 de Junio de 2014

La mayoría de los diputados y senadores peronistas de la provincia se sentarán frente a sus televisores a ver el Mundial de fútbol y a esperar, casi con la misma expectativa, a ver si el sacudón que pretendieron dar a su partido tiene, al cabo del campeonato, algún tiro al arco.

La metáfora pertenece a un diputado que ayer informó la jugada a este diario: "El peronismo perdió ya dos elecciones y se encamina, si sigue así, a su tercera derrota consecutiva. Lo que nos piden las bases es que los referentes se pongan de acuerdo en una estrategia común: que la decena que son se dignen a sentarse a una misma mesa. Eso es lo que pedimos".

Tras horas reunidos en las oficinas del bloque peronista en el Senado anteayer, la iniciativa que sus mentores —el diputado Luis Rubeo y el senador Armando Traferri, como caras visibles— no terminó en la cena de brindis que algunos imaginaron ni el documento dado ayer a la prensa en una solicitada en los diarios del domingo.

Palabra perdida.Peor aún, la palabra "unidad" usada por varios cuando comenzaron las reuniones no figuró en el texto y fue reemplazada por el eufemismo "posición común". El temor inicial (que sinceran algunos senadores: "No podemos seguir perdiendo municipios y comunas, y entre el Frente Progresista y Del Sel, vamos a eso") lejos estuvo de ser conjurado. "Nos debería unir el sentido común, el amor y también el espanto, afirmó uno de los asistentes.

"Con la convicción de sustanciar una red política que propague los valores del justicialismo en la provincia", dice el título del comunicado. El PJ se definió históricamente de muchas maneras aunque nunca como una red, si a esta se la entienda como una estructura horizontal en la que todos interactúen en pie de igualdad. Algo que pone en tela de juicio la tradición verticalista y caudillista de un partido que siempre se adjetivó de movimiento.

"Los senadores y diputados provinciales pertenecientes al justicialismo nos proponemos generar un ámbito propicio para la apertura del movimiento justicialista para lograr una posición común conteniendo todas las expresiones políticas para recuperar el gobierno de la provincia en beneficio de sus habitantes. Así, conscientes de nuestra responsabilidad como legisladores a la hora de enfrentar los desafíos de ejercer una oposición con voluntad propositiva, hemos demostrado en estos años nuestro trabajo diario a favor de la construcción de una agenda común parlamentaria", continúa el texto, dando a entender que al menos a nivel legislativo habría madurado una especie de entendimiento. "Sea por convicción, amor o espanto", según la fuente citada.

Si el peronismo pierde más comunas y municipios tendrá menos senadores y, alertados como están, el oficialismo buscará evitar el riesgo de volver a perder la Legislatura. "Es decir, nos enfrentamos a una fuerza (FPCyS) que está segura de volver a ganar y es habilidosa para afianzar esa idea, y por eso plantea ir además por el triunfo legislativo y con otra (PRO) que viene instalando en los medios y en la gente la idea de un crecimiento que le permitiría disputar el Ejecutivo. Mientras los peronistas estamos siendo marginados del escenario preelectoral, que es la mejor y más eficaz manera de menoscabar nuestras chances. Claro que mientras sigamos en la diáspora en que estamos eso no será de otro modo", según un senador.

Nuevo espacio. Continúa el documento: "Es por ello que también planteamos un nuevo espacio de participación política con la clara vocación de sumar, conscientes que en la diversidad y el pluralismo está la clave para trabajar con espíritu frentista, el cual será el punto de partida para sustanciar y crear una red política capaz de propagar los valores e ideales del justicialismo en cada rincón de la provincia donde el sentir e ideología del Partido Justicialista es mayoría". Luego plantea "la construcción de un frente constituido como una red política que represente cabalmente el pensamiento político y los valores del justicialismo junto a otras fuerzas políticas".

El "nuevo espacio de participación" es tan novedoso como todavía indefinido cumple la función de reforzar la exhortación ("o apriete", según un asistente a las reuniones) a los actores principales a dar una imagen de mejor entendimiento ante la sociedad santafesina. "Una estrategia común no quiere decir que vayamos todos en una misma lista", aclaran los legisladores en lo que suena a resignación. Las Paso deberían ser un una instancia en la que se multipliquen esfuerzos detrás del peronista que las gane dentro del partido y no en las que le florezcan conspiradores.

Los diputados de María Eugenia Bielsa no firmaron el documento porque no habrían tenido tiempo de discutirlo más, y los de Omar Perotti tampoco por razones hasta ayer desconocidas. Los que responden a Oscar Martínez no fueron invitados porque pertenecen a otro partido (100 por ciento Santafesino).

"¿Cómo resolverán el trámite de un acuerdo provincial habida cuenta de los diferentes alineamientos nacionales", preguntó LaCapital. Un legislador —en off— respondió: "Si no encontramos una fórmula de entendimiento independiente de los alineamientos nacionales nada será posible. Una oposición firme y cerrada al gobierno socialista en la Legislatura puede ser un elemento catalizador".

—¿Cómo sigue ahora la cosa?

—Nos sentaremos a ver el mundial. Y después, sabremos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario