Edición Impresa

El municipio también pone en duda el pago del aumento a la UTA

Al igual que Rosario Bus, la Intendencia dice no tener fondos para abonar $1.900 el jueves a La Mixta y Semtur. El paro de transporte, más cerca.

Domingo 23 de Marzo de 2014

El municipio también puso en duda el pago del aumento salarial a los choferes de sus empresas de transporte previsto para el jueves. "Con fondos genuinos no podemos hacerlo. Vamos a evaluar en el transcurso de la semana qué decisión adoptamos", planteó la secretaria de Servicios Públicos, Clara García. La funcionaria dijo "compartir la preocupación" de la firma Rosario Bus, que controla el 40 por ciento del sistema, que ya advirtió que no podrá abonar los $1.900 por colectivero a cuenta de futuras subas.

En ese marco, el paro de los choferes nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), quedó más cerca de concretarse. Desde el gremio se limitaron a adelantar a La Capital que el martes, tras el feriado de mañana, fijarán una posición formal sobre el tema.

García recordó que a raíz del desfasaje tarifario del 40 por ciento "hace varias semanas que el Ejecutivo envió al Concejo un mensaje para llevar el boleto a $4.80. Los días pasan, los concejales no han arribado a un consenso y la situación financiera del sistema se ha complicado notablemente".

Al respecto, la funcionaria apuntó que a principios de marzo, cuando debieron pagarse los sueldos de febrero a los colectiveros "la Intendencia tuvo que recurrir a un adelanto del Banco Municipal para abonar los salarios a los choferes de las empresas Semtur y La Mixta", que dependen de la administración comunal.

Cuando se le preguntó si ese esquema se replicará el jueves para pagar los $1.900 por chofer, a cuenta de futuros aumentos, la titular de Servicios Públicos respondió: "Está claro que con fondos genuinos no podemos hacerlo. En el transcurso de la semana definiremos una posición. Pero el panorama es complejo".

Ayer, el dueño de la firma Rosario Bus, Agustín Bermúdez, había anticipado que le es "imposible" pagar el aumento a cuenta y reclamó a los ediles una solución al desfasaje de costos.

"Compartimos la preocupación de Rosario Bus. El sistema está perdiendo por día unos 700 mil pesos por el atraso tarifario y eso es imposible de sostener de manera indefinida", agregó Clara García.

La funcionaria precisó que para abonar los $1.900 a cuenta de futuras subas a los choferes, el municipio debe conseguir unos 4 millones de pesos.

"Ya el mes pasado la Municipalidad tuvo que obtener ocho millones de pesos para pagar los sueldos de febrero, hasta que el gobierno nacional giró los subsidios correspondientes. Y en dos semanas hay que volver a pagar salarios en un escenario de incertidumbre", acotó.

La administración de Mónica Fein espera que el miércoles, cuando vuelva a reunirse la comisión de Servicios Públicos del Concejo se destrabe la discusión y haya acuerdo con otros bloques sobre un nuevo valor del boleto.

En el oficialismo creen que aprobando un paquete de medidas para sumarle recursos al sistema, la tarifa plana podría quedar en torno a los $4.50.

El Frente Progresista advertirá que fijar un valor más bajo obligará a reabrir la discusión tarifaria antes de mediados de año, ya que la paritaria de UTA se cerrará el mes próximo, en un escenario inflacionario con suba de costos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS