Edición Impresa

El municipio pondrá en marcha el sistema de bicicletas públicas a fin de año

La iniciativa está financiada a través de un préstamo no reembolsable del Banco Mundial, cuya unidad ejecutora es el Proyecto de Transporte Urbano para Areas Metropolitanas de la Secretaría de Transporte nacional.

Lunes 19 de Mayo de 2014

La Intendencia espera el visto bueno del Banco Mundial (BM) para cerrar la compra de las 400 bicicletas que se ofrecerán en alquiler en 18 estaciones de la ciudad. Los rodados están especialmente diseñados para evitar robos y su adquisición incluye también repuestos y herramientas. La secretaria de Servicios Públicos del municipio, Clara García, señaló que el sistema estará en marcha a fin de año.

   La iniciativa para dotar a la ciudad de una red de bicicletas públicas ya lleva varios años. La Intendencia la presentó en septiembre de 2012 y en febrero del año pasado se lanzó la primera licitación para la compra de los rodados, que no prosperó.

   La iniciativa está financiada a través de un préstamo no reembolsable del Banco Mundial, cuya unidad ejecutora es el Proyecto de Transporte Urbano para Areas Metropolitanas de la Secretaría de Transporte nacional.

   Días atrás se abrieron los sobres de la segunda compulsa para adquirir las bicicletas, con un presupuesto de 2.400.000 pesos, que tuvo un único oferente “con una cotización inferior a la presupuestada”, apuntó García. E indicó que la propuesta está ahora en manos de los técnicos del banco, que deben avalar su adjudicación.

   En forma paralela, se firmó un convenio con el Polo Tecnológico Rosario para diseñar las estaciones y el software que permitirá que los usuarios retiren, abonen y devuelvan las bicicletas. Toda la operación será automática y el medio de pago será la tarjeta sin contacto con la cual se abona el colectivo.

   “En las próximas semanas vamos a estar lanzando la licitación para adquirir este desarrollo”, señaló la funcionaria, entusiasmada con la posibilidad de poner en marcha el servicio sobre fin de año.

La red de bicicletas públicas está pensada como complemento del sistema tradicional de transporte. Concretamente, apunta a turistas, estudiantes y vecinos que demanden recorrer distancias cortas.

   Para eso, en toda la ciudad habrá 18 estaciones en las cuales se podrá retirar y devolver la bicicleta: en la terminal de ómnibus, el Monumento, las plazas Sarmiento, Montenegro, Pringles, del Foro, 25 de Mayo y López, el parque España, las facultades de Ciencias Económicas, Ingeniería, Derecho y Medicina, La Siberia, la sede de la UTN, el Distrito Centro, la esquina de Oroño y San Juan y el museo Macro.

   Los rodados podrán alquilarse por día o por hora, pero no podrán usarse en forma continua durante más de un lapso establecido ya que se apunta a la rotación del servicio entre estaciones.

   Habrá 400 bicicletas con un diseño diferente a las convencionales en todas sus piezas para que, en caso de robos, sus partes no puedan ser utilizadas en bicicletas comunes. La tarifa del servicio deberá ser fijada por el Concejo Municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario