Edición Impresa

El Paraná desborda las zonas costeras de la capital provincial y hay evacuados

El río alcanzó marcas por encima de las previstas para estos días. Se rescató a 25 familias del Gran Santa Fe y a 11 de otras localidades.

Martes 15 de Julio de 2014

El río Paraná superó el nivel de alerta en el puerto de la capital provincial y ayer registraba 5,38 metros de altura, más de 30 centímetros por encima de los previstos para estos días por los pronósticos oficiales. Ya son 25 las familias rescatadas de barrios costeros de esta ciudad, a las que se suman otras nueve en el centro-este provincial, en San Javier, San José del Rincón, Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines. También se resguardó a dos familias que vivían en condiciones muy precarias el paraje El Zanjón, en Villa Constitución.

Estiman que esta semana las aguas alcanzarían en la ciudad de Santa Fe su marca máxima, que se aproximaría aunque no alcanzaría el parámetro más crítico de evacuación. Los sectores más afectados son los el este de la localidad, principalmente el barrio La Vuelta del Paraguayo, que según vecinos se encuentra intransitable y más de la mitad del barrio quedó incomunicado. También hay evacuados del área del Gran Santa Fe, en Colastiné Sur y de bajada Distéfano.

Desde el municipio santafesino se comunicó que se sostendrán las tareas que ya se realizaban en los días previos al nivel de alerta alcanzado (fijado en 5,30 metros de altura), es decir que se continuarán realizando monitoreos diarios del sistema de defensas y del funcionamiento de las estaciones de bombeo de la costa y del oeste de la ciudad, mientras se asiste a los refugiados a través de atención médica y provisión de agua y alimentos.

En cuanto a las previsiones sobre la onda de crecida, fuentes municipales señalaron que aguardan el pico para esta semana, por lo que algunas familias más deberían ser evacuadas por el nivel del río Paraná. A tal efecto, se están ampliando los refugios montados a la vera de la ruta 168.

Por otra parte, funcionarios de Protección Civil provincial se reunieron ayer con referentes de la Municipalidad de Santa Fe y de la Empresa Provincial de la Energía para evaluar las zonas de riesgo y establecer protocolos de cortes del suministro eléctrico en la zona, priorizando el resguardo de las vidas que corren peligro de electrocución por las condiciones de humedad permanente y anegamiento de las viviendas. Se dispuso entonces que el personal de la prestataria iría a constatar los domicilios y se contactaría con los vecinos para establecer nuevos cortes.

En el sur santafesino. En tanto, el director de Protección Civil, Marcos Escajadillo, comunicó que desde el área se hicieron recorridos por localidades del sur de la provincia, entre ellas Fighiera y Villa Constitución, donde se debió evacuar a dos familias (ocho menores y siete adultos) oriundas de la comuna de Alvarez, que se encontraban en El Zanjón, un paraje muy vulnerable a registrar desbordes por lluvias. Hacía dos meses que éstas estaban asentadas en el lugar en condiciones absolutamente precarias, resguardadas sólo por unos palos y nylon.

En la localidad de General Lagos también se registraron anegamientos en algunas viviendas, por lo que el área provincial articuló la asistencia junto a la comuna, mientras que en Villa Gobernador Gálvez, Arroyo Seco, Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez, "no se presentan inconvenientes que se puedan informar", confirmó Escajadillo.

Entre Ríos, aliviada. En Entre Ríos, la ciudad más golpeada por las inundaciones fue Concordia, que la semana pasada registró casi dos mil evacuados. De no mediar nuevas lluvias y continuar la bajante del río Uruguay, esta semana las casi 650 familias refugiadas podrán volver a sus hogares. "Ojalá podamos comenzar cuanto antes. Hubo un trabajo coordinado con Nación, provincia y municipio que hizo que la situación fuera lo menos traumática posible para los entrerrianos que debieron dejar sus casas por estos días", explicó el gobernador Sergio Urribarri.

En tanto, en la capital entrerriana las aguas superaron el nivel de evacuación, aunque aún no se debió rescatar a personas inundadas. Sólo algunas familias de pescadores abandonaron preventivamente sus viviendas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS