Edición Impresa

"El peronismo kirchnerista no es timorato, no pide permiso"

El diputado Juan Carlos Bettanin fue concejal de Santa Fe, secretario de Deportes, de Cultura y Comunicación Social. Militó en Montoneros y participó en la creación Comunicación Social (UNR).

Domingo 16 de Junio de 2013

Juan Carlos Bettanin asumió como diputado nacional, ocupando la banca que dejó vacía el ahora ministro de Defensa, Agustín Rossi. Santafesino, periodista, con militancia juvenil católica y luego en Montoneros. Estudió periodismo en Rosario en el primer quinquenio de los convulsionados 70. Fue parte de esa explosión de la década más nombrada del siglo XX. Grupo de Reflexión Estudiantes de Periodismo se llamó la agrupación estudiantil que tuvo en Bettanin a uno de sus fundadores. Luego participó de la creación de la carrera de Comunicación Social en la Universidad Nacional de Rosario.

   “Estuve en Santa Fe, me ayudó monseñor (Vicente) Zazpe”, rememora ante la pregunta sobre cómo hizo para esquivarle a las garras del terrorismo de Estado durante los años de plomo. Director de LT 14 en Paraná, luego de LT 9 en Santa Fe, Bettanin integró en segundo lugar la lista que lo llevó a Rossi a la reelección, en 2009.

   “Esto fue vertiginoso, una alegría inmensa para mí llegar al Congreso”, define el nuevo diputado nacional, uno de los 19 santafesinos que integran la Cámara baja, de 257 miembros.

   “Sería desatinado decir que vengo a reemplazar a Agustín (Rossi); en todo caso vengo a completar su mandato, hasta diciembre. Rossi no tiene reemplazo. Y ha sido distinguido por la presidenta para la nueva función que desempeña, por trayectoria, capacidad y lealtad”.

   —Si por despliegue y volumen político, Rossi no puede ser sustituido en Diputados, ¿el FpV santafesino pierde conducción y visibilidad con el desplazamiento de su cuadro más activo?

   —Contrariamente a lo que piensan algunos compañeros, yo creo que el Ministerio de Defensa será un lugar de mucha importancia para Agustín, para hacer política visible. Está la cuestión Malvinas muy vigente, la Unasur en un armado de protección de los recursos naturales del continente, la integración de las FFAA con la comunidad y en especial con la juventud.

   —¿Integración con la comunidad, la juventud, como se vio con La Cámpora en los operativos por las inundaciones en La Plata?

   —No sólo con La Cámpora, también con otras organizaciones sociales, y en todo el país. Forma parte de una tradición del peronismo, integración con las FFAA. Una fórmula exitosa para el peronismo.

   —En los 70 hubo experiencias muy recordadas, como el llamado Operativo Dorrego, donde convergieron el Ejército y la Juventud Peronista.

   —Desde ya, y no se trata de una visión nostálgica ni de una repetición mecánica. Pero quiero recordar que el fundador de nuestro movimiento fue un coronel.

   —Volviendo a Santa Fe, con Rossi fuera del juego electoral, ¿cómo se ordenan las propuestas para agosto y octubre?

   —En principio, respecto de las opciones no kirchneristas, no le quito mérito a nadie. Ni a (Hermes) Binner ni a (Miguel) Del Sel, que de todos modos creo que está en baja respecto de la elección de 2011. Y después la opción de Osvaldo Salomón, apoyado por (José Manuel) De la Sota, que dice que va a bajar los impuestos y crear más trabajo. Con todo respecto, me gustaría que me den la fórmula (risas). Ya tenemos a Binner, que no se caracteriza por cobrarles impuestos a los sectores más beneficiados, me imagino si se le cobran todavía menos impuestos.

   —¿Y el espacio propio del Frente para la Victoria?

   —Trabajamos para la estrategia de construir la unidad del peronismo lo más amplia posible. Y en ese sentido el nombre de María Eugenia Bielsa es importante, es una mujer valiosa. En lo personal, desconozco si hay o no conversaciones en estas horas entre la dirigencia del kirchnerismo y María Eugenia. Si Bielsa entiende la importancia del momento político supongo que puede ser una opción, pero si no lo entiende, el peronismo tiene muchos dirigentes, tiene reservas suficientes. Podrá ser un intendente, un dirigente social. Eso lo determinará la presidenta.

   —¿Su encuadramiento político se establece en Nuevo Encuentro, el partido que conduce a nivel nacional Martín Sabbatella, ¿qué tiene de diferente ir a ese bloque aliado del FpV o integrar directamente el bloque mayoritario?

   —En realidad estamos todos dentro de Unidos y Organizados, donde están La Cámpora, el Evita, Nuevo Encuentro y Kolina, entre otros. Todo ese colectivo es conducido por Cristina Fernández de Kirchner en persona. Así que no veo posibilidades de divergencias en la estrategia parlamentaria entre los distintos actores de Unidos y Organizados.

   —Llega a una Cámara tensionada, que en los últimos tiempos estuvo muy partida en los debates y en las votaciones, ¿cómo lo toma?

   —No me asusta, sinceramente. Recuerdo que en 2009, cuando hicimos la campaña marcada por la disputa de la 125, a veces me preguntaban si no tenía temor a que me tiraran con huevos por la calle. Y yo contestaba que en los 70 nos tiraban con ametralladoras. Así que este presunto clima de “crispación” que armó la derecha para estigmatizar al kirchnerismo no me intimida. Deberíamos recordar que el peronismo no logró estar en el centro de la escena política argentina por más de 60 años por timorato, por pedir permiso. Está por prepotencia de trabajo, y uso una frase de alguien que no es ni siquiera peronista. Por supuesto en ese ciclo hay una excepción, que fue el menemismo, que se apropió del peronismo, pero que muchos de nosotros combatimos con toda nuestras fuerzas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS