Edición Impresa

El oficialismo insiste en que Chávez no tiene que jurar el próximo jueves

El oficialismo venezolano sumó otra opinión a favor de la continuidad de Hugo Chávez en la presidencia sin que deba prestar juramento para un nuevo período. El tiempo se acaba y debería jurar esta semana.

Lunes 07 de Enero de 2013

El oficialismo venezolano sumó otra opinión a favor de la continuidad de Hugo Chávez en la presidencia sin que deba prestar juramento para un nuevo período. El tiempo se acaba: Chávez, internado en grave estado en Cuba, debería jurar su cargo para un nuevo período este jueves. Ayer, la procuradora general de Venezuela, Cilia Flores, sostuvo que el mandatario "es un presidente reelecto y no un candidato electo", lo cual marcaría una "gran diferencia" y permitiría concluir que no es necesaria la ceremonia de juramento. Cilia Flores es esposa del vicepresidente Nicolás Maduro y una veterana militante del oficialismo. La oposición rechaza estas interpretaciones y afirma que el jueves debe asumir Chávez o bien se deben poner en práctica los procedimientos previstos por la Constitución ante la "ausencia absoluta" de un presidente electo, lo que significaría llamar a nuevas elecciones en 30 días.

Chávez permanece internado en La Habana, donde cumplió ayer el vigésimo séptimo día sin aparecer en público desde que el 11 de diciembre fuera operado por cuarta vez en un año y medio de un cáncer. El mal se habría extendido a los huesos y a varios órganos, como los intestinos y la vejiga. El gobierno ha retaceado información médica y existe una impresión generalizada en el país de que Chávez se halla en una grave condición, posiblemente irreversible.

Mientras tanto, crece el debate acerca de la improbabilidad ya casi total de que Chávez pueda jurar este jueves, pues la Constitución establece taxativamente que los presidentes electos deben asumir el 10 de enero. Pero no es tan categórica para los casos en que ello no sea posible. El artículo 231 de la Carta Magna dice: "El candidato elegido tomará posesión del cargo el 10 de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional", pero agrega: "si por cualquier motivo sobrevenido no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia", sin precisar si, además de la sede, también puede variar la fecha del juramento. De este artículo se toma el chavismo para postergar la fecha de jura de Chávez, planteo que hizo explícito el viernes pasado el vicepresidente Nicolás Maduro y que ratificó el sábado, al igual que Diosdado Cabello, el titular de la Asamblea Nacional.

La operación de la que convalece Chávez configura el caso de "motivo sobrevenido", dijo Flores al canal oficialista Telesur. La funcionaria subrayó que "Chávez se sometió a una operación y está en este momento en el postoperativo, recuperándose. Pudo haber sido cualquier situación de un presidente, reelecto o electo, un candidato electo, y (que) está en el exterior: resulta (por ejemplo) que por mal tiempo no puede salir para la Asamblea Nacional el 10 de enero; eso quiere decir un «hecho sobrevenido», fuerza mayor, y lo tiene que hacer posteriormente ante el Tribunal Supremo de Justicia", argumentó Flores. Por esto, a juicio de la procuradora, la ausencia de Chávez el próximo jueves no debe dar lugar al "desconocimiento" de la voluntad popular que el 7 de octubre reeligió al mandatario. "La fecha importante de esto es el 7 de octubre, donde el pueblo se expresó y ejerció la soberanía, y eso hay que respetarlo", sostuvo la dirigente chavista.

Un artículo clave.Constitucionalistas independientes y figuras de la oposición citan en contraste los artículos 233 y siguientes de la Constitución, que parecen indicar con claridad que si el presidente sufre una imposibilidad total de asumir debe convocarse a nuevas elecciones. El artículo 233 señala: "Serán faltas absolutas del presidente: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por el Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo y con aprobación de la Asamblea Nacional". Esta última situación sería la que se presenta actualmente, según la oposición y por ello hace días exige la formación de una junta médica que viaje a Cuba a comprobar el real estado de salud de Chávez.

El vicepresidente Nicolás Maduro, designado por Chávez como su heredero político antes de someterse a la cirugía, reiteró el sábado que el presidente "está en posesión del gobierno" y que "cuando pueda, se juramentará". Cabello, por su parte, sostuvo que la Asamblea otorgó a Chávez un permiso para ausentarse del país que se extiende hasta que "regrese una vez curado".

La oposición delibera.Pero la coalición opositora MUD insiste en que el jueves 10 finaliza el actual mandato de Chávez y si no se juramenta ese día, el líder de la Asamblea debe asumir la jefatura de Estado de forma temporal y llamar a elecciones dentro de 30 días, según manda el artículo 233. Este afirma que cuando se produzca la "falta absoluta del presidente electo antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección dentro de los treinta días consecutivos". Algunos dirigentes opositores, como Julio Borges, coordinador nacional del partido Primero Justicia, aceptan que Chávez se mantenga por el momento en funciones, pero no Maduro y el resto del gobierno, que no son elegidos por el voto popular.

Ante este panorama, la dirigencia de la MUD —formada por 19 partidos— debatía desde ayer para los distintos escenarios de aquí al 10 de enero y el rol de la MUD en esta etapa del país. Los máximos líderes de cada partido harían un pronunciamiento hoy en la tarde.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS