Edición Impresa

El oficialismo cruzó a Macri por su promesa de eliminar Ganancias

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich lo tildó de demagogo, Axel Kicillof lo comparó con Carlos Menem y Daniel Scioli lo acusó de querer desfinanciar al Estado.

Miércoles 10 de Septiembre de 2014

Ministros nacionales y dirigentes del Frente para la Victoria criticaron ayer al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, por proponer eliminar el impuesto a las ganancias de los salarios de los trabajadores en caso de acceder a la Presidencia, y lo acusaron de recurrir a “expresiones demagógicas”.
  El jefe de gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que las declaraciones de Macri son “expresiones demagógicas carentes de sustento”, mientras que el ministro de Economía, Axel Kicillof, ubicó al el jefe comunal “en la misma sintonía” que el ex presidente Carlos Menem.
  En igual sentido se manifestaron el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.
  Tras las críticas que recibió, Macri ratificó que “no hay que cobrarle a la gente impuestos que son una estafa, como es la inflación”, y añadió que eso afecta “a las jubilaciones”.
  En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich aseguró que “muchos dirigentes opositores tienen un discurso que está orientado a expresiones demagógicas carentes de sustento”, y consideró que Macri plantea “una estrategia irresponsable de potenciación de la exclusión social” porque, con ese tipo de medidas, “se termina la Asignación Universal por Hijo, se termina la jubilación”.
  Por su parte, Kicillof consideró que Macri “está en la misma sintonía que Menem”, tras evocar que el jefe de Gobierno porteño “se opuso a la estatización de Aerolíneas Argentina, a la recuperación de YPF, a la reestructuración de la deuda y dijo que hubiera ido a firmar lo que (el juez neoyorquino Thomas) Griesa y los (fondos) buitres le pedían”.
  Randazzo, por otro lado, manifestó que “hay que ser serios, responsables y dar un debate como corresponde” sin “prometer cosas que no se sabe si se van a poder cumplir”, y agregó que “cuando llegan las etapas electorales, hay quienes prometen cosas que se hace difícil creerlas”.
  Mientras, Scioli expresó que “es fácil ir a cada sector y decirle lo que quiere escuchar”, y alertó que Macri debería decir “¿qué va a sacar entonces?” al eliminar el gravamen: “¿Todas las políticas sociales? o ¿todas las políticas de subsidios a sectores que lo necesitan?”.
  Por la tarde, en declaraciones radiales, Macri ratificó sus propuestas electorales y argumentó que “aquel que necesite que el Estado lo cuide, el Estado va a estar ahí para cuidarlo, como lo hacemos en la ciudad (de Buenos Aires), donde tenemos los mejores planes sociales, las mejores escuelas públicas y los mejores hospitales”.
  Macri consideró que “al destrabar el sistema de exportaciones y permitir que todo lo que se produzca se exporte”, más el impuesto a las ganancias “que van a pagar aquellos que ejercen sus actividades”, habrá “más recaudación para ocuparnos de todos aquellos que necesitan de un Estado que los cuide”.
  Mientras, el diputado nacional por Unión PRO Federico Sturzenegger indicó que lo más importante es “reducir la tasa de inflación a un dígito” el primer año, porque “es lo más influyente”, y criticó que “la política monetaria hoy no es consecuente porque el gobierno está usando la emisión monetaria como mecanismo de financiamiento”. Además, señaló que el “desequilibrio” que implicaría reducir la inflación y eliminar el impuesto a las ganancias a gran número de trabajadores se puede “suplir en un primer momento con financiamiento externo o interno, mientras se mejora la gestión del Estado para que haga más cosas y gaste menos”.
  En sintonía, el economista del PRO Carlos Melconián indicó en su cuenta de Twitter que “en una reforma tributaria que busque el financiamiento genuino del Estado es que pague el que más gana”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario