Edición Impresa

El mundo árabe, entusiasmado con Barack

Sábado 11 de Abril de 2009

Estambul. — Los árabes están dispuestos a estrechar la mano que ha tendido el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Sobre todo su discurso esta semana ante el Parlamento turco ha sido bien recibido en Ryad, El Cairo y Damasco.

  Obama prometió en Ankara que Estados Unidos no volverá a vincular el Islam con el terrorismo. Pero hay una preocupación que persiste: que Obama no vaya a tomar tan en serio la creación de un Estado palestino como las estrechas relaciones que mantiene con Israel.

  "Su postura sobre el mundo islámico es nueva y merece nuestro reconocimiento", señala el ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Ahmed Abul Gheit. El jefe de la diplomacia egipcia, conocido más bien por sus comentarios breves y afilados, perece estar realmente encantado. De Obama dice que es un "visionario" que irradia credibilidad.

  El ministro sirio de Asuntos Exteriores Wal al Muallim, tampoco es precisamente conocido por sus elogios, pero afirmó estar contento por el discurso de Obama en Ankara. Agrega que como representante de un país secular no le interesa tanto por el respeto que Obama tributa a los musulmanes, sino más bien por su reconocimiento de que la solución de los "dos Estados" es la receta para solucionar el conflicto de Medio Oriente. Y advierte: "tenemos que averiguar cómo será la relación en el futuro entre Estados Unidos e Israel".

 

Khaddafy, elogioso. Hasta el jefe de Estado de Libia, Muammar al Khaddafy, quien ya tuvo diferencias con anteriores gobiernos de Washington, sólo encuentra palabras elogiosas para Obama. Al líder que más años lleva en el cargo en el mundo árabe le ha entusiasmado sobre todo el desarme nuclear. "Si sigue por ese camino, todos estaremos de su lado", promete.

  Incluso en la monarquía petrolera de Arabia Saudita, que al menos en temas de energía siempre se llevó de maravilla con el presidente Bush, también se ha desatado la euforia por Obama. "La promesa de Obama de introducir un cambio es verdadera, al menos eso parece", comenta el diario Arab News. Pero también Ryad considera que la seriedad con la que Obama intervenga en la solución del conflicto entre Israel y los palestinos es el examen en política exterior más importante que el nuevo presidente tendrá que aprobar en el mundo islámico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS