Edición Impresa

El perfil ideológico del sucesor divide opiniones en el kirchnerismo

El oficialismo debate sobre el postulante a la Presidencia para las Paso en 2015 entre un variado menú de candidatos. Forster, de Carta Abierta, sorprendió al exaltar la figura de Scioli. Domínguez no se siente representado por el gobernador.  

Martes 29 de Abril de 2014

El kirchnerismo volvió a mostrar ayer diferencias internas en torno al perfil de quién debería ser el candidato presidencial por el oficialismo, poniendo el foco en la figura del gobernador bonaerense Daniel Scioli, y sobre el adelantamiento de la campaña electoral por la sucesión de Cristina Fernández de Kirchner.

El filósofo del grupo kirchnerista Carta Abierta Ricardo Forster sorprendió ayer al afirmar que el gobernador bonaerense Daniel Scioli "se ha ganado, por derecho, ser candidato a presidente" por el Frente para la Victoria ya que "ha mostrado lealtad importante en momentos difíciles".

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli y el diputado y jefe de La Cámpora, Andrés Larroque, aclararon que falta más de un año para la definición de la fórmula presidencial del oficialismo e incluso criticaron a quienes ya comenzaron la campaña.

Aunque el año pasado había manifestado que Scioli "no expresa la continuidad del kirchnerismo", Forster respaldó ayer una posible postulación del gobernador a la Presidencia al destacar que éste "ha mostrado una lealtad importante en años difíciles".

Sin embargo, aclaró que "de ahí a que uno se sienta identificado con lo que representa políticamente (Scioli), es otro cantar, pero él es parte de una fuerza política importantísima".

Tiempos. Por su parte, Parrilli consideró que está "bien que haya compañeros que se postulen", aunque buscó bajarle el tono al debate al señalar que "ya habrá tiempo para definirlo".

El funcionario, de llegada directa a la presidenta Cristina Fernández, aclaró que "las Paso es donde se dirimen democráticamente las candidaturas" y consideró "aventurado definir las candidaturas" anticipadamente.

Más crítico volvió a manifestarse Domínguez, otro de los mencionados como posible candidato presidencial del kirchnerismo en 2015, al reiterar que no se siente "representado" por Scioli, y advirtió que "todos los que ahora aparecen quizás no sea la fotografía del 2015".

Desde Roma, Domínguez sostuvo que no sirven "candidaturas a la medida de la estética de la comunicación, sino líderes comprometidos con la realidad de la gente, que sientan al pueblo, que conozcan al pueblo".

En ese marco, Domínguez reclamó —en indirecta alusión a Scioli— que "no necesitamos candidatos, necesitamos líderes dispuestos a conducir procesos, que militen, que tengan compromiso con la gente, que tengan un proceso de formación política".

En tanto, no descartó su eventual postulación al considerarse "uno más de un sinnúmero de hombres y de mujeres que vamos a elegirlo en el seno del partido" en la interna de agosto de 2015 y opinó que esa "discusión empieza en marzo del año que viene".

Más moderado en sus críticas a quienes ya se lanzaron a la carrera presidencial, entre ellos Scioli, Sergio Urribarri y Florencio Randazzo; Rossi aseguró que "el debate ideológico tiene preceder al debate electoral en la Argentina".

Rossi no descartó una vez más la idea de presentarse como candidato a presidente en 2015 y dijo que se va a "tomar un tiempo para analizar una posibilidad tan importante como es ser candidato a presidente".

Scioli y Macri se mostraron juntos en la Feria del Libro

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli; y el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, volvieron ayer a mostrarse juntos, al participar en la inauguración de un espacio dedicado a la vida y obra del Papa Francisco, que se llevó a cabo en la Feria del Libro bajo el auspicio de la provincia de Buenos Aires.

“Recibí un llamado de mi amigo Daniel, que me pidió que lo acompañara y vine”, explicó Macri en torno a su presencia junto al gobernador.

Scioli, por su parte, dijo que lo llamó la semana pasada para tomar parte en la inauguración del espacio y destacó el papel de Bergoglio en el arzobispado de Buenos Aires.

Scioli destacó como “muy importante” que Macri estuviera en la presentación del stand de Francisco porque Bergoglio fue arzobispo de Buenos Aires.

El momento más destacado fue cuando Scioli y Macri se acercaron a un muro donde hay una frase de Francisco que dice “hay que ponerse la patria al hombro”, y fue allí donde ambos dirigentes políticos colocaron una cinta naranja y celeste en forma simbólica de adhesión y compromiso con ese mensaje del pontífice.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario