Edición Impresa

El país se paraliza para ver el superclásico entre River y Boca

Es la edición 189ª del superclásico. Hacía 17 meses que no se encontraban de manera oficial debido al descenso millonario. Será en el Monumental. A las 15.30. Por la TV Pública.

Domingo 28 de Octubre de 2012

River recibe a Boca. Es la edición 189ª del superclásico. Hacía 17 meses que no se encontraban de manera oficial debido al descenso millonario. Será en el Monumental. A las 15.30. Por la TV Pública. Con el arbitraje de Pablo Lunati. Y con la necesidad compartida de ganar. Es que ambos están en baja, con entrenadores como Matías Almeyda y Julio César Falcioni que sufren una crítica similar y la misma pasa por no hacer jugar a sus equipos de una forma acorde a la innegable capacidad individual de los planteles que conducen.

A la debilitada realidad se le suman las polémicas internas. En River la presencia de un disminuido Trezeguet, quien no juega desde el 7 de octubre ante Godoy Cruz, no está bien físicamente y estuvo toda la semana en Europa por trámites de divorcio. En Boca los problemas de vestuarios por las facciones del plantel han dinamitado la autoridad de Falcioni.

En cuanto a lo que podrían proponer los dos equipos no hay mucho margen para sorpresas.

River intentará presionar la salida de Boca para no dejarlo pensar. Y Boca tratará de herir a River aprovechando la lentitud de su defensa, especialmente por el lado de Bottinelli y Funes Mori.

Claro que el problema boquense será quién abastecerá a Silva y Viatri, ya que el equipo está huérfano de juego. Falcioni apelará a Chavez, aunque el nivel del Pochi parece ponerlo lejos de desarrollar esa función, quedando como chance alguna aparición de Erviti.

Pero todo son palabras, meras presunciones que pueden quedar en la nada ante el menor pique en falso de la caprichosa pelota. Lo bueno, lo que vale, es que River y Boca volverán a estar oficialmente frente a frente y con un estadio repleto.

NA

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario