Edición Impresa

El paro del jueves despierta dispar adhesión y es clave la decisión de los colectiveros

Huelga opositora. La conducción nacional de UTA no sintoniza con Moyano y rechazaría la medida. La delegación rosarina lleva el mandato de votar por el paro.  

Martes 26 de Agosto de 2014

El paro del jueves próximo dispuesto por las dos CGT y la CTA opositoras tendrá dispar grado de adhesión en Rosario, pero la llave de mayor o menor impacto de la medida de fuerza la tendrá la decisión que adopten los choferes de colectivos. En ese sentido, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) resolverá su actitud en un plenario nacional que se realizará hoy en Buenos Aires. Por lo pronto, el secretario general de la delegación rosarina del gremio, Manuel Cornejo, indicó ayer que Rosario llevará "la postura de parar, porque es necesario", aunque se someterá a la decisión que surja de la asamblea nacional.

Si bien varios gremios importantes han ratificado su adhesión al paro, son en igual proporción los que no adherirán, por lo que la clave será el transporte público, como se vio en las últimas medidas de la entente sindical opositora, y el auxilio de los piquetes en los accesos a las grandes ciudades.

En ese marco, el interrogante es qué harán los choferes, que deliberarán hoy en Buenos Aires para decidir la actitud a tomar. Manuel Cornejo, titular del gremio a nivel local, dijo que Rosario llevará "la postura de parar, porque es necesario", y señaló que "los reclamos son legítimos, como el impuesto al trabajo (por ganancias), la situación de los jubilados y la inflación".

Sostuvo así que los reclamos para ir a la huelga son "auténticos y valederos", más allá de sus diferencias políticas con quienes convocan al paro: "Yo a Moyano no lo quiero ni ver, pero son cuestiones personales que hay que dejar de lado. El reclamo es válido para todos los trabajadores", sinceró Cornejo. Explicó, en ese sentido, que "no somos funcionales a nadie si adherimos (al paro), los reclamos son más allá de Moyano, Cornejo o (el titular de la UTA a nivel nacional, Roberto) Fernández, son para defender a los trabajadores".

Roberto Fernández, líder nacional de UTA, evitó ayer pronunciarse sobre la convocatoria al paro, una medida que no le cae bien. Es que el sindicato de choferes viene de firmar un incremento salarial del 30 por ciento en paritarias, y encima el gobierno viene de anunciar un aporte de 85 millones de pesos en subsidios y compensaciones para las empresas del sector. Además, según publicó el diario Ambito Financiero, el gremio aguarda la entrega por parte del gobierno de un predio en el barrio porteño de Once como parte de su estructura para la atención de los afiliados en trámites administrativos y de capacitación.

Fernández no quiere dejarse arrastrar por Moyano. Uno de sus allegados del gremio razonó que "llegamos a la conclusión de que hubiera sido mejor parar por nuestra cuenta, porque en definitiva somos los que garantizamos la medida". La UTA no sólo puede paralizar los colectivos de corta, media y larga distancia, sino también los subtes porteños y los servicios de combis y micros que trasladan al personal a las fábricas.

Además, formalmente la UTA integra la CGT oficial, que lidera el metalúrgico Antonio Caló. De todas formas, esa pertenencia no parece ser definitoria ya que el líder de los maquinistas de La Fraternidad, Omar Maturano, anunció que se plegará al paro, aunque sus compañeros en el riel de la Unión Ferroviaria anunciaron que trabajarán normalmente. En la órbita del transporte, los trabajadores aeronáuticos anunciaron que irán al paro, aunque la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (Apla) confirmó que no adherirá a la medida de fuerza.

Los que paran. Fuentes gremiales locales confirmaron que el sindicato de Recolección y Barrido de Santa Fe adhirió al paro convocado por los líderes de las centrales opositoras Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli, por lo cual no habrá servicio de recolección de residuos domiciliarios el jueves próximo. También confirmó su adhesión la Nueva Organización de Trabajadores Estatales (Norte), que nuclea trabajadores del Pami y resentirá la atención el día jueves.

También pararán el jueves los bancarios, pero motivos distintos. El gremio La Bancaria ratificó un paro de 24 horas para el próximo jueves en todo el país, que coincidirá con la huelga general que realizarán las centrales obreras opositoras al gobierno. El paro propio de los bancarios forma parte del plan de lucha que vienen realizando desde hace algunos meses en reclamo de "la actualización del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias" y por el "incumplimiento del convenio colectivo de trabajo". El secretario general, Sergio Palazzo, cuyo gremio en la actualidad no pertenece a ninguna central obrera, explicó que la medida de fuerza fue convocada por su cuenta y que eligieron hacerla coincidir con el paro nacional de las CGT opositoras "para no generar más inconvenientes en la sociedad".

Por su parte, el sindicato de Luz y Fuerza de Rosario resolvió "realizar un paro general de actividades del próximo 28 de agosto en reclamo por la eliminación del impuesto a las Ganancias", y aclararon que "se dispondrán guardias mínimas para el mantenimiento del servicio". Enfatizaron que "no queremos que la legítima crítica, rechazo y denuncia del impuesto a las Ganancias que este gobierno innegablemente deberá corregir, se convierta en el artilugio necesario para quienes desde las sombras esperan el desmoronamiento de este modelo nacional y popular para volver a ser los dueños de la Argentina".

En el Cordón. La medida de fuerza también se sentirá en el Cordón industrial ya que el sindicato Aceiteros de Rosario (Soear) disminuirá actividad en las grandes cerealeras de la zona como Cargill, Molinos y Dreyfuss, entre otras; y el sindicato de Dragado y Balizamiento, que nuclea trabajadores del Puerto Rosario y el Cordón industrial, afectando la actividad en los puertos y en la Bolsa de Comercio local.

La misma actitud adoptó el sindicato Ceramista, que agrupa a trabajadores de Rosario, el Cordón industrial y el Sur de santa Fe, y no habrá actividad en fábricas como las cerámicas Alberdi, Fighiera, Arroyo Seco y Verbano.

Sindicatos que no se suman

Los municipales de Rosario trabajarán con normalidad el jueves, mientras que por cuerda separada la Federación de Trabajadores Municipales (Festram) decidió levantar el paro programado para mañana. Los tribunales provinciales y federales también funcionarán normalmente ya que los trabajadores judiciales decidieron no parar. Por su parte, el Smata Rosario anunció que operarán como es habitual la planta de General Motors y las autopartistas de la zona de Rosario. Por último, los empleados de comercio adelantaron que trabajarán de manera normal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario