Edición Impresa

El "no" se imponía en Escocia, que seguiría siendo parte del Reino Unido

El instituto YouGov proyectó un triunfo del 54 al 46 por ciento; los parciales ratificaban anoche esta tendencia al rechazo. Un temprano boca de urna dio una ventaja para la negativa a la independencia; los primeros resultados lo confirmaban.

Viernes 19 de Septiembre de 2014

Escocia parecía anoche encaminada a mantenerse dentro del Reino Unido y rechazar la opción de su independencia. Los primeros distritos se habían pronunciado mayoritariamente por el "no" a la independencia. A este dato parcial se sumaba una encuesta realizada tras el referéndum, que dio una neta mayoría del 54 por ciento al "no" a la separación del Reino Unido, mientras que el "sí" reunía el 46 por ciento restante. Con estos datos parciales, más lo que transmitían anoche en las páginas web y las redes sociales los periodistas que estaban destacados en Escocia, todo indicaba que el histórico referendo sobre la independencia terminaría con un triunfo de la negativa. Los resultados finales se conocerán hoy a primera hora.

El sondeo a boca de urna que dio un 54 por ciento a favor del "no" fue realizado por el sitio especializado YouGov, que consultó a más de 1.800 personas después de que depositaran su voto, así como a 800 votantes por correo. De todas formas, el instituto demoscópico advirtió que no era una típica encuesta a boca de urna. En los últimos sondeos realizados por YouGov los opositores a la independencia ya contaban con una ventaja de seis puntos porcentuales. El jefe de YouGov, Peter Kellner, dclaró que estaba "99 por ciento seguro" de que Escocia había votado por la permanencia en el Reino Unido. El analista dijo que decía esto "a pesar del peligro de que en ocho horas" quedara como un "completo idiota". El estudio realizado ayer mostró, según Kellner, que más personas cambiaron del "sí" al "no" que a la inversa. "Si nos equivocamos, si gana el «sí», es que hicimos algo mal, al igual que otros encuestadores", apuntó el jefe de YouGov, escudándose por las dudas si el resultado final era opuesto a su estudio. Empero, YouGov tiene una sólida trayectoria en sondeos preelectorales similares.

Los centros de votación cerraron a las 22 hora de Escocia (21 hora GMT y 17 de la Argentina). Los distritos de Clackmannshire (54 a 46 por ciento), Orkney (67/33 por ciento), Shetland (63/36 por ciento) y Eilean Sea (53,4/46,6 por ciento) daban un neto triunfo parcial al "no". El distrito de Inverclyde, en cambio, dio un ligero triunfo al "sí": 50,08 por ciento contra 49,92. Y Dundee concedió el primer triunfo neto al "sí", con 57,3 por ciento a 42,7 del "no". También en Durbantonshire el "sí" logró un triunfo claro: 54 por ciento a 46. Pero en Midlothian el "no" volvía al frente con 56 por ciento a 43. En Sitrling (59 por ciento)y Falkirk (53,5 por ciento) el "no" lograba triunfos netos. Angus y Galloway también se inclinaron por el "no". Poco después llegaba la primera ciudad: Aberdeen: 58,6 por ciento por el "no". En total, 17 de 32 distritos estaban escrutados.Este parcial significaba una visible ventaja para el "no": 56 por ciento contra 44 por ciento del "sí". Faltaban aún escrutar las grandes ciudades, como Glasgow y Edimburgo. The Guardian consignaba que en la primera de estas dos urbes, la mayor del país, el desánimo entre los partidarios del "sí" era manifiesto. La campaña del "sí" también temía perder en Aberdeen, tercera ciudad de Escocia, lo que se confirmó luego. The Guardian, de línea progresista, se mostró receptivo durante la campaña a los independentistas. En cambio, el conservador Daily Telegraph, partidario de la unión, destacaba anoche que el primer ministro escocés y líder del "sí", Alex Salmond, había descartado una aparición pública luego de ver los primeros resultados. Lo mostraba muy demacrado arriba de un auto.

Día de campaña. Horas antes del cierre, y mientras Salmond y muchos militantes del "sí" seguían de campaña en forma abierta y los escoceses votaban febrilmente, las empresas de sondeos tampoco se detenían en su labor. Según Ipsos-Mori, en el día mismo del voto, los consultados sobre cómo votarían poco después daban un resultado similar al boca de urna de YouGov. Un 53 por ciento de los consultados por Ipsos-Mori se inclinó por la negativa y 47 por ciento por la afirmativa a la independencia. Ipsos-Mori había informado el miércoles a la noche que el "no" estaba al frente por apenas 2 por ciento. La participación fue altísima: el promedio nacional superó el 86 por ciento.

Pero aunque se confirme el triunfo del "no", Salmond y los escoceses ya han logrado concesiones sin precedentes de Londres en materia de autogobierno y presupuesto. Un dato que sin dudas Gales e Irlanda del Norte, las otras integrantes del Reino Unido junto a Inglaterra, tendrán en cuenta en el futuro cercano. El Reino Unido será más inevitablemente federal en el futuro, como resultado del proceso escocés.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario