Edición Impresa

El municipio quiere prohibir el estacionamiento frente a unas 50 escuelas rosarinas

La idea del oficialismo es dejar libre toda la cuadra, entre las 7 y las 19, y favorecer así el ascenso y descenso de los chicos evitando congestiones vehiculares frente a las instituciones.

Domingo 02 de Marzo de 2014

Una medida inédita en materia vial frente a las escuelas de Rosario busca solucionar definitivamente los problemas en el ingreso y egreso de los alumnos. El oficialismo en el Concejo quiere prohibir el estacionamiento frente a todas las instituciones ubicadas dentro de un amplio sector del macrocentro entre las 7 y las 19, y reservar así el espacio para quienes lleguen en vehículos particulares o a través del transporte escolar.

La propuesta, presentada por la radical Daniela León, ya cuenta con el aval de diferentes bancadas opositoras y con la anuencia del Ejecutivo Municipal. De hecho, la Intendencia ya inició una ronda de contactos con los directivos de los colegios donde se vio con agrado la propuesta oficial.

En los últimos años se estudiaron todo tipo de alternativas, pero, en rigor, ninguna dio el resultado esperado. Y la doble y triple fila en las angostas calles del centro continúan siendo una preocupación. Es más, ni siquiera las sanciones a través del cobro de multas parecen dar resultados.

La prohibición de estacionar se pondrá en práctica frente a alrededor de 50 escuelas primarias o primarias y secundarias, que son las que, según se calcula, se hallan en el radio de avenida Francia, avenida Pellegrini y el río, el sector estipulado en el plan (ver aparte).

La medida operará en las arterias cuyo ancho sea menor o igual a 8,45 metros o mayor a este número, siempre y cuando por allí circulen dos o más líneas del transporte urbano de pasajeros.

El proyecto ya está en el Palacio Vasallo y su autora, que consiguió las firmas de varios referentes de la oposición, descuenta que se le dé pronto despacho favorable en la comisión de Obras Públicas para que luego llegue al recinto. "Quiero aclarar que este proyecto tiene preferencia", dijo León a LaCapital urgida por el inminente inicio del ciclo lectivo 2014.

Los padres y hasta los responsables de los transportes escolares suelen hacer caso omiso a las reglas de tránsito que buscan agilizar la circulación en las calles donde están los colegios y se detienen prácticamente en el centro de las calzadas. En la actualidad ya existe una prohibición de estacionar en el horario de ingreso y egreso frente a las fachadas de estas instituciones, pero nadie la cumple.

"Con esta ordenanza aprobada, esperamos que esta situación cambie", razonó la concejala a la hora de promover el ascenso y descenso de los chicos y adolescentes en los horarios pico.

Operativo. Por otro lado, este diario pudo saber que la Intendencia prepara una batería de acciones tendientes a concientizar a quienes se detienen frente a las instituciones educativas, que se pondrá en práctica durante las primeras jornadas de clases.

Si bien se encuentra en etapa de definiciones, decenas de agentes saldrán a la calle a controlar que no se cometan faltas, a que haya fluidez vehicular, pero también a hacer cumplir las normativas y labrar actas. De este modo, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana pretende lograr un mayor ordenamiento en las atestadas calles rosarinas.

La idea incluirá material gráfico, folletos, afiches y pancartas distribuidos a través de los cuadernos de comunicaciones, en reuniones de padres y exhibidos en los edificios escolares.

Hoy tiene plena vigencia una norma que estipula que la sanción por estacionar en doble fila permite el retiro del carné de conductor. Y el infractor tiene que presentarse ante el juez de faltas para recuperarlo. Es que para las autoridades, aunque no tenga la gravedad de un cruce de semáforo en rojo o exceso de velocidad, la doble fila entorpece notablemente el tránsito y genera maniobras muy peligrosas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS