Edición Impresa

El municipio cerró 15 locales gastronómicos el fin de semana

El fin de semana largo deparó varias sorpresas en la ciudad. No sólo llegaron a Rosario cientos de turistas que gastaron unos 20 millones de pesos, sino que, paralelamente, la Intendencia...

Jueves 04 de Abril de 2013

El fin de semana largo deparó varias sorpresas en la ciudad. No sólo llegaron a Rosario cientos de turistas que gastaron unos 20 millones de pesos, sino que, paralelamente, la Intendencia cerró 15 comercios del rubro gastronomía. Algunos fueron clausurados preventivamente y a otros se les aplicó un "cese de actividades". Los operativos afectaron a cinco negocios de los patios de comidas de dos shoppings.

"La verdad es que el municipio está muy preocupado por la venta de alcohol a menores y también el expendio fuera de horario (está permitido sólo a mayores hasta las 23)", señaló el director de Inspección, Gregorio Ramírez, convencido de que "luego sobreviene el consumo en la vía pública con lo que eso conlleva". Sin ir más lejos, en ocasiones es común ver a decenas de adolescentes consumiendo bebidas en la costanera norte como "previa" al ingreso a los boliches.

El área dependiente de la Subsecretaría de Prevención y Seguridad Ciudadana trabajó en siete minimercados donde, en conjunto con la policía, se determinó que "los chicos salían con botellas de cerveza. Las agentes les pidieron los documentos a los clientes y se pudieron confirmar las irregularidades.

Por otro lado, el extendido fin de semana encontró a los empleados municipales en Corrientes y 3 de Febrero desde donde los vecinos venían haciendo denuncias contra el bar La Chamuyera. Según pudo saber La Capital, el local fue clausurado porque no sólo violaba las normas básicas de higiene, tal como detectaron inspectores del Instituto del Alimento, sino que, entre otras cosas contaba con baños inadecuados para funcionar y salidas de emergencia obstruidas.

La tarea siguió en Oroño y 3 de Febrero. Allí, el bar 1907 funcionaba a pesar de que ya se la había decretado un cese de actividades por no contar con habilitación. Como esa sanción no se cumplió, sobrevino la clausura.

La zona sur no quedó fuera de las acciones oficiales. En el Club Atlético Central Córdoba (San Martín 3250) funcionaba un "bailable" con violación de clausura y sin la autorización correspondiente, sostuvo una fuente de los sabuesos de la intendenta Mónica Fein.

Las recorridas por la ciudad incluyeron los dos más importantes centros comerciales. En ambos sitios, la sorpresa fue mayúscula al comprobarse que cinco locales de sus respectivos patios de comida no contaban con autorizaciones oficiales de funcionamiento. Se trata del restaurante Ave Caesar, donde además "la limpieza no era la deseada —indicó un inspector—" y el sector del pelotero de Mc Donald's, ambos en el Alto Rosario.

Por otro lado, los locales de alimentos de Portal Rosario Shopping: Arabian's King, Betos y Burger King tampoco tenían habilitación para funcionar y la higiene necesaria. En todos los casos, la Intendencia determinó un cese de actividades para que se regularicen las faltas en un plazo de alrededor de cinco días. "La verdad es que queremos ser responsables y contemplar las fuentes de trabajo en todos los emprendimientos", dijo Ramírez a la hora de llevar tranquilidad y a la espera de que se cumpla la normativa para efectuar la reapertura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS