Edición Impresa

El padre Bufarini, clave para la investigación

El ex titular de Cáritas Rosario, Osvaldo Bufarini, podría ser una de las figuras clave para entender por qué ordenó el Vaticano investigar el arzobispado de Rosario.

Miércoles 21 de Mayo de 2014

El ex titular de Cáritas Rosario, Osvaldo Bufarini, podría ser una de las figuras clave para entender por qué ordenó el Vaticano investigar el arzobispado de Rosario.

Después de quedar seriamente comprometido con el manejo de fondos destinados a la construcción de viviendas y de declararse en quiebra, el sacerdote —de quien se decía que había "desaparecido con dos millones de pesos— fue apartado de la parroquia de Arroyo Seco y durante mucho tiempo no se supo nada de él.

Actualmente, Bufarini ejerce su ministerio con muy bajo perfil en una humilde capilla del barrio Tablada, la San Francisco Javier.

Se trata de una construcción baja, de ladrillo visto, ubicada en la esquina de Abanderado Grandoli y pasaje Urraco, frente a un complejo Fonavi, que ayer mostraba su interior iluminado a través de una puerta abierta y una reja exterior cerrada. Dentro de la misma edificación, y contigua a la capilla, hay una casa con un porche enrejado (como todas las viviendas del barrio) y un garaje. Todas las aberturas —puerta, ventana, portón— ayer estaban bajas y cerradas. Nadie respondió al timbre.

Exactamente frente a esa esquina se encuentra una casa que pertenece a las Misioneras Eucarísticas de Nazareth, quienes ayer sólo respondieron al portero eléctrico, pero sin precisar si Bufarini habita o no la casa aledaña a la capilla. "A veces viene, a veces no", fue la ambigua contestación a este diario.

Uno de los vecinos de la cuadra sí confirmó que el religioso "guarda el auto en la cochera" de la capilla y suele oficiar la misa, pero no supo decir si vive en la casa. "Anoche (por antenoche) estaba acá", recordó el hombre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario