Edición Impresa

El nuevo índice de precios midió una inflación del 3,7 por ciento para enero

El gobierno presentó ayer el flamante Indice de Precios Nacional Urbano (IPCNu) y reconoció un "fuerte corrimiento de precios". Los rubros atención médica y transporte y comunicaciones, los que más subieron.    

Viernes 14 de Febrero de 2014

El gobierno anunció formalmente ayer el nuevo Indice de Precios Nacional Urbano (IPCNu) la nueva medición con la cual de aquí en adelante se medirá la inflación en la Argentina, que arrojó para enero una suba de precios del 3,7 por ciento.

La presentación estuvo a cargo del ministro de Economía, Axel Kicillof, quien dio los argumentos por los cuales se modificó el indicador y reconoció el proceso inflacionario en el país, aunque se ocupó de responsabilizar de esto a los "intereses especulativos".

"En enero se llegó al a cima de una psicosis que llevó a corrimientos muy fuertes en los precios. Sin duda esto ocurrió y generó grandes distorsiones fogoneadas por interese concretos que fueron aprovechados por movimientos especulativos", dijo.

En el marco de una larga conferencia de prensa de la que participaron además el titular del Kicillof, la titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) Ana Edwin y el director técnico del roganismo, Norberto Itzcovich, se dieron los detalles del flamante índice que abarca a las principales ciudades de todo el país y reemplaza al anterior indicador que sólo reflejaba la evolución de los precios en el área Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires.

"Es un hecho inédito que la Argentina cuente con un índice de precios al consumidor para el total de la población urbana", dijo el ministro y agregó que "no representa una continuación del anterior IPC para el Gran Buenos Aires, sino que cualitativa y cuantitativamente tiene otro objeto ya que lo central es su cobertura nacional".

Kicillof justificó formalmente los cambios del índice por varios aspectos. "Era imperioso actualizar" el índice de precios por los "cambios en la estructura productiva, en las regiones, la población, el poder adquisitivo del salario y por la estructura de consumo", dijo.

El dato oficial de enero es el más elevado desde mayo de 2002 cuando se ubicó en el 4 por ciento. La evolución de los precios es aún más impactante si se tiene en cuenta la inflación mayorista, que de acuerdo al nuevo índice alcanzó el mes pasado un incremento del 4,9 por ciento, al tiempo que el de la construcción hizo lo propio en un 1,9 por ciento.

Presupuesto desajustado. Además, el número anunciado ayer descolocó las previsiones de aumento de precios para todo el año establecidas en el presupuesto nacional aprobado para este año, que fijaba una pauta de incremento de precios anual del 10,4 por ciento.

Así, la inflación de enero es más de un tercio de la prevista para todo 2014. De esta manera, el IPC se suma a las fallidas proyecciones que en el mismo presupuesto se realizaron respecto del tipo de cambio, con un promedio de $6,33 por dólar.

Kicillof precisó que el rubro que más subió en el primer mes del año fue atención médica y gastos para salud, con el 5,9 por ciento. Luego le siguieron transporte y comunicaciones, 5,4 por ciento; esparcimiento, 4,8 por ciento; equipamiento y mantenimiento para el hogar, 4,3 por ciento; alimentos y bebidas, 3,3 por ciento; vivienda y servicios básicos, 2,2 por ciento; e indumentaria, 0,8 por ciento.

Detalles. Antes de Kicillof, Itzcovich y Edwin precisaron que este índice releva 235 mil precios en 13 mil locales todos los días hábiles del mes, en 246 ciudades, tarea a la cual están destinados 290 empleados.

Itzcovich indicó que el nuevo IPC alcanza a casi la totalidad de la población nacional urbana, ya que llega al 86,7 por ciento, y está construido sobre la base de seis regiones, siendo el primer gasto el de la carne. Se dividió el país en las regiones Metropolitana, Pampeana, Noroeste, Noreste, Cuyo y Región Patagónica, las mismas que releva la Encuesta Permanente de Hogares (APDH).

Según explicó Itzkovich, en la confección del nuevo IPCNu se exhibe que los gastos de los hogares de menores ingresos se acercan a los gastos de la clase media porque "se equilibró" la ecuación.

Para establecer las ponderaciones del nuevo índice se tomaron datos de la encuesta de consumo de los hogares elaborado en 2012.

Edwin precisó que para su elaboración se requirió "una metodología compleja donde han participado equipos multidisciplinarios, no sólo de este organismo sino de estadísticas provinciales y 17 universidades de todo el país".

"No es una mera suma de algún tipo de exótica ponderación de los índices, son operaciones matemáticas muy complejas y hay que discutir mucho las fórmulas", agregó y señaló que se elaboró "siguiendo las normas internacionales para lo cual tuvimos contacto con técnicos del FMI, que junto con el Banco Mundial y la OIT son los responsables de normalizar los índices de precios".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS