Edición Impresa

El oficialismo exige investigar y sigue sembrando interrogantes

Los funcionarios del Ejecutivo nacional reclaman saber si el fiscal sufría algún tipo de "extorsiones" o "presiones".

Miércoles 21 de Enero de 2015

Los referentes nacionales del Frente para la Victoria mantuvieron el tenor del discurso que expresaron tras la muerte del fiscal Alberto Nisman. Funcionarios y dirigentes oficialistas plantearon ayer con énfasis la necesidad de "investigar hasta las últimas consecuencias" el caso y, desde un costado más político, se encargaron de volver a sembrar interrogantes sobre las motivaciones que empujaron al fiscal de la causa Amia a volver antes de sus vacaciones y presentar la denuncia durante la feria judicial.

Por la mañana, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, subrayó la "necesidad de investigar hasta las últimas consecuencias" si Nisman sufrió "extorsiones", o recibió "presiones", por parte de ex integrantes de los servicios de inteligencia. Y también reiteró sus dudas respecto a la decisión que llevó al fallecido fiscal especial de la causa Amia a regresar de forma "imprevista" de sus vacaciones para presentar su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Asimismo, Capitanich explicó que "fue parte de la decisión e instrucción de la presidenta al secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, la desclasificación de llamadas telefónicas y comunicaciones emergentes, como así también los agentes de inteligencia involucrados para poner a disposición el secreto correspondiente".

En tanto, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, dio a entender que Nisman "volvió a Argentina porque lo hicieron regresar por otras razones".

"¿Cuál era la desesperación de volver en esos términos? No se comprende", advirtió el funcionario previo a subrayar que Nisman anticipó su retorno al país mientras pasaba sus vacaciones en Europa, para presentar la denuncia contra la presidenta y el canciller Héctor Timerman, entre otros, en el marco de la causa Amia.

Antes de ingresar a su despacho personal en Casa de Gobierno, Aníbal Fernández insistió que a Nisman once días antes "lo hicieron venir porque le impusieron que presentara la denuncia. Nadie deja sola a una hija de 12 años durante tres horas en un aeropuerto cosmopolita como el de Barajas".

Decisiones correctas. A su turno, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, afirmó que "el gobierno tomó las decisiones correspondientes", tanto por la "desclasificación de los archivos solicitados por el fiscal Nisman, ordenada por la presidenta", así como que "se garanticen las condiciones de la investigación" sobre la muerte del funcionario judicial "para saber lo que sucedió y para que se despejen las dudas que tenemos todos".

A su vez, la titular del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, le reclamó a la Justicia "celeridad" en el esclarecimiento de la muerte del fiscal y reiteró que existen "muchas preguntas" en torno a las circunstancias en que se produjo el deceso.

"Argentina necesita una Justicia ágil y que dé respuesta sobre este hecho a todos los argentinos", sostuvo la diputada. Y señaló: "Nos hacemos preguntas y queremos saber igual que muchos argentinos".

Por su parte, el diputado nacional Héctor Recalde manifestó la "conmoción" que le generó la muerte de Nisman, y criticó "la politización, la partidización y la especulación para llevar agua hacia un molino en particular" que realizaron algunos dirigentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario