Edición Impresa

El ministro de Defensa israelí dice que Kerry es "mesiánico y obsesivo"

Las gestiones de Estados Unidos para acercar a Israel y Palestina entran en un cono de polémica. La administración de Obama rechazó las consideraciones sobre su secretario de Estado: "Son ofensivas e inapropiadas".

Miércoles 15 de Enero de 2014

El ministro de Defensa de Israel Moshe Yaalon calificó de "mesiánica" la búsqueda de paz entre palestinos e israelíes impulsada por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, según publicó un diario ayer, en lo que describió como comentarios realizados a puertas cerradas.

Las consideraciones no fueron ni confirmadas ni desmentidas por el gobierno. El Departamento de Estado norteamericano reaccionó rápido adelantando que "si (las declaraciones) se confirman, son ofensivas e inapropiadas".

El portavoz de Moshe Yaalon declinó hablar sobre el reporte de Yedioth Ahronoth, el periódico de mayor venta en Israel.

"El secretario de Estado John Kerry —quien ha venido a nosotros determinado y está actuando con una obsesión incomprensible y un sentimiento mesiánico— no me puede enseñar nada sobre el conflicto con los palestinos", declaró Yaalon, citado por el periódico.

"Lo único que puede salvarnos es que Kerry gane el premio Nobel y nos deje en paz", agregó.

El reporte fue publicado horas después de que el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, abandonó Israel, adonde asistió al funeral del ex líder Ariel Sharon y sostuvo conversaciones con el primer ministro Benjamin Netanyahu.

En comentarios formulados ayer a estudiantes en el sur de Israel y transmitidos por la radio del Ejército, Yaalon no se refirió al artículo en forma directa, pero pareció tratar de controlar posibles daños en los vínculos con Washington.

"Incluso si hubiera diferencias y fricción en varias discusiones, y las hay, éstas no deben afectar los intereses o metas comunes de Israel y Estados Unidos", sostuvo Yaalon.

Yedioth afirmó que Yaalon había manifestado sus críticas contra Kerry en conversaciones privadas antes de una de las recientes visitas de mediación del estadounidense a la región, pero no dio una fecha específica.

Kerry ha liderado una ofensiva diplomática en las últimas semanas para persuadir a Israel y a los palestinos —que en julio reanudaron negociaciones para establecer un Estado propio luego de una pausa de tres años— a que acepten una propuesta básica que aborda los temas centrales de su conflicto.

Yaalon ha planteado a menudo dudas sobre las posibilidades de alcanzar un acuerdo con los palestinos.

El ministro de Defensa es miembro del partido de derecha Likud de Netanyahu y un ex jefe del Ejército que fue reemplazado en ese cargo antes del retiro unilateral israelí de la Franja de Gaza en el 2005, medida a la que él se oponía.

Una voz disidente. La ministra de Justicia israelí y jefa de la negociación con los palestinos, Tzipi Livni, defendió a Kerry en su página de Facebook, elogiando lo que describió como su compromiso con el futuro de Israel.

"Uno puede objetar las negociaciones en forma práctica y responsable sin golpear y estropear las relaciones con nuestros mejores amigos", sostuvo.

Uno de los principales obstáculos en las negociaciones y donde se han evidenciado pocas señales de avances ha sido la demanda israelí a mantener una presencia militar bajo cualquier acuerdo de paz futuro en el Valle del Jordán, entre Jordania y la Cisjordania ocupada.

Kerry ha presentado a ambas partes ideas para los arreglos de seguridad en el Valle del Jordán, pero ni palestinos ni israelíes las han respaldado públicamente.

Según el artículo de prensa, Yaalon dijo: "El plan de seguridad de los estadounidenses no vale ni el papel sobre el que está escrito".

Yaalon ha planteado a menudo dudas sobre las intenciones de paz del presidente palestino respaldado por Occidente, Mahmoud Abbas, quien busca establecer un Estado en Cisjordania y la Franja de Gaza, con Jerusalén Oriental como su capital.

Yedioth citó a Yaalon cuestionando si Abbas —cuya Autoridad Palestina perdió el control de la Franja de Gaza ante sus rivales islamistas de Hamas en una breve guerra civil en el 2007— será capaz de permanecer en el poder en Cisjordania tras un eventual retiro israelí.

"Abu Mazen (Abbas) vive por nuestra espada", sostuvo, en alusión a la fuerza militar israelí que impide que Hamas lo desafíe en Cisjordania.

"En el momento en que salgamos de Judea y Samaria (Cisjordania), está acabado", declaró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS